Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el III Encuentro empresarial hispano-chino

China(Beijing), 30.03.1995

E

s para mí motivo de gran satisfacción pronunciar unas palabras de saludo y aliento con ocasión del tercer encuentro empresarial hispano-chino.

Las autoridades de España y China y los empresarios de los dos países se reúnen, como en anteriores ocasiones, para avanzar en la cooperación, intercambiar experiencias y puntos de vista, identificar sectores y proyectos de interés mutuo e impulsar así nuestra cooperación económica, comercial y tecnológica. Nada mejor para avanzar en las relaciones bilaterales que la constitución de un denso entramado de intereses económicos.

Visité China en 1978, cuando la política de reformas y apertura al exterior daba sus primeros pasos. China supo, acertadamente, iniciar la reforma por donde las necesidades eran más urgentes, por la agricultura. Después, la reforma se extendió a la industria y los servicios haciendo posible un espectacular desarrollo industrial y urbano, la elevación del nivel de vida de la población, un crecimiento sostenido del nueve por ciento como media desde 1979 y un progreso general en todos los ámbitos.

En estos últimos años, nuestras relaciones también han experimentado un cambio sustancial. Los intercambios de visitas de alto nivel se han incrementado y la cooperación económica y comercial, financiera y tecnológica se ha desarrollado con gran rapidez. España comienza a ser más y mejor conocida en China.

También se ha llevado a cabo un notable esfuerzo de promoción comercial y cada vez son más numerosos los empresarios españoles que vienen a China y los chinos que viajan a España. En este sentido, quiero expresar mi satisfacción por la próxima visita a España de la Ministra de Comercio, señora Wu Yi, al frente de una importante delegación empresarial china.

La EXPOTECNIA 94, celebrada aquí el pasado año, puso de manifiesto que España tiene capacidad industrial y tecnológica adecuada a las necesidades chinas y que es capaz de competir con otros países desarrollados en este mercado.

Junto a la actividad de promoción, España ha puesto también a disposición de China importantes facilidades financieras, líneas de crédito sin las que no hubiera sido posible llevar a cabo la penetración española en China. En estas condiciones se han firmado y puesto en práctica numerosos proyectos, pero es mucho lo que aún queda por hacer. En algunos sectores, se han paralizado algunos proyectos y contratos que parecían ya cerrados. España espera que las autoridades chinas sean capaces de despejar estas dificultades para que el ritmo de nuestra cooperación económica no decaiga.

En estos días estoy teniendo la oportunidad de contemplar de manera directa los cambios en profundidad que se han operado en China, su evolución hacia el mercado y hacia la internacionalización de su economía. A pesar de esta gran transformación, las necesidades de China en energía, telecomunicaciones, electrónica, transportes, infraestructura, maquinaria, siderurgia, alimentación, entre otros, siguen siendo muy importantes.

España está en condiciones de contribuir a esa transformación. China es un país prioritario para España, como pone de relieve este tercer encuentro empresarial hispano-chino por cuyo éxito y contribución al desarrollo de nuestras relaciones bilaterales hago votos.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+