Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del Centro Logístico Humanitario de la Cooperación Española en América Latina

Panamá, 12.01.2008

S

eñor Presidente de la República de Panamá,

Señor Vicepresidente y Ministro de Relaciones Exteriores,

Distinguidas Autoridades panameñas que nos acompañan,

Señor Embajador de España,

Señores Embajadores,

Señores Representantes de Organizaciones Internacionales,

Señoras y Señores,

Quisiera agradeceros, Señor Presidente, Vuestra amable presencia en este Acto, así como el atento y cordial recibimiento del que he sido objeto a mi llegada a Panamá.

Guardo un recuerdo imborrable de este hermoso país, abrazado por dos Océanos. Un país cuya cortesía y hospitalidad tradicionales la Princesa de Asturias y yo pudimos disfrutar en 2004, con motivo de la toma de posesión de Vuestra Excelencia, como Primer Mandatario panameño.

Hoy, como entonces y en tantas otras ocasiones, deseo transmitir a las autoridades de Panamá y a todo el pueblo panameño, mi alegría al poder regresar a esta querida Nación, sede de la primera ciudad americana construida en tierra firme.

La gran amistad entre nuestros pueblos, que honra a España, se intensifica día a día, gracias a las innumerables afinidades históricas, culturales y familiares con que los dos países hemos sabido construir vínculos de respeto, solidaridad y afecto mutuos, entre una y otra orilla del Atlántico; vínculos importantes y muy prometedores también en el seno de la Comunidad Iberoamericana de naciones, que acercan más a Europa y América.

En este viaje tengo el honor de poder inaugurar con el Señor Presidente de la República el ?Centro Logístico Humanitario de la Cooperación Española en América Latina?.

Un Centro que supone un nuevo avance en la respuesta humanitaria que España ofrece a las Naciones hermanas de América Latina, para contribuir a paliar los efectos de los eventuales desastres naturales.

En nombre de España, agradezco mucho al Gobierno panameño todas las facilidades ofrecidas para llevar a buen fin este proyecto, con la seguridad de que seguiremos contando con su necesario e inestimable apoyo en el futuro.

España considera fundamental trabajar mano a mano con todos los países de la región para lograr la máxima eficiencia de nuestro esfuerzo humanitario. Y, a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ha querido aportar una herramienta potente para afrontar los nuevos retos que se plantean ante el elevado número y la magnitud de los desastres, la necesidad de poner en marcha mecanismos de respuesta rápidos y eficaces. Así podremos maximizar nuestra capacidad para ayudar a solucionar los innumerables problemas causados por esos desastres que afectan tan frecuentemente a la región y traen tanta destrucción material como pérdida de vidas humanas.

La estrategia de acción humanitaria de la Cooperación Española se fundamenta en el respeto al Derecho Internacional y, especialmente, al Derecho Internacional Humanitario, basado en los principios de humanidad, neutralidad, imparcialidad e independencia. Todas nuestras actuaciones humanitarias se orientan hacia las víctimas de desastres de cualquier tipo, con el objetivo de satisfacer sus necesidades básicas, restablecer sus derechos y garantizar su protección.

En el ámbito internacional, España orienta esta estrategia humanitaria desde un doble fundamento. En primer lugar, nos hemos sumado decididamente y como un nuevo socio a todas las iniciativas humanitarias impulsadas por la comunidad de donantes y las Naciones Unidas. Así, en 2004, España hizo suyos los Principios del Buen Donante Humanitario (?Good Humanitarian Donorship?).

Al mismo tiempo, hemos multiplicado nuestras contribuciones como donantes. El presupuesto de la AECID destinado a la acción humanitaria ha aumentado de forma sustancial en los últimos años, hasta alcanzar los ciento quince millones de euros en 2008.

España ha aportado también veinticinco millones de euros al Fondo Central de Respuesta ante Emergencias (CERF) de Naciones Unidas en los dos últimos años, con un compromiso de veinte millones más para este año, convirtiéndose en el sexto contribuyente de la Comunidad Internacional.

España, además de su trabajo conjunto con las Organizaciones Internacionales y con las ONGs, ha apostado por el envío directo de materiales de primera necesidad a petición de los países afectados. Se trata de una ayuda rápida, que permite cubrir las necesidades más inmediatas y urgentes para las que se requiere de una gran capacidad y disponibilidad de medios y recursos, además de un personal especialmente cualificado y eficaz.

