Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto con motivo del lanzamiento del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo 2017

17.01.2017

G​ood evening, your excellencies, ladies and gentleman. Allow me to offer you all the warmest welcome to Spain and to Madrid; also to this ‘Palacio Real del Pardo’, that in its self is a site open to tourists and visitors as part of our National Heritage. It also serves as guest Palace for foreign Heads of State when visiting officially our country.

It truly gives me great pleasure to host all of you, with the SG of the WTO, for this important occasion on the eve of the 37th edition of FITUR, the International Tourism Fair. We are here today to launch the International Year of Sustainable Tourism for Development, an event that gives testimony of the maturity and sophisticated development that tourism has achieved worldwide; not only as an industry of great importance, but also as a socioeconomic and cultural phenomenon of the first magnitude.

Tourism is indeed one of the main sectors of the economy, in many countries and globally; it is among those creating most employment, and its rate of growth is well above the world average. It also influences, or makes an undeniable impact, in many other areas and services ─both private and public─ that affect the development of society, that affect people’s lives and well-being in every country on our planet. On the other hand, reversely, it is highly sensitive to the quality and capacity of those same services provided in any given host country or city’s, so it becomes a valuable and powerful measure to rank and judge their general development and prestige.

Esta realidad ha hecho que, consecuentemente, debamos abordar el turismo desde una perspectiva integral que reconozca su incidencia profunda en el mundo actual y que prevea y canalice convenientemente su evolución futura en beneficio de la Humanidad. Y digo Humanidad porque, justamente, el turismo es una de esas tendencias que tiene un indiscutible alcance global y que conecta directamente a pueblos y sociedades diversas a lo largo y ancho de todo nuestro mundo; más aún en los tiempos que vivimos, caracterizados por una creciente interdependencia y globalización en la economía y en tantos ámbitos de nuestras vidas.

Por eso, son muchas y poderosas las razones para el lanzamiento de 2017 como Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo. Hemos podido leerlas en la Resolución de la AGNU que aprobó la celebración de este Año Internacional. De entre ellas, quiero destacar: la necesidad de promover una mejor comprensión entre los pueblos, de que se tome mayor conciencia del patrimonio de las diversas civilizaciones, y una mejor apreciación de los valores de las diferentes culturas para contribuir así al fortalecimiento de la paz en el mundo.

Igualmente, subrayo la función del turismo sostenible como instrumento para la erradicación de la pobreza, la protección del medio ambiente y la mejora de la calidad de vida. Todo ello poniendo en valor las tres dimensiones del desarrollo sostenible ─la económica, la social y la medioambiental─, especialmente en los países en desarrollo.

Igualmente, subrayo la función del turismo sostenible como instrumento para la erradicación de la pobreza, la protección del medio ambiente y la mejora de la calidad de vida. Todo ello poniendo en valor las tres dimensiones del desarrollo sostenible ─la económica, la social y la medioambiental─, especialmente en los países en desarrollo

El turismo sostenible contribuye, como no podía ser de otra manera, a los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Pues, por ejemplo, al crear puestos de trabajo y promover la cultura y los productos locales, garantiza modalidades de consumo y producción sostenibles (ODS Nº 12), al tiempo que fomenta el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todos (ODS Nº 8).

Y ahora, ante este Año Internacional, debemos conseguir que esta iniciativa sirva, de hecho y de modo efectivo, para todos estos propósitos.

España ─potencia turística de primer orden y con la industria más competitiva del mundo en este sector─ está firmemente comprometida con los diagnósticos y objetivos que hemos mencionado. Y el haber sido elegido nuestro país como sede para el lanzamiento de este Año Internacional ─elección que quiero agradecer a la OMT que tenemos la satisfacción de albergar─, creemos que supone un claro reconocimiento de nuestro firme y activo compromiso con todas esas metas y valores.

Son muchos los ejemplos de nuestra acción en estos ámbitos, ya sea en el terreno del turismo de naturaleza ─con iniciativas en materia de ecoturismo o de protección del medio marino, aprovechando y cuidando nuestra gran riqueza y variedad natural de flora y fauna en paisajes tan bellos y amplios en el interior y en nuestras costas─; en el campo del turismo agroalimentario ─con numerosas actuaciones en nichos como el “enoturismo” y el “oleoturismo”, dos de nuestros productos estrella mundialmente reconocidos─; o en el terreno cultural, tan importante para un país como España, con tanto patrimonio histórico y artístico protegido y tantos acontecimientos atractivos que llenan el calendario anual de nuestra diversidad tan amplia de pueblos, ciudades y Comunidades Autónomas.

Ladies and Gentlemen,
Some years ago, on the occasion of the 2012 World Tourism Day ceremony, held in the Canary Islands, I referred to the concept of sustainability-related tourism, with particular regard to renewable and environmentally-friendly sources of energy. I also highlighted the value of tourism as an instrument for greater knowledge and understanding among different peoples, cultures and ways of seeing the world, and for promoting harmony and peace. Indeed, these are two very noteworthy aspects of the initiatives for sustainable tourism that bring us here today.

Today, and as on that previous occasion, before concluding these remarks, I must refer to another aspect of tourism and sustainability that is both essential and inseparable: namely, its ethical dimension. Tourism, to be considered truly sustainable must also be ethical; as a moral principle, and indeed to benefit peoples, cultures and the natural world; in short, for the better future of us all.

I am confident that this International Year of Sustainable Tourism for Development we are now launching, will bold and effectively contribute to promote best practices and communicate to all concerned ─travelers, tourists, local populations, the workforce and all the economic, social and political actors involved─ a shared vision of tourism; one that, above all, may be a means of achieving progress and harmony for all societies.

Thank you very much, and I hope that you join us in FITUR tomorrow and that you enjoy Madrid and where ever you might choose to visit these days.

Muchas gracias y que disfruten estos días de nuestra gran feria, de FITUR, que inauguraremos mañana en las instalaciones de IFEMA, y de cualquier lugar que visiten durante su estancia en España.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+