Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de recibimiento a la Agrupación Málaga

Málaga, 29.04.1993

¡

​Soldados de la Agrupación Málaga!

Hoy es para todos un día de alegría, tanto para vosotros, que volvéis a casa, para vuestras familias y amigos, que han sabido esperar con entereza y patriotismo, como para los que desde aquí, en todos los rincones de España hemos seguido vuestro ejemplo humanitario.

Su Majestad el Rey, quien se encuentra fuera de España atendiendo compromisos oficiales no puede estar aquí para recibiros como hubiera sido su deseo.

Por encargo expreso de Su Majestad os doy la bienvenida a vuestro regreso a España.

Volvéis después de permanecer seis meses en una región desgarrada por la más atroz de las guerras, fruto de la intolerancia y de nacionalismos exacerbados. Habéis podido comprobar cómo, en plena Europa, y en nombre de la religión y de la raza, se producen violaciones masivas de los derechos humanos y atrocidades que ya dábamos por superadas. Habéis sido testigos de los sufrimientos de seres inocentes, ancianos, mujeres y niños, causados por un conflicto ante el cual el mundo no puede permanecer impasible.

Resulta imperativo que los organismos internacionales, encabezados por Naciones Unidas, redoblen sus esfuerzos para devolver la paz a la antigua Yugoslavia y para encontrar fórmulas que permitan la convivencia pacífica de las comunidades que viven en ella.

La misión que se os encomendó y que voluntariamente aceptasteis, se situaba en ese marco de actuaciones de Naciones Unidas dirigidas a socorrer a la población civil de Bosnia, proteger a los más débiles y moderar a los contendientes. Para alcanzar ese objetivo habéis tenido que soportar el frío, la nostalgia, el barro y la tensión permanente. Habéis improvisado acuartelamientos y abierto caminos en la nieve. Os habéis expuesto al fuego y a las minas. Y todo ello en un país extraño y en un ambiente muy complicado.

A pesar de tantas dificultades, habéis superado todos los desafíos, convirtiendo la llamada "Ruta de la Muerte" del Río Neretva en la principal vía de suministro a Sarajevo. Habéis curado a enfermos y a heridos; habéis escoltado a cientos de refugiados, con los que  compartisteis vuestras raciones de campaña; habéis repartido juguetes a niños que sin vosotros no habrían tenido Navidades y os habéis ganado el reconocimiento y el respeto de la mayoría de vuestros interlocutores gracias a vuestra capacidad de entendimiento y adaptación, al buen talante y en definitiva al alto grado de preparación y profesionalidad demostrados.

Por todo ello la Agrupación "Málaga" también ha  sabido hacerse acreedora del respeto y de la admiración de los organismos internacionales y de los Ejércitos de otros países desplegados en la región.

España ha seguido día a día vuestros pasos y os ha visto cumplir la difícil misión que teníais asignada. Por ello os recibe hoy con su más cordial abrazo y os lo agradece de corazón.

Debemos hoy también rendir tributo al Ejército del Aire y la Armada por su eficaz y vital apoyo que hoy siguen prestando, haciéndoles partícipes de nuestras alabanzas y agradecimientos.

No quisiera dejar de dedicar un recuerdo a los hombres que os han relevado, a la Agrupación "Canarias". Para ellos deseo la misma brillantez en su ejecutoria y la misma suerte. Que puedan regresar todos, como vosotros, con la cabeza erguida, orgullosos y satisfechos de haber contribuido a la búsqueda de la Paz bajo los auspicios de las Naciones Unidas.

Hace unos minutos, al presentarme la Unidad, vuestro Coronel Jefe me ha dicho: "Sin novedad en la Agrupación Málaga". Creo que esas palabras resumen mejor que nada seis meses de trabajos y de éxitos.

Bienvenidos a casa, y recibid mi enhorabuena como español y como soldado. Y ahora gritad todos conmigo:

i VIVA EL EJERCITO i
i VIVA ESPAÑA i

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+