Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Alicante

Alicante, 03.10.1995

M

​uchas gracias por el cariñoso recibimiento que me habéis dispensado, y al que correspondo con sincero afecto.

Vuestra ciudad, que hace cinco años celebró su Quinto Centenario, es ante todo un lugar de acogida.

No en vano el turismo es uno de vuestras principales fuentes de riqueza, favorecido tanto por los variados atractivos de vuestra tierra como por la diligente atención que desde hace años le dedicáis. Inspirado siempre por un valor fundamental al que precisamente este año las Naciones Unidas dan especial importancia; el de la tolerancia.

Desde este palacio Municipal, cuya arquitectura representa tan acertadamente vuestra antigua grandeza, la importancia de Alicante y de la región que la circunda, quiero rendir homenaje al industrioso esfuerzo con el que habéis sabido adaptar una parte significativa de vuestra actividad hacia uno de los sectores más dinámicos de la economía, el de los servicios.

Contáis para conseguirlo con la intensa experiencia que vuestra dedicación os ha granjeado en estos últimos decenios, y que recientemente ha recibido el espaldarazo que supone el establecimiento en esta ciudad de la Oficina de Armonización del Mercado Interior, que os anuncia un brillante porvenir como centro especializado a escala europea.

A este dato, ya de por sí tan relevante, se añade el valor de Alicante como ciudad de congresos, actividad que puede cobrar una importancia cada vez mayor por ser lugar de encuentro y contraste para los avances en todos los campos y escaparate de vuestro entorno y de las modernas tecnologías.

Con estas bases, podéis afrontar con confianza el proyecto de convertiros en el centro principal de apoyo a las necesidades de la importante estructura industrial de vuestra provincia.

Estoy seguro de que con vuestra acostumbrada eficacia lograréis resolver las dificultades que en el curso de este proceso se os puedan presentar.

Por mi parte, recojo con el interés que vuestro esfuerzo merece problemas y anhelos que vuestro Alcalde me ha dirigido y que tanto han de contribuir a conseguir vuestros objetivos y a afianzar vuestro progreso.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+