Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el encuentro económico con emprendedores españoles “Spain Innovation & Technology”

Sede de HP. Silicon Valley. California (EE.UU.), 14.11.2013

It is indeed a great pleasure to be here today, and an honour to share some remarks upon closing this meeting. Thank you especially for this great opportunity to hear and learn from the experiences of investors, from first-hand accounts of Spanish success stories and from the top management of the world’s leading corporations.

Surely, many of you consider Spain a good tourism destination —which it is; attractive, fun and full of history and culture. In fact, it ranks 4th worldwide in number of tourists welcomed each year. Spain is indeed a warm country, in many ways or for many things —not only for tourism; it is also a specially warm and welcoming place to live and work, a country good for doing businesses, for enterprise and investment.

So it certainly is an exciting challenge to be in Silicon Valley, the cradle of technological progress, where the knowhow and talent of innovators from around the globe join hands with many of the savviest entrepreneurs, business people and investors, making it a unique ecosystem.

In recent years, we have been able to appreciate how, in Spain, a large number of entrepreneurs have emerged with highly creative and competitive ideas. This did not happen by chance.

Spain is a country that can be proud of having a skilled workforce, a large number of great engineers and other professionals who are highly competitive —such as those we have heard here today. Spain's technical universities provide an excellent training ground and are considered among the best in Europe. Our country has some of the best business schools in the world, including three of the international top twelve, according to a ranking recently published by the Financial Times. At these schools, 70% of the students have come from abroad—including a large number of Americans.

Spain has traditionally been an investment destination for major multinational corporations, and many of their Spanish factories have kept quality and competitive levels that make them flagships of efficiency for their brands. So we want to become, once again, a major destination for a new wave of investments, especially in technological firms, both in the large and more established range, as also in the medium or small size range of companies; that may be more recent and less known but are, however, performing remarkably well in the midst of difficult economic circumstances.

Our country is now emerging from a long recession that has hit the EU hard. Today we still face major challenges, like the urgent need to create jobs, but it is also a fact that our exports and competitiveness are substantially improving, mainly thanks to the talent and creativity of our companies.

Today, and during the next few days, I will have the chance to meet with American investors and entrepreneurs who have put their money on Spanish technology and Spanish talent —on Spanish companies. And I must say I feel proud to know that they all have very positive experiences.

I also would like to highlight the promotional role of Spain's major multinationals, some of them represented here. These companies, in their international presence, are very often contracting the services of many Spanish start-ups, acting this way as a launch-pads for their internationalization, enabling many of these entrepreneurs to grow in different markets, especially in European and Latin American countries, with which Spain has close ties.

In Spain, we are strongly committed to technology and innovation, to backing our high-tech firms and our entrepreneurs. And I believe we, as public servants, ought to do all we can to promote them, to facilitate their difficult task of entering new markets and gaining confidence of investors worldwide.  We invite you to meet them —some are here with us today—, to discover with them the modern Spain...

Many of these companies are at the Spain Tech Center, a new showcase for our technology. The Spain Tech Center in San Francisco provides an effective model of public-private collaboration, easing the way for Spanish high-tech companies to land in Silicon Valley.

In reaching the end of my remarks, I would like to mention Spain's role in bridging the European and Latin American markets. Our geographic location and our status as a member of the EU make us an ideal launch-pad not only to the European market, but also the Mediterranean Region as well as Latin America.

Our close ties with Latin America —due to our common history and culture, but also to our modern business and investment relations— are a clear asset in this sense. And I´m happy to say that these ties have been further strengthened with this morning's opening of the Spanish chapter at the prestigious Hispanic IT Executive Council (HITEC); an organization for Hispanic IT executives from leading corporations, whose representatives —by the way— are also with us this morning.

Please allow me to thank all of them deeply for the support that they can offer to Spanish companies in building bridges with Silicon Valley and North America —and, of course, with Latin America.

Ladies and Gentlemen,

España es un país que puede estar orgulloso de tener una fuerza de trabajo preparada, un buen número de grandes ingenieros y otros profesionales que son altamente competitivos

Let me conclude by expressing to all of you my warmest thanks for participating in this meeting, “Spain: Innovation & Technology”, and wishing you all the best in your Pofessional and business activities that will bring greater wellbeing to our mutual societies and citizens.



[Traducción a español]

Es un placer estar aquí hoy, y un honor compartir algunas impresiones en el cierre de esta reunión. Gracias especialmente por este gran oportunidad de escuchar y aprender de las experiencias de los inversores,  de primera mano con casos de éxito y desde la parte ejecutiva de algunas de las corporaciones líderes.

Seguramente, muchos de vosotros consideráis España como un buen destino turístico –y así es; atractivo, divertido y lleno de cultura e historia. De hecho, se  sitúa como el cuarto país mundial en número de turistas recibidos cada año. España es un país acogedor, en diferentes significados o por muchas cosas –no sólo por turismo; también especialmente cálido y lugar de bienvenida para vivir y trabajar, un buen país para hacer negocios, para la empresa y para la inversión.

