Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la cena de gala en honor de la Presidenta de la República de Letonia.

Madrid(Palacio Real), 18.10.2004

S

eñora Presidenta,

Constituye un motivo de especial satisfacción daros nuestra más cordial bienvenida a España, junto a Vuestro esposo.

Atribuimos a Vuestra Visita de Estado una singular importancia como símbolo de la nueva dimensión cualitativa que deseamos imprimir a nuestras relaciones, tras el ingreso de Letonia en la Unión Europea y en la Alianza Atlántica.

La última ampliación de la Unión Europea ha permitido que Letonia y España se hayan reencontrado en el marco del proyecto de integración europea.

Letonia posee títulos más que sobrados como parte de la familia europea, en cuya cultura brilla con luz propia.

La pertenencia de Riga a la Liga hanseática; la publicación en dicha ciudad de la primera edición de la "Crítica de la razón pura", de Enmanuel Kant, o su condición de joya europea de la arquitectura modernista, son sólo algunos ejemplos que lo atestiguan de forma elocuente.

Letonia recuperó su independencia, hace ya casi tres lustros, gracias a su determinación y esfuerzo. Hoy constituye un ejemplo de cómo un país, merced a las importantes reformas políticas y económicas de los últimos años, ha podido integrarse en las instituciones europeas y atlánticas.

Señora Presidenta,

La relativa juventud de las relaciones hispano-letonas no debe ocultarnos la existencia de vínculos anteriores sobre los que seguir construyendo en el futuro.

Queremos recordar a Ángel Ganivet, Cónsul General de España en Riga en 1898, quien tanta atención dedicó al cultivo de nuestros lazos culturales y comerciales.

Hoy debemos intensificar nuestras relaciones culturales, educativas y científicas, al amparo de los Convenios vigentes y los de próxima conclusión, que junto al progresivo incremento de los flujos turísticos, constituyen instrumentos esenciales para lograr un mejor conocimiento mutuo.

Depositamos importantes expectativas en el Foro de Empresarios, que se abre mañana, para el desarrollo de nuestras relaciones económicas, tanto en materia comercial como de inversiones.

Señora Presidenta,

España, que ha vivido desde su integración en la Unión Europea una de sus más ambiciosas y esperanzadoras transformaciones, es hoy un país moderno, orgulloso de su pluralidad y diversidad y que mira al futuro con confianza.

Aspiramos a un mundo más justo, más próspero y más solidario en el que prevalezcan la paz y el respeto a los derechos humanos, y en el que se destierre para siempre la barbarie terrorista. España se propone avanzar hacia esa meta impulsando un multilateralismo eficaz, en torno a las Naciones Unidas y con pleno respeto del Derecho Internacional.

Como vía para erradicar la pobreza incrementaremos nuestra ayuda al desarrollo de manera progresiva, con vistas a llegar al 0,7% de nuestro Producto Interior Bruto en el más breve plazo posible.

España está firmemente comprometida con la revitalización del Proceso de Barcelona, cuyo décimo aniversario vamos a celebrar en 2005, y tratará de impulsar un pacto político entre ambas riberas del Mediterráneo, que permita convertirlo en escenario de paz.

Se impone contribuir con iniciativas concretas a la solución del conflicto árabe-israelí. Repudiamos y condenamos rotundamente la violencia y el terrorismo. Cuando el odio y la negación del otro imperan, la violencia y la destrucción se convierten en regla. Por eso, debemos trabajar para superar el horror del presente y alcanzar un futuro de convivencia pacífica y de prosperidad compartida.

Desde esa dimensión mediterránea y estrecha vinculación iberoamericana, ejes prioritarios de nuestra acción exterior, España comprende las exigencias que para Letonia se derivan de su pertenencia al área báltica, tanto en términos de seguridad y cooperación regional, como de medio ambiente y desarrollo económico concertado.

Señora Presidenta,

La Unión Europea es un espacio singular de paz, libertad y progreso.

En este momento, estamos ante el reto de la ratificación del Tratado Constitucional Europeo, por lo que supone como carta de derechos y de ciudadanía, agilización de las instituciones europeas y fortalecimiento de la Política Exterior y de Seguridad Común.

Este proyecto aspira a que la construcción de la Unión Europea ampliada se consolide como una realidad política que trascienda su dimensión económica.

Su aprobación, que en España se someterá a referéndum, debe abordarse con perspectiva y amplitud de miras, pensando en el futuro de los europeos.

España aspira a la construcción de una Europa que preserve la cohesión económica y social entre sus Estados miembros; que siga cimentando un verdadero espacio de libertad, seguridad y justicia para todos; y que promueva una Política Exterior y de Seguridad Común que le permita hacer oír su voz y defender los valores que propugna, tanto en el continente europeo como en el resto del mundo, en estrecha colaboración y complementariedad con nuestra pertenencia a la Alianza Atlántica.

Señora Presidenta,

Tras casi dos décadas en la Comunidad Europea, España da fe del éxito de la política de cohesión europea, cuya continuación defendemos como dimensión fundamental del proceso de integración.

Por esta razón, deseamos contribuir activamente, con nuestra experiencia, a que Letonia sea también otro gran éxito de la política de cohesión europea.

Son muchos los puntos en común que comparten Letonia y España. Quiero destacar nuestra antigua tradición marinera, que nos ha llevado a desarrollar especiales vínculos trasatlánticos.

Nuestra condición de socios y de aliados refuerza nuestra convicción de que el futuro hispano-letón presenta múltiples oportunidades que debemos promover y aprovechar.

En esta nueva Unión Europea ampliada, se abre un mayor espacio para la cooperación bilateral. También, para poder trabajar juntos de manera eficaz en el plano comunitario, deberemos conocernos mejor y acostumbrarnos a contribuir con otros países a aportar soluciones a los problemas que vayan planteándose.

Señora Presidenta,

Para concluir quiero asegurarle, que Letonia podrá contar siempre con España para aportar cuantos esfuerzos solidarios resulten precisos para el bien de nuestros países y el futuro de Europa.

Con ese espíritu, levanto mi copa por Letonia y el pueblo letón, por el fortalecimiento de nuestras relaciones bilaterales en el seno de la gran familia europea, y por Vuestra ventura personal y la de Vuestro esposo.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+