Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de entrega del XVI Premio de Periodismo "Francisco Cerecedo"

Madrid, 25.11.1999

E

l Premio de Periodismo "Francisco Cerecedo", en su décimo sexta edición, ha sido otorgado por vez primera a un periodista que no es español, pero que no por ello nos es ajeno. Adam Michnik es un europeo de Varsovia, nacido en 1946, y su lucha por la justicia y la libertad de su patria fue también la lucha por la justicia y la libertad de Europa. Como Presidente de Honor de la Asociación de Periodistas Europeos, que desde 1981 viene esforzándose, en la parcela que le corresponde, por la Unión y por el papel que en ella le corresponde a España, me ha sido sumamente grato entregar hoy este premio a un europeo, a un polaco, a un gran periodista, que nos enorgullece al pasar a formar parte de la singular lista de "los Cerecedo".

La memoria de este premio se remonta al nombre de un periodista prematuramente desaparecido, Francisco Cerecedo, un joven gallego penetrante y con sentido claro de su independencia de juicio, luchando siempre en la frontera de sus convicciones, que suscribía con sus actitudes y sus palabras las mismas actitudes y las mismas palabras de Adam Michnik. De la memoria y también de la nostalgia de aquel periodista, de sus apelaciones, de sus críticas, de sus esperanzas animosas y de sus sarcasmos creadores, fueron naciendo los certeros significados del espíritu europeo que brillan también en el dolor de la lucha mantenida por el polaco Adam Michnik, en su Búsqueda de las Contradicciones, como así se llamaba el Club juvenil de 1961 al que perteneció siendo aún estudiante de Secundaria; luego, en la Universidad de Varsovia, donde fue suspendido dos veces de sus derechos civiles y expulsado en un año significativo de Europa, 1968. Después, y siempre, la lucha por la libertad y por la reconciliación, lo mismo como consejero del Sindicato Solidaridad que como Director, desde mayo de 1989, del diario "Gazeta Wyborcza", el más prestigioso de la Europa del Este.

Sus libros no sólo prueban el vigor de pensamiento y la precisión de compromiso de Michnik, sino que reflejan también el sueño de una Polonia reconciliada; sueño que él y hombres como él hicieron posible, y que enlaza con el sueño prometedoramente en marcha hacia la libertad de una Europa unida, sin fronteras interiores y sin recelos, sustentando su modernidad con justicia y sin desorden en su inmensa capacidad de ideación y en sus experiencias comunes.

Los viejos padres de Europa, empezando por Jean Monet, quizá solo intuían el camino que emprendían y por eso llegaron tan lejos. Mil obstáculos encontraron en su recorrido, pero decidieron que no había vuelta atrás. Hoy, su valor, su indeclinable entusiasmo y la dignidad con la que abordaron la construcción de una Europa Unida que nada ni nadie hasta entonces había logrado conseguir, son para nosotros lo que ellos no tuvieron, la señal del camino. Ha dicho Michnik que su personaje preferido es Don Quijote. Don Quijote no conocía el camino, pero conocía la meta. Las viejas naciones de Europa van haciendo hoy camino hacia la Unión extrayendo su determinación de las experiencias amargamente repetidas de la desunión, de las disputas, de las guerras y de la debilidad y la desdicha a las que nos arrastraron. La lucha de Adam Michnik estuvo siempre en ese punto de polaco y europeo cabal. Añadir fe a los hechos establecidos puede ser fácil, pero poner la fe en aquello que todavía no es, como ocurrió a los españoles un día, como ocurrió a los polacos otro, exige decisión, valor y templanza, las virtudes que hoy queremos poner de relieve en Adam Michnik.

Señor Presidente de la Asociación de Periodistas Europeos, patrocinadores, señoras y señores, quiero agradecer a la Asociación el ejemplar sentido del Premio "Francisco Cerecedo" y de cómo una cuidadosa libertad de elección nos ha entregado una vez más el acierto del elegido.

Muchas gracias. 

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+