Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto conmemorativo del 150º aniversario de la Unión Internacional de Telecomunicaciones

Madrid, 05.05.2015

Muy buenos días, Señoras y Señores,
Me alegra nuevamente que esta Cámara del Senado albergue un acontecimiento importante, conmemorativo; pero que, también y sobre todo, es ─por el tema─ enormemente relevante para nuestro futuro.

Conmemoramos pues, efectivamente, el 150º aniversario de la Unión Internacional de Telecomunicaciones. Lo cual, a priori puede sorprender; que sea ésta una de las primeras organizaciones internacionales de la Historia, digo. Pues así fue, y se constituyó en 1865 bajo la denominación de "Unión Telegráfica Internacional" por una veintena de países, entre ellos España.

Por tanto, permitidme que dé la sincera enhorabuena a este organismo veterano —pero tan actual y vigente—, y que lo haga saludando y felicitando a su Secretario General, el Sr. Zhao, que hoy nos honra con su visita. Gracias por su presencia y sea muy bienvenido a España.

Durante este siglo y medio intenso, lleno de vicisitudes y cambios en el escenario internacional, la UIT ha realizado esfuerzos muy importantes para cumplir con la misión que le fue encomendada, la de mantener y ampliar la cooperación internacional para el mejor empleo de todos los medios de comunicación y promover la ayuda a los países para que todos los ciudadanos del mundo puedan beneficiarse del acceso a la información y las comunicaciones.

En su larga historia, la UIT ha demostrado saber conjugar tradición e innovación. Ha pasado de la telegrafía a la movilidad y a Internet, adaptándose permanentemente para estar a la cabeza de la rápida respuesta que la sociedad demanda de un sector tan dinámico, crítico y relevante para casi todo, como el de las telecomunicaciones.

Señoras y señores,
La celebración de este aniversario en el Senado de España nos recuerda el papel fundamental que tuvo la Conferencia de Plenipotenciarios celebrada en Madrid en 1932, en la que se eligió para la Unión el término “telecomunicaciones”, anticipándose de este modo a la gran revolución tecnológica y social que llegaría más tarde.

la digitalización es una fuerza transformadora que afecta a todos los sectores e industrias. Pero la tecnología debe ayudar a construir una economía no solo más competitiva y productiva, sino también más justa; una economía que genere mayores oportunidades para el empleo, la formación y el acceso a los servicios públicos

La Conferencia de 1932 permitió la convergencia de dos mundos entonces separados: las comunicaciones por cable y las radiocomunicaciones. Tras tres meses de intenso trabajo en Madrid, se integró bajo un mismo acuerdo internacional la regulación de ambos ámbitos, hasta entonces separados en dos Conferencias paralelas. La Conferencia de Madrid supuso, en suma, un gran avance para las telecomunicaciones internacionales y la primera manifestación de la convergencia de las comunicaciones. Los logros alcanzados fueron, verdaderamente, precursores de la intensa revolución que hoy vivimos: un tiempo de profunda transformación de la economía y de la sociedad impulsado por, también, la innovación digital.

La digitalización es, efectivamente, una fuerza transformadora que afecta a todos los sectores e industrias. Pero la tecnología debe ayudar a construir una economía no solo más competitiva y productiva, sino también más justa; una economía que genere mayores oportunidades para el empleo, la formación y el acceso a los servicios públicos.

El mundo digital se ha revelado como uno de los más importantes instrumentos de cooperación y desarrollo para extender el acceso de muchas colectividades y regiones menos favorecidas a beneficios como el conocimiento, la salud y la democracia, que son fundamentales y mejoran la calidad de vida de los ciudadanos. Realmente, muchas cosas dependen hoy en gran medida de la tecnología. Más aún en un contexto como el actual, en el que las tecnologías de la información y las telecomunicaciones son un factor imprescindible para el crecimiento económico, los avances sociales y, en definitiva, el desarrollo de los pueblos.

Por todo ello, España considera prioritario continuar cooperando con la Unión Internacional de Telecomunicaciones, una organización que tiene el firme compromiso de conectar a todos los habitantes del mundo, independientemente de su lugar de residencia y de sus recursos, y de proteger el derecho de las personas a comunicarse.

Permítanme que en el día de hoy y, precisamente, en un aniversario que conmemora siglo y medio de telecomunicaciones, dedique un homenaje sentido, lleno de afecto y reconocimiento, a la persona y a la memoria de Jesús Hermida; un profesional del periodismo que fue testigo, y comunicador, de muchos de los acontecimientos más relevantes de las últimas décadas.  Quiero transmitir desde aquí mis condolencias a sus familiares y amigos, y a todo el mundo del periodismo español, que justamente le reconoce como maestro y ejemplo, por esta triste pérdida.

Señoras y señores, Señor Presidente, Señorías, Señor Secretario General de la UIT,
Termino ya mis palabras, por tanto, manifestando nuestro firme compromiso, el de España, con la Unión, como con el sistema de NNUU y, en general, con los esquemas multilaterales de cooperación, progreso y gobernanza internacional. Seguiremos trabajando estrechamente con la UIT en el marco de una política de colaboración cada vez más activa.

Gracias, de nuevo, Secretario Zhao, por su presencia, y mis felicitaciones a la UIT por su 150º aniversario.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+