Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de apertura de las reuniones del Comité Olímpico Internacional y de la VIII Asamblea de la Asociación de Federaciones Olímpicas Internacionales

Barcelona, 24.04.1989

E

​s para mi una gran satisfacción dirigirme al Comité Ejecutivo del Comité Olímpico Internacional y a la VIII Asamblea de la Asociación de Federaciones Olímpicas Internacionales de Verano, en este primer acto en que intervengo como Presidente de Honor de la Asamblea del Comité Organizador Olímpico de Barcelona 92, cuyo nombramiento quiero agradecer al Excmo. Señor Alcalde de esta ciudad:  No sólo por el honor que ello representa, sino también porque supone una más estrecha vinculación de mi persona al movimiento olímpico y a la ciudad de Barcelona.

Mi familia ha seguido siempre con verdadera afición y entusiasmo el desarrollo del olimpismo participando activamente en algunas de sus manifestaciones deportivas. Mi padre, Su Majestad el Rey, tomó parte en las competiciones de vela en los Juegos Olímpicos de Munich y mi hermana, la Infanta Cristina, participó con el equipo de vela de España en Seul, el año pasado. Incluso tenemos en la familia una medalla de oro, conseguida en Roma por Su Majestad el Rey Constantino de Grecia.

Me consta que en el ánimo de todos los jóvenes deportistas está la ilusión de poder llegar a participar en los juegos olímpicos. Por eso, Barcelona, en el año 1992, será una meta hecha realidad como premio al esfuerzo continuo y dedicado para muchos de nuestros deportistas que logren los méritos y las marcas necesarias para llegar a ser seleccionados.

España se siente hoy orgullosa de albergar a tan distinguidos miembros del Comité Olímpico Internacional, en especial a su Comité Ejecutivo y a los miembros de la Asociación de Federaciones Olímpicas Internacionales.

Es también para España un orgullo la feliz circunstancia de que ambas reuniones cuenten con la presencia de un español tan destacado como Juan Antonio Samaranch, Presidente del Comité Olímpico Internacional, que encarna tan dignamente los mejores valores del olimpismo y que ha dedicado y estoy seguro seguirá dedicando tantos esfuerzos al desarrollo del deporte en nuestro país, habiendo sido por ello galardonado con el premio Príncipe de Asturias al Deporte en su edición del año pasado.

Muchas gracias a todos por vuestra presencia.

Y ahora declaro inauguradas las reuniones del Comité Olímpico Internacional y la VIII Asamblea de la Asociación de Federaciones Olímpicas Internacionales.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+