Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de clausura del II Foro Hispano-Norteamericano

Madrid, 17.11.1996

A

​l iniciar mis palabras quiero ante todo transmitir un cordial saludo a los distinguidos representantes de la política, la empresa y la cultura de Estados Unidos y España que se han reunido en Toledo con ocasión de este II Foro Hispano-Norteamericano y decirles lo honrado que me siento al tener esta oportunidad de dirigirles la palabra.

Estoy seguro de que el marco único de la Ciudad Imperial habrá inspirado sus sesiones y trabajos. No en vano Toledo fue ejemplo de encuentro y diálogo entre diversas culturas y mentalidades en una de las etapas más gloriosas de su larga historia.

Este Foro nació con el propósito de estrechar las relaciones y profundizar en el entendimiento entre ambos países en sus ámbitos sociales y civiles y en torno a los valores y principios que comparten.

Si miramos a nuestra Historia vemos que los vínculos que nos unen se anudaron en el momento de la Independencia de Estados Unidos, al calor de las ideas de la Ilustración en las que comulgaban los reformadores norteamericanos y españoles, y que incluían el respeto a la dignidad humana y sus derechos, el imperio de la razón y la iniciativa individual como pilares del sistema de convivencia y ejes de las relaciones económicas y sociales.

Con las modulaciones que el paso del tiempo necesariamente impone, y en un escenario diferente, mucho más amplio y complejo, estos principios no han perdido su vigor y siguen siendo una guía válida para una fructífera comunicación entre nuestros pueblos.

Su éxito depende principalmente, hoy como ayer, de los hombres, de las instituciones y de las entidades capaces de protagonizarlo, de darle un significado y una dinámica atractiva.

Sinceramente, Sras y Sres, cro que la capacidad y experiencia de cuantos han participado en este Foro como moderadores y ponentes es, a este respecto, la mejor garantía para lograr los frutos y objetivos que su convocatoria se ha propuesto.

Idéntico elogio merece la selección de los asuntos tratados durante estos días. Temas tan destacados como el papel que corresponde a los dos países en el escenario internacional, la política económica, el comercio, la inversión y las empresas mixtas han sido objeto de nuestras preocupaciones; todo ello sin descuidar aquellos otros que tienen un sentido y unos efectos más propiamente sociales o de mejora de las condiciones en las que se desarrolla el individuo, como son el empleo y la cooperación cultural.

Todos ellos tienen un valor decisivo en la formación de la imagen que cada uno tenemos del otro y en el enfoque adecuado y, en su caso la mejora, de un diálogo provechoso, atento a explorar nuevas oportunidades en un horizonte que se define por su capacidad de adaptarse al proceso de cambio que vivimos.

En mis viajes a Estados Unidos, y muy singularmente durante mi época de estudios en la Universidad de Georgetown, he tenido ocasión de comprobar la vitalidad y optimismo con que la sociedad norteamericana y sus líderes asumen esta situación y ejercitan su imaginación para extraer consecuencias positivas de sus circunstancias.

España viene viviendo también un tiempo histórico de confianza en sí misma que se traduce en una serie de proyectos y en la necesidad de difundirlos y explicarlos. Su trayectoria democrática felizmente recuperada; el esfuerzo que está realizando para impulsar su economía en un mundo tan complejo pero al tiempo tan lleno de oportunidades; y el empuje de una cultura viva y universal, que se expresa a través de fórmulas originales, son las líneas maestras por las que camina hacia el futuro.

Nos encontramos, por tanto, en una coyuntura oportuna y prometedora para nuestros dos países, que confío, interpretando el propósito que os ha llamado a reuniros y el sentido de las conclusiones que habéis aprobado, dará los frutos granados y permanentes que de nuestra cooperación podemos fundadamente esperar.

Creo, finalmente, que vuestro trabajo abre un camino de esperanza y optimismo a nuestra juventud. Y permítanme que  en representación de los jóvenes, en quienes descansa nuestro futuro común,les manifieste que nuestras energías se deben dirigir, y creo que hoy felizmente lo hacen de forma natural, a promover y hacer realidad la solidaridad y la concordia entre los pueblos; con valentía, pero también con responsabilidad.

El rumbo que nos marcáis nos anima a tomar el testigo, a recorrer el tiempo nuevo recogiendo y mejorando -si es preciso-  tanto los ideales que os inspiran como los mecanismos para su puesta en práctica.


And now just a few words in english:

I would like to offer a special welcome to those of you who have come across the Atlantic to participate in the Second US -Spain Forum and since this dinner marks the end of this forum I should also bid you fairwell. I hope that your stay in Toledo was agreable and that you have had an interesting exchange of ideas and proposals with your spanish collegues. We are indeed pleased and proud to have had such distinguished representantives of Goverment, business and culture attending this forum, and I would like to convei you my very best wishes for the continuation of this fruitful exchange and the success of this positive initiative.

Muchas gracias por vuestro trabajo y estímulo.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+