Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. la Reina en el WCLS 2017

Palacio de Minería. Ciudad de México , 14.11.2017

B​uenas tardes a todos. Permítanme primero agradecer a la Union for International Cancer Control su invitación y agradecer también el trabajo de las organizaciones y profesionales que han hecho posible que estemos hoy aquí. Gracias también al presidente Peña Nieto y a la Primera Dama Angélica Rivera por su acogida en un país, México, donde siempre me siento en casa. Les transmito todo el afecto del Rey y nuestra admiración por la fortaleza de tantas personas afectadas por los terremotos de septiembre. Querría también expresar a las familias de los fallecidos y a los heridos el sentimiento de pesar y respeto de todos los españoles. España siempre sentirá a México como país hermano y querido.

Clausurar una cumbre internacional de líderes en todo lo relacionado con el cáncer es muy difícil… Así que trataré de hacerlo fácil y breve. Han escuchado ya a la ministra de Sanidad de España y saben por tanto cómo es nuestro compromiso como país en la tarea de atender todas las necesidades y requerimientos de una enfermedad tan demandante como lo es el cáncer. Compromiso que alcanza también a la sociedad civil, organizada en asociaciones de todo tipo, como la Asociación Española Contra el Cáncer, que presido honoríficamente. La AECC ayuda a cientos de miles de personas desde hace más de 60 años y es una de las organizaciones privadas pioneras en la promoción de la investigación científica como eje esencial en el abordaje del cáncer.

la prevención es también una actitud. Y va más allá de no fumar, hacer ejercicio, alimentarse correctamente o no exponerse sin moderación al sol, por ejemplo. Tiene que ver también con descansar, con pararse y observar lo que somos y dónde estamos, con lograr que tantas personas como sea posible tengan acceso al conocimiento, para que sepan las consecuencias que puede tener lo que comen, lo que beben y lo que respiran. Y todo esto implica también a los gestores públicos, de cuyo compromiso y capacidad de acción depende que un asunto tan serio como la salud esté convenientemente tratado en la agenda política

Quería, si me lo permiten, contarles una historia de las muchísimas que todos conocemos y que tienen que ver con esta enfermedad. Ana, una chica española de 23 años, acaba de padecer un cáncer colorrectal. Sufrió una ileostomía y recibió varios ciclos de quimioterapia que, en sus palabras, fueron una pesadilla. Ana lo ha pasado muy mal. Como millones de personas en el mundo. Y me dijo algo que recuerdo ahora: "mi lucha no ha sido contra esas células malignas; mi lucha ha sido controlar mi estado mental y anímico".

Traigo por tanto esta idea sólo para apuntarla y que no se pierda de vista: la importancia de la actitud y el modo en que, interiormente, afrontamos una enfermedad como el cáncer. Y, en realidad, cualquier cosa en la vida. Esta reflexión que les planteo, que puede parecer  evidente o incluso algo obvia, me lleva a mencionar la prevención como otro de los mensajes que elijo transmitir en esta clausura. Porque la prevención es también una actitud. Y va más allá de no fumar, hacer ejercicio, alimentarse correctamente o no exponerse sin moderación al sol, por ejemplo. Tiene que ver también con descansar, con pararse y observar lo que somos y dónde estamos, con lograr que tantas personas como sea posible tengan acceso al conocimiento, para que sepan las consecuencias que puede tener lo que comen, lo que beben y lo que respiran. Y todo esto implica también a los gestores públicos, de cuyo compromiso y capacidad de acción depende que un asunto tan serio como la salud esté convenientemente tratado en la agenda política.

La investigación, la prevención, la información… El abordaje del cáncer implica tantos elementos que ya han sido tratados por tantos líderes presentes hoy en México que, por supuesto, no tengo intención de mencionarlos todos. Sólo quiero felicitar a la UICC por el desafío que han planteado en este congreso para disminuir las muertes prematuras por enfermedades no transmisibles en el entorno de las ciudades. Y, a todos ustedes, gracias por sus ideas y esfuerzos en un asunto, la salud, que es siempre la principal preocupación y anhelo de todo ser humano. Gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Actividades