En los últimos años, la AECID ha llevado a cabo más de treinta intervenciones de ayuda humanitaria de emergencia directa en todo el mundo, fletando treinta y cinco aviones, y desplazando hasta las zonas afectadas casi doscientos profesionales de los ámbitos sanitario, de agua y saneamiento, y de rescate, además de técnicos de la propia AECID.

La coordinación de la AECID desempeña también un papel especial a la hora de canalizar los envíos españoles procedentes de las Comunidades Autónomas, los entes locales y las diferentes ONGs.

Como destacaba S.M. el Rey de España el pasado 24 de diciembre en su Mensaje de felicitación navideño, ?nada de lo que afecta a América nos es ajeno?. Tanto las estrategias de desarrollo, como la Acción Humanitaria de España siempre han puesto el acento en Iberoamérica, y muy en particular, en América Central.

Quiero resaltar y reconocer especialmente el gran papel desempeñado por las ONGs españolas, que han dedicado desde siempre sus mejores afanes a esta región. Nuestra gratitud hacia ellos lleva consigo nuestro ánimo y apoyo para que continúen e incrementen, siempre que sea posible, esa dedicación tan meritoria como necesaria.

España dirigió grandes esfuerzos a paliar los efectos de las inundaciones provocadas por los huracanes Mitch y Stan en Centroamérica. Recientemente, la AECID ha proporcionado ayuda humanitaria en Perú tras el terremoto que asoló Pisco; en Nicaragua, para contribuir a remediar la devastación ocasionada por el Huracán Félix; o en México, colaborando activamente en aliviar a la población del Estado de Tabasco afectada por recientes inundaciones.

La experiencia nos ha enseñado que resulta imprescindible estar cerca de las zonas damnificadas, evitando así numerosas dificultades de acceso y mejorando la rapidez y eficacia de la cooperación. Para lo cual es fundamental reducir los tiempos de reacción y activación de las repuestas. Nuestro mayor deseo es poder ofrecer un mejor apoyo a los países que se vean afectados por este tipo de emergencias.

El Plan Director de la Cooperación Española incide en la necesidad de seguir avanzando en ese sentido. Y para atender a este objetivo, la Cooperación Española pone hoy en marcha este Centro Logístico Humanitario en la Ciudad de Panamá.

Panamá ofrece grandes ventajas comparativas para establecer una cadena logística adecuada, como la identificación de proveedores humanitarios, los servicios de almacenaje y las facilidades para el transporte de la mercancía.

Este Centro Logístico tiene capacidad para almacenar más de doscientas toneladas de material humanitario, en una superficie de más de ochocientos metros cuadrados. Podrá ampliarse paulatinamente, dar respuesta simultánea a varias crisis, y albergará diverso material humanitario.

Al mismo tiempo, la descentralización de la acción humanitaria de emergencia, intensificará la eficiencia con que la Cooperación Española gestiona la ayuda, y adecuará la respuesta humanitaria a las necesidades y prácticas locales, en coordinación tanto con sus socios nacionales y locales, como con los sistemas regionales de prevención y respuesta ante desastres.

Además, las instalaciones que hoy inauguramos facilitan las alianzas estratégicas con todos los organismos internacionales presentes en la región, tales como la Oficina de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas, el Programa Mundial de Alimentos y su Depósito Humanitario de Respuesta, la Organización Panamericana de la Salud o la Federación Internacional de la Cruz Roja.

España trabaja desde hace años en América junto con instituciones como el Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres Naturales en América Central (CEPREDENAC). Con este nuevo Centro, España podrá dar una respuesta integral en el área a una emergencia en todas sus fases, desde la preparación y la prevención, hasta la asistencia y la reconstrucción.

En definitiva, con este Centro España trabajará intensamente para garantizar una más eficaz ayuda humanitaria, al servicio de la región en coordinación con los Gobiernos, Organismos Internacionales y demás actores humanitarios en América Latina.

Con este espíritu, que refleja el hondo y arraigado aprecio entre latinoamericanos y españoles, os reitero, Señor Presidente, mi gratitud por haber querido compartir esta inauguración, y por subrayar con Vuestra presencia la fraternal y siempre renovada relación que une a Panamá y a España.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+