Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la entrega de las Medallas de Oro al Mérito de las Bellas Artes

Badajoz(Mérida), 06.06.1995

E

l acto de entrega de las Medallas de Oro a las Bellas Artes tiene este año especial significación, al acogerse a la hospitalidad de esta ciudad donde las piedras de sus antiguos monumentos nos hacen reflexionar sobre el pasado y nos animan a la conquista del futuro.

La capital de la Lusitania hispanorromana no se contenta con mostrarnos los restos de su grandeza pretérita, sino que los reinterpreta y les da vida con acentos de nuestro tiempo.

Ejemplo de esta actitud son su teatro, aún hoy escenario del acaecer dramático, y sobre todo el edificio que nos alberga, este Museo Nacional de Arte Romano, que tuve la satisfacción de inaugurar, y en el que tan felizmente se conjugan los testimonios de la antigüedad y la más avanzada concepción arquitectónica.

Incorporar lo mejor de la tradición, lo que perdura y merece conservarse, aliándolo con las exigencias del presente, es la perenne elección de esta ciudad y esta Comunidad Autónoma, volcada en convertir su importante patrimonio histórico en realidades útiles y vigentes en nuestros días.

Mérida nos convida a subrayar, con insistencia, que nunca será demasiada la importancia de la cultura como clave de nuestra identidad. Ella ilumina y da sentido a nuestra trayectoria como pueblo, y nos estimula a articular un proyecto vital que todos podemos comprender y asumir.

Este fue, en años relativamente recientes, el proyecto de modernización de España que nos propusieron españoles insignes, cuyos nombres están en la memoria de todos. Su modelo de conocimiento y de ética cuajó en lo que se ha llamado edad de plata de la cultura española.

Hoy estamos en mejores condiciones para realizar este noble propósito. Hemos superado experiencias dolorosas con un esfuerzo inteligente y sostenido para asentar como bases de nuestra convivencia el respeto mutuo, el sentimiento profundo de la dignidad humana, la necesidad de una constante innovación acorde con los requerimientos de nuestro tiempo, la convicción de que el legítimo apego a la lengua e historia propias crecen y se enriquecen en la medida en que seamos capaces de proyectarlo en una tarea conjunta.

Pero las posibilidades de la cultura como fermento de progreso exigen algo más que un mero asentimiento. Necesitan ponerse al alcance de todos, diversificarse para ser útiles en las cambiantes circunstancias de la vida cotidiana, adaptarse continuamente a las situaciones e interrogantes de un escenario complejo y con muy diversas opiniones e intereses, propio de una sociedad democrática.

De ahí la necesidad de fomentar incansablemente el diálogo en el que la cultura precisamente consiste. Intercambio generoso, que no exige adscripciones ideológicas ni mucho menos abjuraciones previas.

Diálogo de las lenguas y las mentalidades, de lo universal y lo local, de lo sencillo y lo complejo, del creador con su público.El acto que hoy nos congrega nos invita a recorrer este camino, con el estímulo de quienes reciben la Medalla de Oro al Mérito de las Bellas Artes.

Todos ellos son un ejemplo de autenticidad y de fidelidad a una vocación con exigencia que es en sí misma una enseñanza para nosotros.

Sus nombres son una muestra relevante de la pluralidad y el dinamismo de la vida española, en las que se basa nuestra esperanza en el futuro.

A través de su obra nos ilustran provechosamente sobre temas tan esenciales como la fuerza siempre viva del lenguaje dramático, la expresividad de la música y la danza, la fascinación de la creación cinematográfica, las inquietudes específicas de las artes plásticas, el testimonio perenne de la literatura y la constante actualización de una herencia gloriosa en el campo del pensamiento.

Felicito de corazón a los premiados por su trayectoria profesional, que hoy se ve tan justamente recompensada, y por la generosidad con que nos la han dedicado, haciéndonos a todos mejores.

 

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+