Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena ofrecida por el Presidente de la República Oriental de Uruguay

República Oriental de Uruguay, 18.11.1991

T

​engo la oportunidad, gracias a Vuestra Excelencia, y esta vez de forma oficial, de volver a visitar este hermoso país donde estuve ya hace cuatro años.

Quiero, ante todo, daros las gracias por vuestras afectuosas palabras y agradecer al pueblo uruguayo el cordial recibimiento que me ha dispensado. También quiero transmitiros el cariñoso saludo de mis padres los Reyes para Vuestra Excelencia y para todo el pueblo de Uruguay.

Me han contado Ellos, con emoción, Su visita a este País, en Mayo de 1983, en el marco de un viaje que Les resultó extraordinariamente memorable y altamente positivo para nuestras relaciones.

Muchas cosas han cambiado desde entonces y hoy tengo la satisfacción de encontrarme con un Uruguay en pleno y feliz ejercicio de sus libertades democráticas recuperadas y desempeñando con prudencia, inteligencia y eficacia un papel relevante en la incipiente Comunidad Iberoamericana que entre todos estamos poniendo en marcha.

Señor Presidente:

Se ha referido Vuestra Excelencia a España en términos de gran afecto y sinceridad. Conozco el orgullo que sentís por vuestra raigambre española que os lleva a recordarla especialmente en aquellos momentos de mayor solemnidad y trascendencia.

Todos nosotros somos sensibles a ello y no podemos olvidar vuestro gesto de visitar el Club Español al día siguiente de vuestra elección como Presidente de la República.

Honrasteis así, Señor Presidente, a una colectividad que está dispuesta a continuar ofreciendo su trabajo y dedicación para contribuir al desarrollo y esplendor de la República Oriental del Uruguay, cuya nacionalidad ostentan también con fidelidad y orgullo.

Conozco, vuestro noble empeño de transformar el Uruguay en un país cada vez más moderno y próspero. Permitidme que os exprese mi sincero reconocimiento porque sé que queréis revertir esta prosperidad en una justicia social que depare, por igual, mayores cotas de bienestar a toda la población.

También se y así, lo hemos escuchado en vuestra intervención que no os conformáis con la legitimidad de la democracia, sino que deseáis profundizar en ella, dándole, dentro de la tolerancia, una mayor eficacia. Expresáis de este modo vuestra profunda convicción democrática que permite augurar un futuro prometedor para todos los uruguayos.

En España pensamos, igualmente, en términos de futuro, y de futuro común, en especial al abordar las próximas conmemoraciones de 1992.

Esta conmemoración de un hecho trascendental de la historia universal, la vemos desde España como una oportunidad para ahondar en nuestra común identidad, con objeto de extraer de ella criterios para una fecunda y solidaria colaboración en los años venideros.

Porque de nosotros depende, y a todos nos interesa, debemos fortalecer el proceso de la Conferencia Iberoamericana que comenzó bajo tan buenos auspicios en México y cuya próxima Cumbre se celebrará en Madrid. Allí, Señor Presidente, os recibiremos los españoles con calor y con simpatía y allí debemos todos juntos dar grandes pasos en ese camino que nos marca nuestro común sentir; el sentir de los Iberoamericanos.

Señor Presidente:

Os reitero mi agradecimiento por vuestra hospitalidad, hago votos por el éxito de Vuestra primera visita de Estado a mi país en abril de 1992. Con cordialidad y afecto: brindo por vuestra ventura personal y la de la Señora de Lacalle, por el permanente fortalecimiento de las relaciones fraternas entre Uruguay y España y por la prosperidad y el bienestar del querido pueblo uruguayo.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+