Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en los encuentros Euro-Latinoamericanos organizados por el Real Instituto Elcano y la Corporación Andina de Fomento (CAF)

Sevilla, 28.10.2010

P

ermitidme que, al comienzo de mis palabras, exprese públicamente mi profundo pesar por el fallecimiento repentino de Don Néstor Kirchner, ex Presidente de la República Argentina y hasta ahora Secretario General de UNASUR. Un sentimiento, lleno de afecto y amistad, que dirijo en estos momentos dolorosos, muy especialmente a su esposa la Señora Presidenta de la República, Doña Cristina Fernández y a sus dos hijos; así como a todo el querido y hermano pueblo argentino.

Como Presidente de Honor del RIE, quiero ante todo deciros que es especialmente grato para mí presidir este almuerzo inaugural de los "Encuentros Euro-Latinoamericanos" en su 1ª edición. Por ello tengo el gusto de saludar a todos muy cordialmente y dar la bienvenida a España, de igual manera, a todos los participantes que nos visitan de fuera de nuestras fronteras.

Lo segundo, es que celebro de verdad la iniciativa de celebrar este foro de análisis, en torno a las relaciones entre dos regiones -que son sin duda- decisivas para el mundo de nuestros días. Felicidades por la organización y también por elegir La Cartuja de Sevilla como lugar para estos Encuentros, que nos evoca tantas reminiscencias americanas y en la que nos sentimos tan bien acogidos.

Por tanto, tienen todo mi reconocimiento las tres instituciones que han hecho posible esta iniciativa: el RIE, la CAF, y la Junta de Andalucía. Gracias a sus Presidentes por sus sabias y cariñosas palabras. Estoy seguro de que estas jornadas van a ser fructíferas en ideas e intercambios sobre unas materias que tanto nos interesan a todos a ambos lados del océano.

Sabemos que las relaciones de España con Iberoamérica son sólidas y se sostienen sobre bases firmes. No se trata sólo de la existencia de un idioma en común, junto al portugués, de una larga historia compartida y de una cultura con múltiples puntos de contacto, sino también de fuertes relaciones personales y recientemente económicas. Los lazos familiares entre ambas orillas del Atlántico son cada vez más estrechos y esto no tiene que ver sólo con el pasado, sino también con el presente y el futuro.

En este sentido, la celebración de los Bicentenarios de las Repúblicas Iberoamericanas, es una buena oportunidad para constatar en qué medida a lo largo de los dosúltimos siglos el movimiento de personas en ambas direcciones ha sido, y sigue siendo, intenso.

En laépoca de las grandes migraciones atlánticas, entre 1880 y 1930 fundamentalmente, cientos de miles de españoles abandonaron su patria hacia tierras iberoamericanas. Fueron muchos los que, salvando grandes dificultades y un entorno muchas veces hostil, se abrieron camino y triunfaron en su proyecto vital. Algunos, los famosos "indianos", retornaron a sus hogares, mientras otros se quedaron en sus lugares de adopción.

Tras nuestra Guerra Civil muchos españoles buscaron refugio y consuelo en Iberoamérica, aunque no solo, y entregaron lo mejor de sí mismos a los países que les acogieron, siendo la aportación del exilio español especialmente importante en lo académico y profesional. En las décadas de los 70 y 80, en el inicio de nuestra Transición democrática, asistimos a un fenómeno semejante pero en sentido inverso y en menor cuantía. Y más recientemente, en losúltimos decenios, cientos de miles de iberoamericanos han llegado a España en busca de trabajo y de mejores condiciones de vida.

Todo ello ha reforzado el hecho de que Iberoamérica sea, sin duda, junto a Europa, una de las prioridades fundamentales de nuestra política exterior; de hecho, son claves en la formación y proyección de la propia identidad de España. De ahí que nuestro país contribuyera con especial intensidad a la articulación de la Comunidad Iberoamericana de Naciones y al impulso de las Cumbres Iberoamericanas que se celebran desde 1991.

En esta espera, la Corona dedica también una atención muy particular a promover las relaciones con Iberoamérica, por supuesto debido a sentimientos y convicciones profundamente arraigados, pero recordemos que nos lo ordena expresamente nuestra misma Constitución.

Como Heredero de la Corona me siento especialmente volcado y comprometido con dicha tarea, que refuerza cada día mi cercanía y afecto -si cabe- junto a mi comprensión y conocimiento de toda esa bella y apasionante región del mundo.

Y además la asumo con gran orgullo y responsabilidad para agrandar nuestra amistad y el compromiso con el futuro de aquellas naciones hermanas; así como para apoyar y fomentar los crecientes vínculos económicos y empresariales que nos acercan de una manera que considero estratégica para afrontar los retos del mercado global.

