Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias al recibir la Medalla de Oro y el Título de Hijo Adoptivo de Utrera

Sevilla(Utrera), 25.01.2007

M

uchas Gracias, Señor Alcalde, por sus palabras tan afectuosas con las que me ha dado la bienvenida en nombre del Ayuntamiento y de sus ciudadanos y en las que ha hecho referencia también a los estrechos vínculos que, en efecto, unen a la querida ciudad de Utrera con la Corona.

Esta visita es la primera que realizo oficialmente a vuestra ciudad; por ello quiero transmitiros mi alegría y la emoción que siento al hacerla con un motivo tan especial. Os agradezco a todos los utreranos, a vuestra Corporación Municipal y a vuestro Alcalde, el recibimiento tan cálido y cordial que habéis querido ofrecerme al llegar a esta bella y destacada ciudad andaluza.

Efectivamente, es para mí un día muy especial porque lo envuelve la profunda satisfacción de recibir la Medalla de Oro y el Título de Hijo Adoptivo de vuestra ciudad, que me conferís a petición popular y acepto emocionado como un gran honor.

Correspondo a vuestro gesto lleno de generosidad y nobleza, no sólo con enorme gratitud sino también con la máxima expresión de afecto hacia todos los hombres y mujeres de Utrera, al que uno el mensaje de la Princesa pidiendo que os transmita su cariño y su recuerdo.

Como os decía, me alegra enormemente estar hoy en Utrera, poder acercarme más a la ciudad, a su gente, encontrarme con todos vosotros.

Utrera no sólo es una de las grandes ciudades de La Campiña, con sus ya cerca de cincuenta mil habitantes, sino que hunde su antigua historia en la Historia misma de España. Romana, visigoda, árabe, Utrera, con el Rey Alfonso X el Sabio, se transformó y multiplicó sus recursos, de tal manera que en el sigo XVI era ya una destacada población.

Contáis con una tierra fértil, conocida, entre otros muchos rasgos, como uno de los graneros de Andalucía, productora de esa excelente variedad de oliva, vuestra aceituna gordal, cuya calidad y cualidades le han dado esas características singulares, tan bien conocidas en toda España. Una tierra vigorosa y fuerte, creadora de grandes ganaderías, hasta el punto de que bien se puede decir que la casta utrerana de Vistahermosa se encuentra en el origen de la actual cabaña de toros de lidia.

A vuestra historia y a las bases tradicionales de vuestra economía habéis sabido añadir una palpable voluntad de modernización, fundamentada en la aportación insustituible de vuestro capital más valioso, los hombres y mujeres de Utrera.

Ellos, con su esfuerzo y espíritu de iniciativa, alentados y apoyados por las sucesivas Corporaciones Municipales, impulsan los nuevos proyectos que permiten afrontar, con el empeño e ilusión de una moderna ciudad española, los desafíos que nos ofrece el siglo XXI para transformarlos en oportunidades.

Así, al desarrollo de polígonos industriales, se suma vuestra sobresaliente apertura a las nuevas tecnologías con el proyecto ?Ciudad Digital?, que, estimulado por el Ayuntamiento, ha sido premiado el pasado año tanto por revistas especializadas como por el Ministerio de Administraciones Públicas.

Vuestros logros y vuestras aspiraciones realistas pero ambiciosas se arraigan en un profundo amor a las raíces, que os aportan la estabilidad necesaria para llevarlos a cabo y son en buena parte determinantes de lo propio y auténtico.

Entre ellas destacan vuestro Arte y vuestra cultura, que forman y han formado siempre parte inseparable de la vida de la ciudad.

Manifestados en tantos estilos, distintos y valiosos, capaces de abarcar desde la poesía de Rodrigo Caro, conocida en todo el mundo hispánico, a la gran escultura, que representa Francisco Antonio Ruíz Gijón; desde el liberalismo de José Marchena, al teatro amable de los hermanos Álvarez Quintero. Un Arte que tan bien refleja el cante en Utrera, a la vez antiguo y nuevo, ejemplo maravilloso de la pureza, la naturalidad y la permanencia del flamenco.

Sé que miles de personas procedentes de toda la Comunidad Autónoma de Andalucía y del resto de España, visitarán Utrera a lo largo de estos doce meses; al hacerlo reconocerán en esta entrañable ciudad un lugar de encuentro y de concordia, comprobarán la mejora de sus equipamientos e instalaciones urbanos y podrán admirar vuestro rico patrimonio cultural y artístico. Y es que en este Año Jubilar se celebra el V Centenario de la llegada de la imagen de la Virgen de la Consolación. En breves momentos tendré el honor de inaugurar la Exposición ?Los Caminos de la Consolación? que se ha organizado por este motivo y me alegra tener la oportunidad de visitar después el Santuario de la Virgen.

Alcalde, señoras y señores; Utrera se ha labrado un sólido presente de trabajo e ilusión, de logros y perspectivas bien fundadas, que me permite alentar con empeño vuestra confianza en vosotros mismos; pues estoy seguro de que sabréis seguir mejorando el bienestar, el entendimiento y la solidaridad que caracterizan esta hermosa ciudad y su entorno.

Así, con el resto de España, avanzáis hacia el futuro con esperanza, en el marco de estabilidad, convivencia en democracia y progreso que garantiza nuestra Constitución.

Por todo ello, por el conjunto de virtudes y valores que representáis, me llena de verdadero orgullo y profunda alegría recibir hoy el Título de Hijo Adoptivo de esta gran ciudad con la que, ahora, me siento personalmente aún más comprometido.

Muchas gracias.

Itzuli Hitzaldiak atalera
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+