Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Jarduerak eta agenda
  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+
La Familia Real

Actos conmemorativos del Bicentenario del Bando de los Alcaldes de Móstoles del Dos de Mayo de 1808

Madrid (Móstoles), 02.05.2008
Presididos por los Reyes, los Príncipes, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y D. Iñaki Urdangarin
Los Reyes, los Principes, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y Don Iñaki Urdangarin, durante los actos© Agencia EFE
A su llegada a la Plaza del Pradillo, Sus Majestades los Reyes, Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, Sus Altezas Reales las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y Don Iñaki Urdangarin fueron recibidos por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Ejército Félix Sanz Roldán. Tras la interpretación del Himno Nacional, Don Juan Carlos paso revista a la compañía que rendía honores.

Seguidamente, los Reyes, los Príncipes, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y Don Iñaki Urdangarin fueron saludados por el presidente del Senado, Francisco Javier Rojo, la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas Baamonde, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial, Francisco José Hernando, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de Móstoles, Esteban Parro. Después del saludo a las autoridades asistentes, se dirigieron al monumento a los alcaldes de Móstoles para rendir un homenaje.

Este monumento fue inaugurado por Su Majestad el Rey Don Alfonso XIII en 1908, con ocasión del primer centenario del dos de mayo de 1808. Encima de una base de granito, se sitúa una roca que representa a los Pirineos. Sobre ésta, un águila imperial -simbolizando a Francia- intenta arrancar la corona real del escudo de España. Al pie de un cañón se encuentra la estatua del alcalde de Móstoles, Andrés Torrejón, y junto a ella, un jinete portando el bando, cuyo texto figura en una placa de bronce.

En 1908, se celebraron además varios actos para conmemorar el Centenario. Entre ellos se encuentra la confección de un libro que constituye una auténtica joya histórica. Realizado a base de cuero negro y repujado en plata, está firmado por Alfonso XIII y las Reinas Victoria Eugenia y María Cristina. En sus páginas recoge los hechos acaecidos en Móstoles con ocasión de la celebración del primer centenario, y contiene una copia del Parte del edil Andrés Torrejón llamando al pueblo "a la defensa de la patria". Esta obra se encuentra depositada en el Ayuntamiento de Móstoles.

Sus Majestades se dirigieron al monumento para realizar una ofrenda floral. Después de que dos policías municipales situaran una corona de flores, Don Juan Carlos se acercó para arreglar el lazo y regresó junto a Doña Sofía, hasta que hubo finalizado el toque de oración.

Una vez finalizado el acto de homenaje, los Reyes, los Príncipes, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y Don Iñaki se trasladaron al Ayuntamiento. En la Plaza de España, fueron saludados por los miembros de la Corporación Municipal, y ya en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, por el embajador de la República Francesa, Bruno Delaye, el presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, la presidenta de la Asamblea de Madrid, Elvira Rodríguez, y la delegada del Gobierno en Madrid, Soledad Mestre.

Tras ocupar sus lugares en el estrado, un relator anunció las intervenciones del alcalde de Móstoles, de la presidenta de la Comunidad de Madrid y del presidente del Gobierno. A su término, se dio lectura al acuerdo municipal por el que se concede la Medalla de Honor de Móstoles a Su Majestad el Rey. Después de la imposición de esta distinción por parte del alcalde a Don Juan Carlos, pronunció el Rey unas palabras, en las que dedicó a los mostoleños el "mayor afecto y admiración en la celebración de un singular hecho histórico, que unió de forma indeleble el nombre de Móstoles a la Historia de España y a la de toda Europa. Afecto y admiración hacia un gran municipio que ha sabido conservar, realzar y proyectar un merecido protagonismo histórico que sigue alentando el dinamismo de una ciudad moderna, universitaria y en constante transformación".

Don Juan Carlos puso de relieve que el protagonista de aquella jornada fue "el pueblo español, verdadero titular del ser y del destino de nuestra Nación. Una jornada, la de aquel Dos de Mayo de 1808, que marcó el inicio de una intensa y heroica gesta de lucha colectiva por la soberanía y la libertad. Toda una Nación en armas luchando -a lo largo de la geografía española- en torno al derecho inalienable de los españoles a trazar por sí mismos el presente y devenir de España", y destacó que la conmemoración de esta efeméride debe expresar, ante todo, "un solemne homenaje a los caídos en la llamada Guerra de la Independencia. Homenaje de gratitud al sacrificio de todos los hombres y mujeres, pueblos, ciudades y territorios de España que se levantaron conforme a unos ideales que marcarían, con el tiempo, el tránsito a la sociedad liberal".

Su Majestad rindió homenaje a "Andrés Torrejón, aquel humilde y laborioso hijo de esta Villa", que "supo asumir y definir, junto a su colega Simón Hernández y con Juan Pérez Villamil, el significado de aquel levantamiento. En el breve mensaje dirigido a los pueblos de España y difundido a galope por la geografía nacional, se exhortaba a todos los españoles a armarse para luchar contra los invasores ante las noticias recibidas de lo ocurrido en Madrid".

