Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el almuerzo ofrecido por el Gobernador de San Pablo, Señor Mario Covas

San Pablo, 22.11.1996

Q

​uiero en primer lugar agradecer las amables palabras y la hospitalidad de nuestro ilustre anfitrión el Gobernador de San Pablo, Excmo. Señor Don Mario Covas, que tan generosamente nos ha obsequiado con este estupendo almuerzo en un marco tan magnífico y agradable como es el Palacio de Morumbí.

En el poco tiempo que llevo en esta impresionante ciudad de San Pablo he podido percatarme bien gráficamente de por qué los empresarios españoles la eligieron unánimemente como sede para albergar este magno acontecimiento de promoción de la industria y de la tecnología española que es la Expotecnia.

No resulta posible imaginar una elección más adecuada, pues enseguida se aprecia que Sao Paulo es el pulmón financiero y el motor económico de este dinámico país que es Brasil y en el que tantos confiamos que tenga un porvenir tan prometedor como los primeros años del Plan Real auguran.

Estamos seguros de que Sao Paulo será un eficacísimo centro de irradiación de la nueva imagen que deseamos proyectar de España como país  dispuesto a colaborar lealmente con Brasil, pues esta ciudad ya conoce a través de su fundador, el padre Anchieta, y a través de su actual Gobernador descendiente también de españoles, cómo los españoles podemos trabajar cuando nos lo proponemos.

Y tenemos, pueden estar seguros, las mejores intenciones de hacerlo. Para que San Pablo continúe, bajo la sabiduría y dirección de sus líderes, con este dinamismo que le caracteriza y que le ha convertido en la urbe que late por la modernidad Iberoamericana.

También, para que esta Expotecnia 96 que nos disponemos a inaugurar,nos sirva como instrumento en la mejora y sobre todo en la intensificación de las relaciones ya amistosas entre el pueblo español y brasileño.

Les invito a que levanten sus copas conmigo, deseándole, Sr. Gobernador, y, en su persona, simbólicamente a todos los brasileños, salud y prosperidad.

Muchas gracias a todos por su presencia.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+