Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del Edificio "Miguel de Unamuno" de la Universidad Carlos III.

Madrid(Campus de Colmenarejo), 14.03.2002

L

a inauguración de un centro de enseñanza es siempre un momento de júbilo y esperanza, porque la educación es la mayor riqueza que una sociedad puede aportar para sus ciudadanos. Con este Edificio Miguel de Unamuno de la Universidad Carlos III de Madrid, en el Campus de Colmenarejo, estamos celebrando hoy la puesta a disposición de las familias de Madrid y de toda España, de unas instalaciones modernas y bien dotadas, que reciben ya a mil estudiantes y que acogerán a casi tres mil cuando el proyecto esté terminado.

Estamos ante un jalón más del buen desarrollo de la enseñanza universitaria en la Comunidad de Madrid, que mantiene una red de Universidades públicas con un nivel notable de calidad y excelencia. A las Universidades más consolidadas se han unido en los últimos años esta Universidad Carlos III y la Universidad Rey Juan Carlos, que han completado el mapa académico superior en la zona sur de Madrid, y ahora en la sierra Noroeste, zona en progreso y crecimiento demográfico que desde hace dos años cubre este Campus, y que hoy da un significativo paso adelante en su desarrollo.

Mi estancia en la, para mí muy querida, Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Madrid, me ha hecho apreciar directamente el valor eminente de una formación universitaria exigente en la transmisión de sus valores esenciales, y atenta a su función social y a las exigencias de nuestro tiempo.

A los contenidos clásicos de la enseñanza superior: impulso del espíritu científico, de la libertad crítica que renueva y amplía el horizonte colectivo, y formación de ciudadanos conscientes de sus derechos a la vez que de sus deberes, se unen hoy otros nuevos y no menos urgentes: la preparación de profesionales capaces de liderar proyectos de progreso para todos, y la preocupación por facilitar el acceso a la Universidad a cuantos lo merezcan, salvando las fronteras geográficas, sociales y económicas que pudieran obstaculizarlo o impedirlo.

El lema de la Universidad Carlos III, el hermoso texto de Séneca "Homo homini sacra res", el hombre es cosa sagrada para el hombre, nos señala este nuevo humanismo, en el que la dignidad de la persona y la iniciativa individual se dirigen al servicio de los demás y fundan una convivencia y solidaridad más conscientes y más activas, ahora y hacia el futuro.

Estoy seguro de que este edificio, que lleva el nombre de un gran universitario y de un gran español, contribuirá a insertar y acrecer con este espíritu la excelente tradición universitaria madrileña y española.

Y termino felicitando a la Universidad Carlos III por esta iniciativa y su significado, y al Gobierno de la Comunidad por su buen hacer en el ámbito educativo de nuestra Región.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+