Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de inauguración del I Congreso Iberoamericano de Voluntariado

La Coruña(Santiago de Compostela), 01.12.1999

E

xcmo. Sr. Presidente de la Xunta de Galicia.-Excmo. Sr. Ministro de Trabajo y Asuntos Sociales.-Excmo. Sr. Presidente del Parlamento.-Excmo. Sr. Alcalde de Santiago.-Excma. Sra. Coordinadora de la Liga Iberoamericana de ONG,s.-Autoridades.-Sras. y Sres.

Primeramente permitidme que os agradezca la invitación a presidir este acto de inauguración del I Congreso Iberoamericano del Voluntariado. Esta es la tercera ocasión que tengo de participar en un congreso de esta naturaleza, en el marco del Plan Estatal del Voluntariado. En años anteriores os acompañé en Madrid y en Sitges, y todas ellas me dan la grata oportunidad de asomarme a un sector de la vida de nuestro país por el que siento enorme respeto, al tiempo que me enorgullece conocer de cerca la ilusión y esfuerzo que tantos españoles dedican a ayudar a los demás para paliar situaciones de pobreza extrema o de tragedias y emergencias que desgraciada y frecuentemente se producen en el mundo.

Este Congreso que hoy inauguramos, tiene una especial significación para todos los que estamos aquí reunidos, porque al valor, ya de por sí suficientemente importante, de la solidaridad humana que nos ha convocado a este encuentro, hemos de añadir la llamada, potente y gozosa, del hermanamiento común de nuestros pueblos.

Habéis llegado de lugares muy diversos, distanciados entre sí, en muchos casos, por miles de kilómetros, pero todos nos sentimos hoy infinitamente cercanos, compartiendo un único e igual objetivo: la lucha contra la injusticia y los desequilibrios sociales, esto es, el afán por cambiar un mundo que, a menudo, se ensaña más precisamente, con los más necesitados; y la entrega continuada en la defensa y el respeto de los derechos humanos, tantas veces, y en tantos sitios violados cada día.

El fenómeno del voluntariado, así como el llamado Tercer Sector, en el que aquel se integra, ha experimentado un auge creciente en los últimos años, y lo ha hecho en paralelo con el progresivo asentamiento en nuestras sociedades de una conciencia colectiva de participación ciudadana y de corresponsabilización, por parte de la sociedad civil organizada, en el diseño y en la ejecución de las políticas sociales, hasta hace poco, campo privativo de las Administraciones Públicas. Esta corriente participativa ha dado como resultado la gestación y el desarrollo en todos los países iberoamericanos, de un movimiento asociativo rico y plural, de un tejido social cada vez más sólido, cuya actuación trasciende fronteras en un generoso ejercicio de cooperación.

Con motivo de las desgracias naturales que han asolado algunos países hermanos de Centroamérica, yo mismo he podido observar personalmente el ingente esfuerzo desarrollado por organizaciones de todo el mundo, y la abnegación de miles de personas que, abandonando sus hogares y a sus familias, se desplazan durante largos periodos de tiempo para trabajar, en condiciones durísimas y en jornadas agotadoras, aliviando en lo posible las nefastas consecuencias de catástrofes como la del huracán Mitch.

Quisiera resaltar en este punto la importancia de la colaboración mutua, de la planificación conjunta y de la coordinación de actuaciones dentro del mundo asociativo; también aquí la unión hace la fuerza, y en este campo toda la fuerza es poca, pues es cierto que a veces, sobre el terreno se producen faltas de coordinación o de organización que disminuyen los efectos positivos de ese generoso, honesto y serio esfuerzo. También esas faltas pueden producir una imagen negativa ante los ciudadanos, que al no siempre estar ajustada a la realidad, todo hay que decirlo, puede frustrar la disposición de muchos a seguir ayudando. Se avanza mucho con la experiencia y la planificación preventiva, con la puesta en marcha de sistemas permanentes de cooperación e información y con la disposición de atacar las fuentes o los orígenes de los problemas.

Por ello, me satisface y me alegra saber que hace tan solo dos días ha quedado constituida la Red Intergubernamental Iberoamericana para la Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, y el Desarrollo de los Servicios Sociales, que permitirá una planificación coordinada de las distintas políticas sociales, y que dentro de unos momentos tendrá lugar, también aquí mismo, la constitución de la Liga Iberoamericana de Organizaciones de la Sociedad Civil sobre esta misma materia, quedando así formalmente constituida la existencia de un espacio social Iberoamericano.

A la largo de este Congreso, y merced a la presencia en el mismo de numerosas personas que representan a los mundos del pensamiento y la Universidad, de las letras y el periodismo y, cómo no, de la responsabilidad social, se van a debatir temas de muy profundo calado y de honda trascendencia para el presente y el futuro del voluntariado, como es la vinculación de éste con el respeto a los derechos humanos y con la consolidación de la democracia; las fortalezas y debilidades del Tercer Sector; su capacidad de respuesta a las demandas de las sociedades actuales o la imagen que desde los medios de comunicación se ofrece a la sociedad acerca del voluntariado.

Termino estas palabras deseando que el resultado de estas reflexiones y debates no se quede únicamente en conclusiones teóricas, sino que, tanto desde los poderes públicos como desde las ONG,s que trabajan en el área Iberoamericana, estas conclusiones con todo su potencial de transformación, sean asumidas, en la práctica, y convertidas en una contribución real al desarrollo social de nuestras sociedades y a un mayor respeto en ellas, y en los restantes países del mundo, a la persona humana y a los derechos inherentes a la misma.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+