Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Palacio de Queluz ante la comunidad española

Portugal, 02.05.1991

Q

​ueridos Españoles residentes en Portugal:

Como sabéis, mi primera visita oficial a Portugal, dos años después de la que efectuaron mis Padres los Reyes, tiene para Mí una significación muy especial ya que este bonito país acogió a mi Familia con la hospitalidad y cariño que le son propios durante muchos años. Uno de los principales motivos de mi viaje consiste precisamente en continuar y profundizar esos lazos amistosos dejados aquí por mis Padres y mis Abuelos, de los que participáis tantos de vosotros. Para todos soy portador, por encargo de Sus Majestades de un afectuoso saludo.

También conocéis de primera mano, todos los presentes que me corresponde venir a Portugal en un momento muy satisfactorio de las relaciones entre los dos países ibéricos. Desde el ingreso de España y Portugal en la Comunidad Europea, ambos pueblos han sabido encontrar una nueva manera de dialogar y de comprenderse que ha producido, y espero siga produciendo cada vez más en el futuro, resultados muy beneficiosos para todos. Así, son numerosos los puntos de vista convergentes de ambos Estados en relación con una amplia temática: lberoamérica y la defensa de sus intereses en la CEE, una mayor cohesión económica y social entre los socios europeos, afinidad de objetivos y procedimientos en la construcción de la unión política y económica comunitaria, la financiación para el desarrollo de extensas zonas fronterizas hispano-lusas, las realizaciones para mejorar las comunicaciones entre uno y otro lado de nuestras fronteras tan importante para los que aquí residís, y muchos otros temas que no citaré para no alargar demasiado. Todo ello es sin duda fruto, como decía, de una nueva forma de enfocar nuestras relaciones en la que el desconocimiento, recelo o prejuicio han sido sustituidos por la profunda convicción de que lo que es bueno para uno de nuestros dos países redunda necesariamente en beneficio del otro.

Sois vosotros, los españoles que vivís en Portugal los que, con vuestro esfuerzo, vuestro sacrificio y vuestra ilusión habéis contribuí do de manera muy significativa a esta profunda y positiva transformación, llena de esperanza hacia el futuro.

A vosotros correspondió vivir, con paciencia y abnegación tiempos muy difíciles en el pasado reciente de Portugal y supisteis luego, con renovado ímpetu y con vuestra tenacidad y trabajo, contribuir a la prosperidad de los dos países ibéricos. En nombre de España os doy las gracias por ello y os animo a perseverar en vuestro empeño por la mayor grandeza de España y Portugal.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+