Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la presentación de la "Nueva gramática de la lengua española"

Madrid, 10.12.2009

¡

Gracias, gracias, gracias! Me emociona y me enorgullece veros a todos juntos haciendo esto por nuestra lengua.

Don Ramón Menéndez Pidal, el gran maestro y director de esta Casa, nos dejó dicho que la unidad de la lengua española, extendida a ambos lados del océano, es uno de los hechos más extraordinarios de la historia universal de la cultura.

Reflexionando sobre ello, su discípulo Amado Alonso ha precisado que "el idioma y su historia es algo que los hombres hacen, no algo que les pasa", y que esa unidad solo con estudio se ha podido y se puede mantener.

En los albores de la Edad Moderna, el Humanismo valoraba la gramática como principio y fundamento de las artes liberales, las que hacen al hombre libre.

Esas artes que, como decía uno de los más eminentes humanistas italianos, "nos permiten poner guía, orden y gobierno en nosotros mismos, en nuestra casa, en la sociedad".

En ese marco publicó Antonio de Nebrija su Gramática sobre la lengua castellana, en la que, según sus propias palabras, "sometió a esta, que andaba suelta y fuera de artificio, a reglas y preceptos".

Lo hizo sobre la pauta de sus Introducciones latinas y ese conjunto sirvió de molde, como es sabido, para que los misioneros construyeran decenas de gramáticas de las lenguas originarias de América.

Revivió ese espíritu la Ilustración del Siglo Dieciocho, para la que la lengua era el instrumento general de la cultura toda.

El gran don Andrés Bello, a quien es obligado recordar en este día, hacía suyas las palabras del Emilio de Rousseau: "uno de los estudios que más interesan al hombre es el del idioma materno. Su cultivo y perfección constituyen la base de todos los adelantamientos intelectuales".

En los momentos de exaltación de las independencias hispanoamericanas no faltaron voces que proclamaban la división lingüística.

Bello alertó entonces del peligro que, en sus propias palabras, supondría "reproducir en América lo que fue la Europa en el tenebroso período de la corrupción del latín."

Para conjurar tal peligro, y porque además le preocupaba "la avalancha" de neologismos sintácticos, se decidió a redactar su Gramática de la lengua castellana destinada al uso de los americanos.

En realidad, esa gran Gramática lo convirtió en maestro universal del hispanismo, y gracias aél y a quienes compartían sus ideas, la lengua española, no sólo no sufrió detrimento, sino que potenció su valor en la configuración de las nuevas ciudadanías.

Era el sueño del gran maestro: conservar la lengua de nuestros padres "como un medio providencial de comunicación y un vínculo de fraternidad entre las varias naciones de origen español, derramadas sobre dos continentes".

En la promoción de esa causa resultó decisiva la creación de Academias de la Lengua Española en cada una de las jóvenes Repúblicas.

A ellas se añadieron después las de Puerto Rico, Estados Unidos y Filipinas.

Su rica trayectoria y el formidable dinamismo que han adquirido en estaúltima década, llevando adelante con la Real Academia Española una política lingüística panhispánica, culminan hoy en la presentación de esta Nueva gramática de la lengua española. Una obra que, recién nacida, ha merecido los más favorables y calurosos calificativos.

He seguido muy de cerca los esforzados trabajos de su elaboración. La Reina y yo conservamos todavía vivo el recuerdo de aquella sesión de Medellín en la que se aprobó el texto básico.

Pocas estampas pueden reflejar mejor la unión espiritual de nuestros pueblos que las imágenes de aquel Acto.

Señores Académicos,

Emulando elánimo de entrega y la disciplina de trabajo de los académicos fundadores de la Española -que en corto tiempo prepararon aquel gran Diccionario de Autoridades- entre todos habéis construido con la guía de un sabio ponente esta Nueva gramática, que refleja "el español de todo el mundo".

Con ello prestáis un servicio histórico a la unidad del español y, en definitiva, a la mayor cohesión entre los pueblos hispánicos.

Os hacéis así acreedores de la gratitud de todos los hispanohablantes. Un agradecimiento, y una felicitación, que queremos extender a cuantos han colaborado en este ambicioso proyecto.

A todos nuestra enhorabuena y muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+