Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Recepción a la Colectividad Española

Sao Paulo -Brasil-(Hotel Gran Meliá Mofarrej), 24.02.2005

M

uchas gracias a todos, de corazón por vuestra calurosa y cariñosa acogida y sobre todo por el sacrificio que muchos de vosotros habéis tenido que realizar para poder compartir con nosotros estos momentos, viniendo de lejos o superando complicaciones laborales o personales.

Nos alegramos mucho de estar con todos vosotros. Para la Princesa y para mí éste es un momento particularmente entrañable de nuestra estancia en São Paulo a donde llegamos anoche en el marco de nuestra primera Visita Oficial a Brasil.

En esta Visita resultaba obligado acercarnos a São Paulo por muchos motivos, empezando por su vinculación histórica con España que se remonta a la misma fundación de la ciudad. El año pasado se cumplieron precisamente cuatro siglos y medio desde que aquellos jesuitas españoles, encabezados por el beato José de Anchieta y por Marcel de Lóbrega, fundaran el colegio que dio origen al poblado de São Paulo de Piratinga.

Desde entonces, han sido ya muchas las generaciones de españoles se han establecido en esta tierra tan fecunda como acogedora. Muchas oleadas de emigrantes españoles, en circunstancias no siempre fáciles, han contribuido con esfuerzo y sacrificio a la creación de riqueza a lo largo de la inmensa geografía brasileña. Los miembros de la comunidad española de São Paulo y del Brasil entero habéis sido un ejemplo de laboriosidad, solidaridad y plena integración en la sociedad brasileña.

Por todo ello, constituye un orgullo y una satisfacción comprobar que vuestra contribución como españoles al desarrollo de este país es continuadora de una tradición de siglos que, en nuestros días, no sólo se mantiene viva, sino que se ha ampliado y diversificado a nuevos sectores con gran potencial de futuro.

En efecto, hoy también grandes sectores empresariales como la banca, la energía o las telecomunicaciones, cuentan con una destacada presencia española en este país. Su activa participación en la economía brasileña demuestra que España ha apostado firmemente por Brasil, con un compromiso estratégico y de largo plazo. Ese compromiso, en su vertiente inversor, es el que ha sido objeto del importante Foro organizado por el ICEX que hemos abierto hoy en São Paulo.

También merece destacarse la contribución española al desarrollo académico y cultural de este país a través de instituciones como el Colegio Miguel de Cervantes y los restantes Centros y Asociaciones, cuyos destacados representantes hoy nos acompañan. Una admirable labor que dispone de nuevos instrumentos para seguir proyectándose hacia el futuro.

Precisamente, esta mañana inauguramos la sede del Instituto Cervantes en São Paulo, el primero de los ocho centros que se van a abrir en Brasil en los próximos meses. Es la mejor prueba del importante esfuerzo que España desea desplegar en la difusión de nuestra lengua y cultura en Brasil, comenzando por el estado de São Paulo.

Os reitero nuestra alegría al poder acudir a este encuentro con todos vosotros durante nuestra estancia en Sao Paulo, participar aunque sea brevemente de vuestras ilusiones e inquietudes, y conocer los perfiles de la colectividad española aquí asentada. En este sentido, no olvidamos la destacada labor de las entidades españolas volcadas durante años en la asistencia social, sanitaria o la ayuda a los más desfavorecidos. Entidades como la "Sociedad española de Socorro Mutuos de São Paulo", creada en 1898, o el "Centro Español y Repatriación de Santos", fundado en 1895, subrayan ese esfuerzo colectivo de solidaridad de los residentes españoles en Brasil, que nos honra y enorgullece a todos.

Hoy, todos los centros y asociaciones siguen contribuyendo a materializar ese sentimiento de solidaridad hacia los emigrantes más necesitados. Les animamos a continuar desarrollando esta labor generosa y ejemplar de cohesión y apoyo a la colectividad española.

Termino ya. No quiero extenderme más para dejar tiempo suficiente para que podamos la Princesa y yo conversar personalmente con vosotros. Pero antes permitidme que os exprese, en nombre de los dos, nuestra gratitud por haber venido, nuestro más profundo afecto y nuestros mejores deseos para vuestro futuro, que sea próspero y feliz, tanto en lo personal como en lo profesional.

Gracias a todos.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+