  • Los Reyes, los Principes, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y Don Iñaki Urdangarin, durante los actos
    © Agencia EFE 02.05.2008
  • Sus Majestades, en la ofrenda floral ante el monumento a los alcaldes de Móstoles
    © Agencia EFE 02.05.2008
  • El alcalde de Móstoles impone a Don Juan Carlos la Medalla de Honor
    © Agencia EFE 02.05.2008
  • El Rey, durante su discurso en el Ayuntamiento
    © Agencia EFE 02.05.2008
  • Los Reyes y los Príncipes, junto al presidente del Gobierno y el alcalde de Móstoles, en el balcón del Ayuntamiento
    © Agencia EFE 02.05.2008
  • Fotografía de grupo en el monumento a la Libertad
    © Agencia EFE 02.05.2008

Recordó Don Juan Carlos que en el período histórico que arranca en 1808 "el pueblo se adelanta a sus instituciones y gobernantes, y refleja una toma de conciencia de la identidad nacional, de la Nación en sentido moderno, basada en las ideas de libertad, unidad, igualdad y solidaridad. Un año que nos había de conducir hacia la Constitución de 1812, la primera de nuestras constituciones, en cuya redacción participaron los diputados americanos, la primera en proclamar el concepto de Nación, en crear un parlamento moderno y en establecer la libertad de prensa. Se ha dicho con razón que la Guerra de la Independencia, la Constitución de 1812 y los procesos de la emancipación americana, reflejan los componentes esenciales de un mismo y extenso ciclo histórico a ambos lados del Atlántico. Revolución liberal y procesos de independencia iberoamericana compartieron, en efecto, ideales y conceptos políticos semejantes: soberanía nacional, derechos y libertades individuales, separación de poderes, y nueva articulación constitucional del Estado".

Asimismo, el Rey subrayó que "entre 2008 y 2012 se cumplirán, en suma, dos siglos de un periodo histórico que marcó al mundo hispánico en su conjunto, y que contribuyó decisivamente a configurar los perfiles de la nueva América y de la España moderna y constitucional. Ese es el sentido último de los distintos Bicentenarios que, con múltiples actividades culturales, hemos comenzado a celebrar. Bicentenarios que deben ser, por ello, una ocasión para resaltar los valores que entonces nacieron como expresión popular y espontánea, de sentimientos colectivos y solidarios".

Antes de concluir, Don Juan Carlos manifestó que "esta jornada de recuerdo y homenaje, que cobra hoy una nueva dimensión en el espacio europeo de paz, integración y solidaridad al que pertenecemos, nos permite asimismo constatar con orgullo la realidad de la España de hoy que juntos hemos construido. Una España moderna, libre, democrática, unida, plural y diversa, basada en los conceptos de justicia, igualdad y solidaridad, que asegura nuestra preciada Constitución".

Después de la firma en el Libro de Honor del Ayuntamiento, los Reyes, los Príncipes, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y Don Iñaki saludaron desde el balcón a los numerosos ciudadanos que se congregaron en el exterior. Posteriormente, se dirigieron a la Plaza del Sol para inaugurar el monumento "La Libertad", conmemorativo del Bicentenario. Tiene cerca de treinta metros de altura, y gira en torno a los cuatro ideales sobre los que se sustenta la libertad; cuatro principios básicos imprescindibles para el logro de las libertades ciudadanas: Igualdad, Democracia, Justicia y Convivencia.

En el solado de piedra, dentro del nuevo espacio creado, y en las columnas, se ha grabado un fragmento del Bando de los Alcaldes, así como las fechas relativas a la celebración. En la leyenda se puede leer: "No hay fuerzas que prevalezcan contra quien es leal y valiente como los españoles". El monumento a la Libertad, además de su propósito conmemorativo, pretende servir como un llamamiento a la colaboración entre los españoles, ante amenazas como el terrorismo o la desunión. Su iluminación nocturna servirá también de hito urbano visible desde el centro de Móstoles, que se proyectará como un haz de luz hacia el cielo.

Después de un breve recorrido, durante el que fueron informados sobre la actuación urbanística por el arquitecto autor del monumento, Enrique Fombella, los miembros de la Familia Real descubrieron una placa conmemorativa.

Una vez finalizado este acto, se trasladaron al Centro de Arte Contemporáneo "Dos de Mayo" de la Comunidad de Madrid para presidir su inauguración.

El inmueble se ha construido sobre un edificio tradicional que data del siglo XIX -conocido como "La Casona"-, en una parcela cedida por el Ayuntamiento. La inversión de la Comunidad de Madrid ha supuesto más de doce millones de euros. El museo tiene el objetivo principal de acoger definitivamente, y con las condiciones de conservación y seguridad necesarias, la Colección de Arte Contemporáneo de la Consejería de Cultura y Turismo, que comprende en la actualidad unas 1.300 obras. Asimismo, el Centro de Arte pretende establecer una red de cooperación e intercambios con otras instituciones nacionales e internacionales, además de acoger actividades enraizadas con su entorno social, como talleres, cursos, debates, conferencias y visitas guiadas.

Ofrece 5.866 metros cuadrados de superficie -distribuidos en dos sótanos y cuatro plantas-, de los cuales 1.800 están ocupados por salas de exposición, ubicadas en las tres primeras plantas. El sótano primero cuenta con 900 metros cuadrados de almacenes, con todas las condiciones técnicas necesarias para la óptima conservación de las obras.

Hasta el 10 de septiembre, el Centro albergará la muestra "Levantamiento, Libertad y Ciudadanía".

A su llegada al Centro de Arte, los Reyes, los Príncipes, las Infantas Doña Elena y Doña Cristina y Don Iñaki fueron recibidos por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y fueron saludados por los miembros del Consejo de Gobierno de la Comunidad y los arquitectos del proyecto, Celia Vinuesa y Pablo Pérez-Urruti. Después de recorrer las instalaciones y conocer parte de la Colección de Arte, acompañados por el consejero de Cultura, Santiago Fisas, descubrieron una placa conmemorativa. Un breve encuentro con los asistentes en la planta baja del Centro de Arte puso el colofón a los actos.

  • Escuchar
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+