Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto de inauguración de los túneles de Belate y Almándoz

Navarra(Parque Natural de Bértiz), 28.11.1997

Q

uiero empezar mis palabras expresándoos la satisfacción que me produce el hecho de encontrarme, una vez más, entre vosotros y en esta querida tierra de Navarra, que nos evoca sentimientos entrañables, profundos recuerdos familiares y emociones de gratitud y de alegría.

Con la inauguración de los túneles de Belate y Almándoz, estamos asistiendo a la puesta en marcha de una gran obra pública, soñada por muchas generaciones de navarros, que va a contribuir decisivamente a una vertebración interna del territorio y de la sociedad de Navarra y que va a facilitar notablemente no solo la relación con otras comunidades españolas, cuyo transporte transcurre por esta vía, sino también las comunicaciones entre España y los países de la Europa continental.

Obras como la presente son el resultado de la aplicación de las técnicas más avanzadas, fruto del estudio y la investigación, y del esfuerzo del conjunto de la sociedad, interpretado por la decisión de sus instituciones. Son por lo tanto obras de todos y para todos, dirigidas a potenciar el desarrollo de los valles y lugares en los que se realizan y de forma más general, el intercambio, el desarrollo y el progreso de las comunidades a las que conecta.

En torno a las obras públicas actuales existe la preocupación por hacer compatible su utilidad con el respeto al medio ambiente. La riqueza natural es un patrimonio fundamental que hemos recibido de nuestros mayores y no debemos dudar en dedicar el esfuerzo necesario para su mantenimiento, conservación y mejora, a fin de que podamos entregarlo en condiciones apropiadas a las generaciones que nos suceden.

Desde hoy, gracias a la perseverancia y al esfuerzo de todos, están mucho más próximos y abiertos los pueblos y valles de estos maravillosos parajes, en los que se acrisolan las culturas y las lenguas milenarias de Navarra, la práctica de las más acendradas tradiciones, y el respeto reverencial a los bosques y a las montañas que configuran el escenario inamovible de su historia y de su realidad actual.

Este respeto hacia el medio natural va a ser una constante en los caminos del futuro hacia el desarrollo y la prosperidad, y es también el argumento principal de otra importante instalación que inauguraremos esta misma tarde en la zona media de Navarra: los parques eólicos de la sierra de Guerinda.

Todo avance encaminado a conseguir nuevas fuentes de producción energética limpia y cuya obtención sea autónoma y por lo tanto no esté supeditada a otros mercados, constituye, sin lugar a dudas, una vía de progreso redoblado. Por eso la apuesta que la Comunidad Foral de Navarra ha hecho hacia las energías renovables, y especialmente hacia la producción de energía eólica, significa, para el conjunto de la Nación española, un ejemplo valiente y cabal.

Os reitero, para finalizar estas palabras, mi satisfacción por estar aquí, en esta querida Comunidad Foral navarra, esta parte esencial de España en su origen histórico y en su realidad actual.

Una satisfacción que sentimos especialmente hoy, cuando se ponen en marcha dos proyectos importantes de futuro, que encajan en lo que auguramos que van a ser los puntos cardinales del desarrollo en el nuevo milenio que se nos aproxima, y que sin duda repercutirán favorablemente en el progreso de Navarra, y de su espíritu moderno y plural, emprendedor y abierto, con el que constantemente y desde siempre nos engrandece y enriquece a todos los españoles.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+