Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.A.R. el Príncipe de Asturias en el acto de inauguración de la XII Asamblea General de la Unión Europea de Radiotelevisión

Oviedo, 19.04.2006

a

ndldquo;Graciasandrdquo; y andldquo;esperanzaandrdquo; son dos de las palabras más hermosas y expresivas de la lengua española. Con ellas quiero iniciar esta intervención para manifestarles nuestra gratitud porque hayan acordado que esta importante Asamblea General de la Unión Europea de Radiotelevisión se celebre en este Principado bajo los auspicios de nuestra Fundación; y para decirles, al mismo tiempo, que tenemos la firme esperanza de que su estancia entre nosotros sea tan fructífera como inolvidable.Presidir el Acto de inauguración de esta duodécima Asamblea General, es para la Princesa y para mí un gran honor y satisfacción, que nos permite darles la bienvenida a España, y en concreto a esta querida ciudad de Oviedo, capital del Principado de Asturias -al que siempre nos es tan grato regresar-.Nos ilusiona saber que el hecho de que hayan decidido reunirse en España por primera vez, precisamente en Asturias, representa un importante reconocimiento a las virtudes y atractivos de esta tierra, así como a la labor que, desde su creación, viene realizando nuestra Fundación.Nacida aquí, en esta misma tierra, y gracias a la extraordinaria labor de las personas que con altura de miras la apoyan, dirigen o cooperan con ella, la Fundación ha dado no pocas pruebas de generosidad, de entrega a las causas más nobles, de fortaleza y de dignidad a lo largo de su historia. A través de sus Premios, cuyo Veinticinco Aniversario estamos celebrando, la Fundación ha sabido valorar la tarea de quienes tantas veces en la soledad de un laboratorio, en una humilde habitación, o en cualquier rincón del planeta abren sacrificadamente nuevos horizontes al conocimiento o luchan por el progreso y la libertad de todos.Nuestros galardones han ido creciendo a lo largo de estos años de manera muy firme en prestigio y reconocimiento, tanto dentro como fuera de España. Son la expresión más viva de nuestra convicción de que sólo a través de las maravillosas aventuras de la creación, sólo por medio de la concordia, de la cultura y de la cooperación entre los pueblos es posible una Humanidad mejor. Creemos, como dijo Albert Camus, que no hay un solo sufrimiento aislado, un solo ataque a la libertad en el mundo, que no repercuta en nuestras vidas y en nuestra libertad.Nos ilusiona pensar que estos valores inspiran y guían la actividad de las televisiones europeas reunidas en esta Asamblea y que, por ello, nos espera un futuro de mayor cooperación para que nuestros ideales comunes puedan ser difundidos en el espacio europeo y desde Europa hacia el mundo. Una tarea llamada a reafirmar la creencia en que la dignidad del ser humano anida y florece precisamente en la búsqueda del conocimiento, en la creación de belleza, en la posibilidad de aprendizaje, en la extensión de la educación y de la cultura.En un mundo cada vez más interrelacionado y en vertiginoso cambio, los medios de comunicación -y la televisión particularmente- juegan un papel fundamental e insustituible. Además de informar, a través de ellos se transmiten conocimientos, se narran acontecimientos y se analizan y estudian las circunstancias en las que estos se producen, casi de manera inmediata.La televisión es, en particular, un instrumento de comunicación sin igual, que parece haber puesto el mundo a nuestro alcance. Es quizás el más influyente de los medios de comunicación de nuestro tiempo.Hacer de la televisión un poderoso vehículo de convivencia, de cultura, de formación, especialmente de nuestros jóvenes, de transmisión de los valores que ennoblecen al ser humano, es un reto permanente que la misma sociedad reclama con insistencia.La responsabilidad que comporta esta función social resulta evidente, sobre todo si tenemos en cuenta la importancia que para millones y millones de personas tiene la televisión. Se trata de buscar la verdad y de comunicarla, de convertirla en el valor máximo, en la guía de nuestras vidas, favoreciendo el entendimiento y la convivencia. Una verdad necesariamente unida a la libertad y a la independencia.Sabemos muy bien que el verdadero impulso y los mejores logros de Europa están en el cultivo del espíritu de sus hombres y mujeres, en ese maravilloso friso de culturas de las que todos nos sentimos orgullosos.Las televisiones públicas asociadas en la Unión Europea de Radiotelevisión son un medio para seguir defendiendo los valores de la paz, la libertad y la justicia, para educar, para seguir sembrando cultura; y para que los temores de uno de nuestros insignes premiados, Giovanni Sartori, de que la palabra pueda ser destronada por la imagen, de que lo visible pueda oscurecer y extraviar nuestro pensamiento, se transformen en el sueño de otro no menos ilustre de nuestros galardonados: el profesor George Steiner, y su esperanza de que las grandes ideas humanas, las artes, las humanidades, la creación de belleza nunca dejen de ser las fuerzas que conformen el espíritu europeo.A finales de octubre, cuando el otoño embellece aún más a esta ya de por sí hermosísima tierra, celebramos desde hace un cuarto de siglo la solemne ceremonia de la entrega de los Premios que llevan mi nombre. Una ceremonia llena de emotividad, de mensajes profundos, de exaltación de lo mejor del ser humano, y por ello, plena de esperanza en un mundo mejor marcado por los valores de la ejemplaridad, de la libertad y del conocimiento. Espero que la proyección que han visto hace unos minutos les haya ilustrado de lo que significan los Premios y nuestra Fundación.Les esperamos este año, como se dice en esta tierra, con los brazos abiertos.De nuevo, gracias por su invitación para presidir este Acto. Les deseamos una feliz estancia en España y muchos éxitos en el desarrollo de sus trabajos. Un deseo al que unimos la expresión de nuestro reconocimiento y felicitación por la importante labor que desempeñan al servicio de Europa y de los europeos.Levantamos la sesión y me honra declarar inaugurada la XII Asamblea General de la Unión Europea de Radiotelevisión.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+