Señoras y Señores,

Aquí van a abordarse las relaciones euro-latinoamericanas, así como los temas de seguridad ciudadana y crimen organizado que afectan a nuestras dos regiones:

Pues desde nuestro ingreso en las Comunidades Europeas, hace XXV años, España se ha esforzado por contribuir a que Iberoamérica sea un socio de primer orden para la UE, favoreciendo la creación y la consolidación de una relación bi-regional, así como su reconocimiento como interlocutor privilegiado en los grandes temas de la agenda mundial.

No podía ser de otro modo pues se trata de una región con la que, como europeos, compartimos valores y principios -y cada vez más intereses- y que viene consolidando su presencia en los foros internacionales. Un espacio lleno de oportunidades y con un indudable potencial de crecimiento, como se ha demostrado con el desarrollo notable de la economía latinoamericana en losúltimos años, con países que han pasado a ocupar un lugar destacado a escala internacional. La presencia en Iberoamérica de nuevos e importantes actores extrarregionales, confirma el interés creciente que suscita en el mundo.

Todo ello avala nuestro convencimiento de que Europa, como actor global, debe seguir impulsando sus esfuerzos por intensificar sus relaciones con América Latina. Elúltimo exponente ha sido la pasada Cumbre América Latina Caribe/Unión Europea (ALCUE), celebrada en Madrid el pasado mes de mayo durante nuestra Presidencia rotatoria de la Unión. En ella se concluyeron las negociaciones, tanto del Acuerdo de Asociación con América Central -el primero alcanzado por la Unión con otro espacio regional- , como del Acuerdo Multipartes con Colombia y Perú. También se relanzaron las negociaciones con Mercosur.

La Cumbre permitió alcanzar otros logros, como la decisión de crear una fundación euro-latinoamericana, la "Fundación UE-ALC", que permitirá invitar a representantes de la sociedad civil de ambas orillas del Atlántico a participar más activamente en las relaciones entre ambas regiones.

En cuanto a los graves problemas de seguridad ciudadana y de violencia objeto de estos Encuentros, no cabe duda de que requieren una atención prioritaria pues atentan contra los más elementales derechos humanos, cercenan la libertad, dificultan el desarrollo y, al trascender fronteras, demandan un análisis y tratamiento globales.

El crimen organizado, el poder corruptor de los tráficos ilícitos, y sus ramificaciones de todo tipo, se manejan con habilidad y rapidez cada vez mayor al avanzar las tecnologías, la apertura y la interconexión de todo tipo en el mundo. No nos podemos quedar quietos lamentándolo y culpando a la globalización. Ese es uno de los grandes enemigos de la estabilidad y el progreso de la región, al que hay que plantar cara con mayor coordinación y eficacia a ambos lados del océano; aunque la lucha más cruenta se esté librando allá y requiera compartir más una visión y análisis común, además de la voluntad de cooperar e incluso actuar conjuntamente sumando esfuerzos y capacidades.

Señoras y Señores,

El papel que puede desempeñar la sociedad civil en las relaciones entre la UE y América Latina está muy presente en estos Encuentros Euro-Latinoamericanos. Su celebración es importante no sólo por los temas escogidos, sino también por su valor simbólico para ambas instituciones: La CAF ha cumplido 40 años en los que se ha consolidado como un potente organismo financiero regional, con presencia en diversas partes del globo; y el RIE se acerca a su primera década de existencia convertido ya en un referente potente del campo de las relaciones internacionales -no sólo- en España.

Pero volvamos al papel de la sociedad civil en este vínculo bi-regional del que hablamos. Se trata de que, más allá de la labor de los gobiernos o de las instancias diplomáticas, los ciudadanos, las instituciones académicas, profesionales y empresariales o las ONG tengan también un papel fundamental. Por eso, reuniones como la presente tienen gran interés y sentido, al favorecer que destacados representantes de la política, del mundo universitario o de la Administración, de Europa y de América Latina, puedan debatir juntos y en pie de igualdad temas de importancia para nuestro futuro común.

Espero que estos Encuentros Euro-Latinoamericanos, sean un buen comienzo y generen actividades nuevas y fructíferas en el futuro. Como Presidente de honor del RIE quiero, además, subrayar el compromiso de esta institución con Iberoamérica y con la relación transatlántica, una relación que no debería restringirseúnicamente al vínculo entre la UE y América Latina o los EE UU, sino que cabe abordar desde una perspectiva triangular.

Como dije con motivo de laúltima cumbre ALC/UE, "estamos convencidos de que en estos momentos de cambios acelerados, de crisis y redefinición de reglas, el trabajo conjunto de europeos, latinoamericanos y caribeños puede suponer un gran aporte a la construcción de un mundo más estable, próspero y justo".

Conéste espíritu, deseo muchoséxitos a los organizadores y participantes en estos Encuentros Euro-Latinoamericanos.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+