Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Inauguración del Centro Instituto Cervantes en Sao Paulo

Sao Paulo -Brasil-, 24.02.2005

Q

uisiera comenzar mi intervención dando las gracias al Señor Ministro y al Señor Alcalde por sus amables palabras y a todos ustedes por su presencia en este acto de inauguración del nuevo centro del Instituto Cervantes en São Paulo. Una presencia que constituye la mejor prueba de que el sincero afecto y la corriente de simpatía mutua que une a brasileños y españoles, tiene en buena medida su origen en la cercanía de nuestras lenguas y en el creciente atractivo mutuo que liga a nuestras dos culturas.

A la Princesa y a mí, inaugurar este centro en el marco de nuestra Visita Oficial a Brasil nos llena de ilusión y nos permite subrayar la firme voluntad de España de impulsar la dimensión cultural de nuestras relaciones bilaterales con Brasil y más concretamente de atender al creciente interés que suscita nuestra lengua en este país. Y Para ello contamos ahora con el inestimable apoyo de una entidad, como el Instituto Cervantes, de probado dinamismo, gran eficacia y un prestigio internacional. Ya muy consolidado. Es siempre un verdadero placer ayudar de cualquier forma a la labor tan encomiable que el Cervantes realiza ampliando horizontes y compartiendo nuestra cultura con el resto del mundo.

Con la apertura de este centro, España desea asimismo reforzar los estrechos vínculos de todo orden que unen a São Paulo con España. Unos vínculos que arrancan desde la misma fundación de esta ciudad en la que, hace poco más de 450 años, participó de forma decisiva un ilustre español, el jesuita tinerfeño José de Anchieta. Fiel às suas origens, São Paulo tem sido a porta de entrada ao Brasil e um destino almejado por aqueles que, durante séculos, chegaram a esta admirável terra à procura de horizontes mais amplos. Entre eles, sempre houve muitos espanhóis que encontraram aqui um lugar especialmente acolhedor e hospitaleiro para viver.

Los frutos de la tolerancia y de la capacidad de integración de esta gran ciudad saltan a la vista de todos. Su espíritu mestizo alienta la creatividad. São Paulo, al tiempo que se vuelca en la educación, es hoy la ciudad de la modernidad cultural, del arte, del urbanismo y del diseño, así como urbe abanderada del pulso económico de Brasil.

Es también la ciudad a la que una nueva generación de españoles ha venido a colaborar en el desarrollo del país al frente de numerosas empresas representativas de los principales sectores económicos de España.

Por todos estos motivos, resulta lógico que São Paulo haya sido el punto de partida del Instituto Cervantes en Brasil. Felicitamos al Director del Instituto Cervantes, al Director de este centro y a cuantas personas han hecho posible su apertura, por el esfuerzo que han demostrado y el resultado que podemos comprobar hoy. A las autoridades locales les expresamos nuestro sincero agradecimiento por la colaboración prestada.

Señor Ministro,

Señor Alcalde,

Señoras y señores,

Brasileños y españoles compartimos muchas cosas, lazos históricos, políticos y económicos, culturales y sociales, incluso tenemos con mucha frecuencia objetivos e intereses coincidentes, complementarios o convergentes, tanto en los temas bilaterales como en los multilaterales.

Pero como decía, junto a todo ello, nos liga asimismo de forma especial el que hablemos dos lenguas hermanas que, además de disponer de un origen común, son las dos lenguas románicas más extendidas en el mundo. Ambos idiomas comparten, además, espacios contiguos tanto en América como en Europa. Esta vecindad y base lingüística común constituyen un estímulo para la colaboración entre los países iberoamericanos, tal como se ha conseguido en el caso de Mercosur.

El acercamiento entre las sociedades de lengua española y portuguesa contribuye también de forma decisiva a promover su uso en diversos foros internacionales, así como a impulsar la proyección exterior de nuestras respectivas culturas.

Por otro lado, España está dispuesta a incrementar su colaboración con las autoridades educativas y con las universidades del Brasil para atender, tanto a la formación de profesores de español, como a las necesidades de los estudiantes que deseen aprenderla por su condición de segunda lengua de comunicación internacional. Deseamos así mismo impulsar dicha colaboración para promover de manera conjunta un espacio común para el desarrollo de las industrias culturales. Estamos convencidos de que el resto de los países hispanohablantes se sumará a este generoso esfuerzo.

La inauguración oficial de un nuevo centro del Instituto Cervantes en São Paulo es la mejor prueba de esa renovada voluntad de colaboración que anima a España respecto de Brasil. Un centro al que hay que añadir el de Río de Janeiro, así como los otros siete centros que muy pronto entrarán en funcionamiento en Brasilia, Recife, Curitiba, Salvador de Bahía, Florianópolis, Porto Alegre y Belo Horizonte. Como se acaba de decir, todo ello configura a Brasil como el país del mundo con la mayor red de centros del Instituto Cervantes, algo que me alegra poder constatar en el transcurso de nuestra Visita Oficial a este gran país amigo.

Hoy, el Instituto Cervantes encarna el espíritu de colaboración lingüística y cultural de los países hispanohablantes, y por eso puede considerarse tanto una institución española como hispanoamericana. Desde esta perspectiva, el Instituto enseña nuestra lengua común y da a conocer la producción cultural que se expresa en español, independientemente de la nacionalidad de origen de los creadores. No podía ser de otra manera, porque lleva el nombre del escritor que representa a todos los hispanohablantes y de cuya obra maestra, el Quijote, se cumplen precisamente ahora los 400 años de la publicación de su primera parte.

Si los brasileños y españoles, como decía al comienzo estamos unidos por una profunda corriente de simpatía mutua, debemos ser cada vez más conscientes de las posibilidades de fecunda interrelación en materia lingüística y cultural. Por eso debemos promover nuestra cooperación y el mejor conocimiento mutuo de esa diversidad cultural que nos enriquece.

Concluyo ya mis palabras subrayando la voluntad de España de reforzar nuestra cooperación lingüística y cultural. Tenemos la esperanza de que, con el apoyo de todos ustedes, este centro sirva de plataforma privilegiada para el entendimiento hispano-brasileño en esta inmensa ciudad de Sao Paulo, faro privilegiado de la pujanza de Brasil de hoy y promesa de futuro para toda Iberoamérica.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+