Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el homenaje a Juan Luis Vives

Valencia, 09.11.1992

M

uchas gracias, señor Rector, por vuestras palabras de bienvenida, a las que correspondemos con el afecto e interés que sabéis profesamos a la universidad y su decisiva misión en la vida española.

Al presidir este acto de solemne homenaje de la Universidad de Valencia a Juan Luis Vives en el quinto centenario de su nacimiento, quiero expresaros ante todo mi reconocimiento a vuestra labor en esta fecha tan significativa.

Testimonio ejemplar de la misma es la entrega de las insignias de Doctor honoris causa al profesor Jozef Ijsewijn, a quien celebro poder expresar el agradecimiento que merecen su dilatada y eficaz dedicación a la figura y la obra de nuestro humanista, tan importante en la historia de la cultura de España y Europa.

Quiero destacar también el firme apoyo prestado a esta conmemoración por la Generalitat y el Ayuntamiento de Valencia, ejemplo de la identidad de miras con que un acontecimiento tan relevante debe abordarse y de coordinación entre las instituciones de esta comunidad, que siempre se ha distinguido por su eficacia.

Del mensaje de Vives, excepcional en su profundidad, conviene subrayar hoy su carácter de estímulo para la convivencia y la tolerancia. Más de una vez a lo largo de su historia, nuestra patria ha tenido que hacer grandes esfuerzos para alcanzar las cotas propuestas por los adelantados de la modernidad, superando los inconvenientes que la rutina oponía a una renovación profunda y necesaria de la vida española.

En esos momentos se dieron cuenta los españoles de lo duro que se paga el olvido de aquellos compatriotas que, en cada tiempo concreto que les tocó vivir, aportaron grandes criterios de razón y de ética cuya aplicación era necesaria. Esa lección se desprende de pensadores magistrales como Juan Luis Vives.

Gracias al esfuerzo de todos los españoles, en España vivimos unas posibilidades bien ganadas de sinceridad y de convivencia. Por ello la herencia intelectual y moral de Juan Luis Vives nos sirve en toda su dimensión. No está en el olvido, y esta Universidad es la gran caja de resonancia para que Juan Luis Vives siga proporcionando levadura, estilo y grandeza a la sociedad de nuestro tiempo.

Si así lo asumimos habremos obtenido como premio un espejo intelectual y un vigía. Juan Luis Vives, como después hicieron otros grandes españoles, sirvió de vínculo entre España y Europa, y entre ésta y el entendimiento, tantas veces oscurecido, del espíritu humanista.

Vives predicó un lenguaje de modernidad para aquella España volcada en empresas singularmente excepcionales, para cuyo éxito era preciso rebasar los límites de instituciones y formas de pensamiento que no permitían ya expresar a los pueblos que la componían la plenitud de sus aspiraciones.

Esas instituciones las quería Vives eficaces y garantes de la libertad de los individuos. Eso que entendemos hoy como principios básicos para la paz y el entendimiento de la sociedad. Y lo hizo con una abnegación admirable. Comunicando sus principios hasta la extenuación, desde las más altas tribunas universitarias de Europa, relacionándose con los grandes personajes de su tiempo y proponiendo a los españoles una moral cívica exigente y fecunda. Ello le convierte en ejemplo para el español de hoy.

Muchas gracias, señor Rector, a esta Universidad y a su apuesta por un Juan Luis Vives que ennoblece a España y que fue nuestro gran adelantado intelectual europeo. «La suma libertad -nos dijo- está en someterse de grado a las leyes y a las autoridades legítimas y en mostrarse buenos y moderados ciudadanos.» Esa libertad es la que nos ganamos los españoles cada día.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+