Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Pascua Militar

Palacio Real de Madrid, 06.01.2014

Queridos compañeros,

Como cada 6 de enero, la conmemoración de la Pascua Militar me permite rendir un merecido homenaje de reconocimiento y gratitud a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, en presencia del Señor Presidente del Gobierno y los Señores Ministros de Defensa e Interior.

En esta celebración deseo recordar de manera  solemne,  a la vez que afectuosa y cercana, a miles de hombres y mujeres que sirven ejemplar y eficazmente a España y a los españoles,  dentro y fuera de nuestras fronteras.

Quienes estáis en este Salón del Trono representáis a la gran familia militar, a todos y cada uno de los compañeros que cotidianamente desarrollan su importantísima labor en todo el territorio nacional, a los que navegan en las aguas del Indico,  patrullan la frontera sur del Líbano con Israel,  afrontan operaciones en el continente africano o han recorrido los peligrosos caminos de Afganistán y de tantos otros lugares.

Hoy quiero agradeceros a todos vuestro compromiso y vuestro trabajo.

Vuestro compromiso, porque sé que vuestro servicio en el Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, los Cuerpos Comunes o la Guardia Civil, no es sólo una admirable elección profesional, sino que también implica una decisión personal que va mucho más lejos, ya que  es expresión de patriotismo, solidaridad y generosidad.

Y también vuestro trabajo, porque sé que desempeñáis vuestras funciones con el máximo rigor y excelencia. Lo hacéis contribuyendo a la mayor fortaleza de nuestro Estado de Derecho y a la defensa de los legítimos intereses de España en el mundo.

He seguido, al igual que el Príncipe de Asturias, las vicisitudes del duro año que ha pasado y soy plenamente consciente del enorme esfuerzo que estáis realizando por mantener las capacidades que se requieren para garantizar la seguridad y la defensa de nuestra Patria, en un escenario económico de gran complejidad.   Resulta por tanto imprescindible continuar avanzando por la senda que nos permita obtener el máximo rendimiento de los recursos y mantener la operatividad de nuestras Unidades

He seguido, al igual que el Príncipe de Asturias, las vicisitudes del duro año que ha pasado y soy plenamente consciente del enorme esfuerzo que estáis realizando por mantener las capacidades que se requieren para garantizar la seguridad y la defensa de nuestra Patria, en un escenario económico de gran complejidad.

Resulta por tanto imprescindible continuar avanzando por la senda que nos permita obtener el máximo rendimiento de los recursos y mantener la operatividad de nuestras Unidades.

Agradezco al Señor Ministro de Defensa la amable felicitación, el sentimiento de lealtad y los buenos deseos que me ha transmitido en nombre de las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil, así como su detallado balance sobre las actividades desarrolladas, las reformas acometidas y el trabajo realizado con nuestros socios y aliados.

Y le agradezco, muy especialmente, su reconocimiento de los valores que guían el comportamiento del militar.

Unos valores que han puesto de manifiesto los miembros de la Institución Militar que han entregado su propia vida en el cumplimiento del deber. Quiero agradecerles su espíritu de sacrificio y su valor, dedicarles un recuerdo emocionado y expresar a sus familias todo mi afecto, solidaridad y apoyo.

Os animo a perseverar en vuestra ejemplaridad y en vuestra vocación de servicio. A seguir transmitiendo confianza y serenidad. A continuar trabajando unidos por la seguridad y el bienestar del conjunto de los españoles A ser, de esa manera, los primeros en ofrecer y los últimos en recibir. Esa es la grandeza de la milicia, la vuestra.

Nuestra sociedad responderá siempre a vuestra generosidad con su reconocimiento y admiración, como reflejan las encuestas. Y yo, como siempre, sentiré el orgullo de ser vuestro Jefe.

Para finalizar, junto a la Reina y los Príncipes de Asturias, os expreso de corazón los mejores deseos de paz y prosperidad en este año; deseos que hago extensivos a vuestras familias que os apoyan en cada destino, en cada ausencia, en cada curso, en cada momento de vuestra vida profesional.

¡Viva España!

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Jarduerak