Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Asamblea de la Fundación Cotec para la innovación tecnológica

Madrid, 25.06.2003

T

engo de nuevo la satisfacción de presidir este acto, que representa una oportunidad anual en la que empresarios, académicos y las distintas Administraciones del Estado reafirman ante la sociedad española su compromiso con la innovación tecnológica.

Una faceta del conocimiento y del progreso en la que las sociedades desarrolladas deben depositar su confianza como clave para el futuro, porque con ella el saber científico y tecnológico se convierte en bienestar social.

La innovación tecnológica implica un incremento de la creatividad. Su existencia está condicionada por el entorno competitivo de la empresa, por la tecnología disponible en cada caso, por una actitud favorable de la sociedad y por el acierto en una serie de decisiones estratégicas.

Por estas razones, la innovación necesita de la atención y del compromiso de todos, y en particular de las empresas, como agentes imprescindibles en el proceso de transformar el avance del conocimiento en riqueza para que sus beneficios alcancen a toda la sociedad.

Para conseguir este objetivo, la empresa necesita contar con un entorno estimulante, el apoyo de las Administraciones, y un sistema financiero que acepte compartir los riesgos que entrañan las actividades innovadoras.

La innovación surge naturalmente del sustrato de una formación científica de calidad. Pero el paso de la ciencia a la tecnología es un camino difícil, y requiere actitudes y habilidades específicas.

De ahí la necesidad de una estrecha comunicación entre el mundo académico y el tejido productivo, que sea capaz de generar o promover, en las Universidades y centros de investigación, tecnologías directamente aprovechables por las empresas más próximas.

En los años de vida de Cotec, que desde su constitución he seguido atentamente, he podido constatar cómo hemos ido profundizando y desarrollando nuestras ideas sobre las consecuencias de la innovación tecnológica y la mejor manera de gestionarla y fomentarla. La influencia de Cotec en España y fuera de España ha sido, sin duda, muy positiva. Sus ideas se han ido transformando en realidades, que han tenido un impacto visible en la situación española.

Sin embargo, y pese a los avances conseguidos, no podemos darnos por satisfechos, aun cuando nos sorprendan positivamente las variaciones anuales. Parece lógico esperar que en los próximos años sean todavía más visibles las consecuencias del sostenido aumento de la I+D empresarial, de la preocupación regional por la innovación, y de nuevos instrumentos de fomento que ya se están aplicando.

Esta labor de sensibilización, explicación, evaluación y seguimiento desde el ámbito privado, que ha venido acreditando año tras año Cotec, puede justificar el valor que han atribuido a su fórmula nuestros países vecinos, Italia y Portugal, que hoy cuentan con instituciones similares, presentadas a sus respectivas sociedades en actos solemnes, a los que me ha alegrado profundamente asistir.

Con ellas, Cotec España ha iniciado una colaboración prometedora, por cuanto supone de oportunidad para el intercambio de experiencias beneficiosas, y de creación de una visión común sobre los problemas de la innovación.

Cotec España, Cotec Italia y Cotec Portugal pueden y deben aspirar a contribuir, gracias a su valioso respaldo empresarial, a que las políticas de fomento de innovación de la Unión Europea tengan más presentes la realidad y las necesidades de los países del sur de Europa.

Al animaros a consolidar esta extensión europea de Cotec, no puedo dejar de insistir en la importancia de sus acciones regionales. Si el Cotec mediterráneo ha sido la buena noticia de este año, el anterior pudimos celebrar la culminación de la incorporación al Patronato de todas las Comunidades Autónomas.

Finalmente, quiero subrayar que considero un signo de vitalidad el anuncio de un nuevo "Plan Estratégico", precedido de un debate para valorar los retos y oportunidades de la situación actual de la innovación tecnológica española. Una muestra más del firme compromiso con el futuro de nuestro país, que los Patronos de Cotec habéis asumido con ejemplar altruismo y generosidad, y profunda visión de futuro.

Se trata de consolidar lo ya conseguido y, desde esa base, impulsar la labor de Cotec de cara al porvenir, conforme a las nuevas necesidades y realidades de la innovación en España.

Gracias por este esfuerzo intenso y duradero, muestra de una permanente ilusión y voluntad de contribuir al mayor bienestar y crecimiento de todos los españoles. Una tarea vital para el futuro de España, que bien sabéis cuenta con mi más firme apoyo y aliento.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+