Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto de entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes

Cádiz, 10.06.2002

M

e satisface encontrarme en Cádiz en esta ocasión solemne de la entrega de las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes.

Esta ciudad trimilenaria, en la que se asentaron los fenicios, los romanos y los árabes, y que ha estado siempre estrechamente vinculada con Hispanoamérica, es un escenario que por todas partes nos recuerda la riqueza y la variedad de nuestra cultura.

El cruce de civilizaciones ha creado aquí una corriente siempre viva de convivencia y de apertura que impregna el espíritu gaditano. Además, Cádiz, cuna de nuestro constitucionalismo, ha sido siempre una atalaya de la libertad.

Todas estas razones dan un significado especial a la celebración de este acto.

Lo que hoy premiamos es, de una parte, el talento creativo, que da fe de la madurez de un país, y de la calidad de quienes lo encarnan en su vida y en su obra; y, de otra, la sensibilidad y la vocación de quienes lo hacen accesible, poniendo el arte a disposición de todos, estimulando su continuidad y crecimiento, y convirtiéndolo en algo vital para nuestra conciencia colectiva. No sólo para admirarlo, sino también para compartirlo.

Os doy las gracias a cuantos hoy recibís estas Medallas, porque con vuestra obra nos habéis hecho más humanos, habéis elevado la cota de nuestra sensibilidad, habéis alimentado nuestras más nobles ambiciones y, sobre todo, nos habéis hecho disfrutar.

Habéis logrado, cada cual en su estilo propio, conjugar la sencillez y la complejidad de una cultura que es el resultado de la sabiduría de un pueblo, y cuyas expresiones son múltiples y diversas. Porque España, como Cádiz, es la suma de muchas tradiciones y de muchos espíritus innovadores, que se manifiestan de mil y una formas.

Por eso, las Medallas de Oro al Mérito en las Bellas Artes premian tanto al artista tradicional, cuyas raíces se funden en el nacimiento mismo de la civilización mediterránea, como al genio más audaz y moderno, al autor que usa la técnica para transmitir la belleza, y crea obras actuales, reconocidas mundialmente.

Estas distinciones también recompensan a las figuras, no siempre suficientemente reconocidas, del mecenas, del conservador y del divulgador del arte. A quienes saben reconocer el valor artístico en los demás y dedican su trabajo y su vida a apoyarlo y a protegerlo. Y a quienes destacan en la difícil vocación de explicarlo para que podamos gustarlo, y sobre todo asumirlo, con la razón y con la emoción.

También quiero felicitar en particular a aquellos que se dirigen a la infancia y a la juventud, a los artistas que han sabido ver en los jóvenes un público atractivo y exigente. Su dedicación tiene un valor mayor cuando se transmite, a lo largo de los años, de padres a hijos, cuando son muchas las generaciones que han disfrutado de vuestras obras.

Una vez más, queremos expresar con nuestra presencia el compromiso que la Corona tiene con los hombres y mujeres de las artes y la cultura.

A través del homenaje que os rendimos, os queremos transmitir nuestro respeto por vuestra obra y os queremos alentar para que continuéis vuestro excelente trabajo. España necesita personas de vuestra talla, que impulsen la creación artística y que nos engrandezcan como colectividad.

Sois realmente afortunados, porque, con esfuerzo y sacrificio, habéis podido consagraros al y para el arte. Por eso vuestra obra permanecerá como ejemplo para quienes sigan vuestro camino en el tiempo venidero. Recibid, pues, mi aplauso más sincero y mi reconocimiento más profundo.

Enhorabuena, y muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+