Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al recibir la Medalla de Oro de Galicia

La Coruña(Santiago de Compostela), 02.06.1985

S

eñor Presidente de la Xunta, señores Conselleiros, la paz y la laboriosidad de Galicia son garantías del futuro de España. Esta Medalla que me acabáis de entregar, la recibo como una prenda de incalculable valor que refleja la identidad y vinculación de la Corona con esta tierra. No me la dais, por tanto, como un recuerdo solamente, sino que para mí representa un compromiso activo que me unirá siempre a vosotros.

Es, también, una prueba de afecto en la que reflejáis la solidaridad de esta Comunidad con los grandes objetivos de justicia y libertad que como Rey defiendo y defenderé en todo momento, pues en ellos y con ellos seremos un pueblo grande, una familia unida, contribuyendo como hacéis los gallegos, generación tras generación, a la grandeza de nuestra patria universal.

En vuestros contactos conmigo, mostráis siempre, señor Presidente, con la prudencia, moderación y firme voluntad que son patrimonio del estilo de vida galaico, los problemas que acucian a este vasto país que tanto queremos. Afirmáis así la necesidad de una tarea continua en la que todos debemos poner lo mejor de nosotros mismos. Esta Xunta vale lo que valen sus obras y todos sabemos que tras de éstas, hay un firme propósito de conseguir el desarrollo propio que los gallegos se han ganado ya desde hace mucho tiempo con su trabajo.

Se dice con razón que Galicia es pueblo bien dolido porque ha sabido oponer a las dificultades de la historia, corazón y coraje. Constituís un pueblo que ha respondido siempre con las mejores armas en la lucha por supervivencia: la entrega a los demás, el respeto al trabajo de las generaciones anteriores y el amor -profundo amor- al solar propio.

Por eso os digo que, como Rey de España, yo quiero ejercer de gallego: serlo desde el sentimiento y la unión más fuerte con vosotros y vuestros hijos.

Aquí, ante el patrón de Santiago y también frente a la mar oceana, esa mar que es eterno camino de ida y vuelta para las estirpes galaicas de las que somos deudores, os he convocado, una y otra vez, con toda España, a ser fieles al destino común, y a persistir en nuestra grandiosa lección de pueblo libre. Yo os pido ayuda para esa empresa en toda a terra nosa de España.

Me entregáis, señor Presidente, señores de la Xunta, una medalla y la Reina y yo os damos para Galicia nuestro corazón. Ofrecemos a este pueblo cuanto de más valioso poseemos: la fe en Galicia y en España.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+