Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina en la entrega de los Premios Imserso 1999

Madrid, 20.12.1999

U

na vez más nos reunimos en este acto, en el que IMSERSO distingue a las organizaciones y personas de España y de las naciones hermanas de Iberoamérica que más se han distinguido en el ejercicio de la solidaridad, entendida como obligación moral y responsabilidad social.

La solidaridad que estos Premios reconocen es un compromiso encaminado a procurar la plena integración de aquellos a quienes se dirige en el tejido social, incorporándoles a las tareas comunes y convirtiéndolos en protagonistas del progreso colectivo.

El Estado, a través del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, y en particular del IMSERSO, encabeza y refuerza este proceso insertándolo en el ámbito de los derechos sociales, cuya conquista y efectividad son caracteres específicos de la sociedad y la democracia de nuestro tiempo.

Por eso estas distinciones se otorgan a quienes en mayor medida personifican esta nueva dinámica, aseguran su viabilidad y garantizan su futuro.

A los profesionales de los medios de comunicación que en la prensa, la radio y la televisión se hacen eco de los problemas de los grupos más necesitados y contribuyen a darlos a conocer y a movilizar a la sociedad en su favor.

A los trabajos de investigación de los que pueda resultar un beneficio para esos sectores, mediante el acercamiento de la ciencia y el desarrollo tecnológico a la vida cotidiana y a las políticas sociales.

A las personas que proyectan y materializan dispositivos o productos que sirven para mejorar la calidad de vida a las personas mayores o discapacitadas. Y a las personas o grupos que organizan, diseñan o desarrollan actuaciones que permiten la accesibilidad, plena utilización y disfrute de espacios urbanos, edificios, transportes y comunicaciones por parte de personas con discapacidad.

También al trabajo de corresponsabilidad social, que desarrollan aquellas empresas o entidades que favorecen, con programas innovadores y propuestas de políticas activas, la integración laboral y social de discapacitados e inmigrantes. O el que realizan todos quienes desde diferentes campos de la Cultura, a través de la literatura, la música, el cine, el teatro, contribuyen con su actividad de forma positiva a la sensibilización de la Sociedad respecto a estos sectores y sus problemas. Quiero asimismo destacar que este año celebramos el "Año Internacional de las Personas Mayores", convocado por las Naciones Unidas bajo el lema "Una sociedad para todas las edades".

Nuestros mayores, cada vez más numerosos como consecuencia de los avances científicos y las mejoras en los campos de la salud y la calidad de vida, han hecho el mundo en que vivimos y reclaman con toda justicia un papel más activo en su desarrollo.

En esta etapa de su vida siguen sintiéndose útiles y nos dan ejemplo de solidaridad. De todos son conocidos sus señaladas aportaciones en las áreas del voluntariado, el asesoramiento empresarial y las actividades culturales y de interés social.

Pero este paisaje tiene también sus sombras. El tránsito hacia nuevas relaciones y comportamientos familiares, laborales y sociales  lleva consigo problemas de adaptación, materiales y psicológicos, que la técnica es incapaz de resolver, aun en países altamente desarrollados, y que exigen un plus de generosidad a quienes somos más jóvenes.

Felicito al IMSERSO por haber incluido en sus Premios de este año los que recompensan iniciativas y dedicaciones a las personas mayores, subrayando la necesidad de compartir y resolver sus carencias desde el ámbito público y con la cooperación de todos.

Se ha creado también un Premio Extraordinario que distingue a una entidad o institución caracterizada por promover acciones y establecer medidas que beneficien a los mejores, discapacitados, inmigrantes y refugiados.

Con muy buen criterio, este galardón se ha otorgado a quien representa esta voluntad al más alto nivel institucional y con vocación en permanencia en este noble empeño.

Al expresar mi enhorabuena a todos los premiados, lo hago también a cuantos, sin haberlo sido, han optado por el trabajo en pro de quienes más lo necesitan, con la esperanza de que su ejemplo nos anime a seguirles en su camino.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+