Es un excitante desafío estar en Silicon Valley, es cuna de progreso tecnológico, donde el saber hacer y el talento de los innovadores alrededores choca las manos con muchos de los mejores emprendedores más sabios, gente de negocios e inversores, creando un ecosistema único.

En años recientes, hemos sido capaces de apreciar cómo, en España, un buen número de emprendedores han emergido con alta creatividad e ideas competitivas. Esto no ocurre por suerte (casualidad).

España es un país que puede estar orgulloso de tener una fuerza de trabajo preparada, un buen número de grandes ingenieros y otros profesionales que son altamente competitivos –como los que se han escuchado hoy aquí. Las universidades técnicas españolas ofrecen una base excelente y tienen tradición y prestigio en Europa. Nuestro país tiene algunas de las mejores escuelas de negocios en el mundo, se han incluido tres entre las primeras doce, de acuerdo a un ranking recientemente publicado por el Financial Times. En todas estas escuelas, un 70 por ciento de los estudiantes han llegado desde fuera –incluyendo un gran número de americanos.

España ha sido tradicionalmente destino de inversión para las mayores multinacionales, y muchas de sus factorías han mantenido la calidad y niveles competitivos que les sitúa como bandera de eficiencia para sus marcas. Pero quiero recordar, de nuevo, que es también destino para una nueva era de negocios, inversiones, especialmente en firmas tecnológicas, ambas en un largo y ya establecido ranking,  también con las firmas de mediano o pequeño tamaño; esto puede ser más reciente y menos conocido pero , de todas maneras, es un asunto a remarcar en medio de las circunstancias y difíciles momentos económicos.

Nuestro país está emergiendo de una larga recesión que ha tocado fuertemente la Unión Europea. Hoy todavía estamos afrontando desafíos, como la urgente necesidad de crear trabajos, pero es también cierto que nuestras exportaciones y competitividad están desarrollándose sustancialmente, fundamentalmente gracias al talento y la creatividad de nuestras compañías.

Hoy, durante estos días, yo voy a tener la suerte de encontrarme con inversores americanos y emprendedores que han puesto su dinero en la Tecnología española y el talento Español –en las compañías españolas. Y debo decir que me siento orgulloso de conocer todas estas positivas experiencias.

Quiero también resaltar el papel promocional que juegan las  grandes multinacionales de España, algunas representadas aquí. Estas compañías, en su presencia internacional, están muy a menudo contratando los servicios de muchas start-ups españolas, actuando de esta manera como “launch-pads” de su internacionalización, posibilitando a muchos de estos emprendedores crecer en mercados diferentes, especialmente en Europa y los países latinoamericanos, con los que España tiene lazos arraigados.

En España, estamos fuertemente convencidos de que la tecnología y la innovación, que respalda nuestras firmas de tecnología y nuestros emprendedores. Y yo creo que nosotros, como servidores públicos, hemos de facilitar lo que les promocione, les facilite su tarea difícil de entrar en nuevos mercados y ganar la confianza de inversores alrededor del mundo. Invitados a que se reúnan con ellos –algunos están hoy aquí con nosotros-, para descubrir con ellos la moderna España…

Muchas de estas compañías están en el Spain Tech Center, un nuevo caso a destacar de nuestra tecnología. El Spain Tech Center en San Francisco proporciona un modelo efectivo de colaboración público-privada, facilitando el camino para las compañías de alta tecnología en su aterrizaje en Silicon Valley.

Llegando al final de mis palabras, quería mencionar el papel español en los mercados de Europa y Latinoamérica.  Nuestra localización geográfica y nuestro estatus como miembro de la UE nos convierte en una plataforma ideal, no sólo en el Mercado europeo, también tanto en la región mediterránea tanto como en Latinoamérica.

Nuestros lazos estrechos con Latinoamérica –dada nuestra común historia y cultura, pero también por nuestros negocios modernos y relaciones con los inversores- son un claro valor en este sentido. Y estoy feliz de decir que estos lazos han sido estrechados con la apertura del capítulo español en el prestigioso Hispanic IT Executive Council (HITEC); una organización para los ejecutivos de corporaciones líderes, cuyos representantes  también están con aquí esta mañana.

Permítanme agradecer a todos ellos profundamente el apoyo que ellos pueden ofrecer a las compañías españolas para construir puentes con Silicon Valley y Norte América –y por supuesto, con Latinoamérica.

Señoras y Señores,

Déjenme concluir expresando mi caluroso agradecimiento por participar en esta reunión “Spain: Innovation & Technology”, y les deseo todo lo mejor en su actividad profesional y de negocios, que traiga más bienestar a nuestras mutuas sociedades y ciudadanos.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+