Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el almuerzo en honor del Presidente de la República de Guatemala, Excmo. Sr. Otto Pérez Molina, con motivo de su visita oficial a España

Palacio Real. Madrid, 13.02.2013

Señor Presidente,

Os damos hoy la más calurosa bienvenida a España que extiendo a vuestra distinguida esposa y a la importante delegación que os acompaña. Queremos manifestaros el sincero deseo de que en nuestro país os sintáis como en vuestra propia casa.

Vuestra Visita Oficial hace que la querida nación hermana de Guatemala, corazón de la antigua civilización maya, esté más presente en el sentimiento de los españoles. Al mismo tiempo, nos ofrece una excelente ocasión para celebrar los estrechos lazos de amistad y de afecto que unen a nuestras dos naciones.

Sois el representante de una Guatemala volcada en la modernidad, tierra de gentes laboriosas, de una sociedad joven y dinámica que aspira a mayores cotas de progreso y bienestar; de un país que aúna sólidas tradiciones con una importante posición estratégica y un destacado vigor económico en la región centroamericana. Todo ello favorece, sin duda, un significativo potencial de desarrollo.

Señor Presidente,

Coincide vuestra visita con el Ciento Cincuenta Aniversario de la firma del Tratado de Reconocimiento, Paz y Amistad entre nuestros países. Desde entonces nuestras relaciones se han profundizado y consolidado en todos los campos como miembros de la gran familia iberoamericana.

En este comienzo del Siglo Veintiuno —y de un nuevo ciclo en el calendario maya que, estamos seguros, será de progreso y fortalecimiento de nuestra amistad—, no solo nos unen los firmes vínculos forjados por la historia, la lengua y la cultura. También hemos sabido desarrollar juntos un entramado de intereses económicos, sociales y de seguridad que nos hacen aún más cercanos.

Por ello, nada de lo que ocurra en Guatemala es ajeno a los españoles. Así se ha podido comprobar con ocasión del terremoto del pasado 7 de noviembre que tanto daño y sufrimiento causó en el Occidente de vuestro país.

Entonces, como en otras ocasiones ante el dolor de uno de nuestros hermanos americanos, nos solidarizamos de forma activa con Guatemala y tratamos de estar presentes y de acompañaros en una emergencia cuya superación supisteis liderar con determinación y eficacia.

Sentimos con verdadera satisfacción que en vuestro primer año de gobierno hayáis alcanzado resultados alentadores en la construcción de una sociedad más segura, justa, equitativa y democrática.

Conocemos vuestro empeño por avanzar en los principales retos que os habéis comprometido a superar en vuestra acción de gobierno: reducir la desnutrición infantil, promover el desarrollo rural, combatir la inseguridad y el narcotráfico y proporcionar mejores condiciones de vida a vuestro pueblo. España comparte con Guatemala la prioridad que supone la necesaria generación de empleo como motor de desarrollo y de participación e integración social.

En el plano político nuestros países también comparten el firme compromiso con el fortalecimiento de las instituciones democráticas, con la defensa, la promoción y el respeto de los derechos humanos, y con un crecimiento económico solidario como bases fundamentales del progreso y la convivencia de nuestras sociedades.

Señor Presidente,

nuestros países también comparten el firme compromiso con el fortalecimiento de las instituciones democráticas, con la defensa, la promoción y el respeto de los derechos humanos, y con un crecimiento económico solidario como bases fundamentales del progreso y la convivencia de nuestras sociedades

Como bien sabéis, contáis con todo el apoyo y la solidaridad de España que tiene el orgullo de ser, en el último decenio, el principal socio en materia de cooperación para el desarrollo con vuestro país.

El apoyo de España a Guatemala verá cumplida este año una meta intensamente perseguida.

Me refiero a la próxima aplicación provisional de la parte comercial del Acuerdo de Asociación de la Unión Europea con Centroamérica, el primero de región a región para la Unión. Se trata de un acuerdo que, culminado en Madrid durante la Presidencia española del Consejo en 2010, y a la espera de su ratificación, satisface nuestra aspiración de establecer un marco de relaciones privilegiado.

Estamos convencidos de que contribuirá también a impulsar con fuerza nuestras relaciones políticas, económicas, comerciales y de cooperación.

En un momento de grandes incertidumbres en la escena internacional, confiamos en continuar reforzando nuestros fructíferos vínculos bilaterales.

En el plano económico, las empresas españolas sabrán sin duda valorar la apuesta que vuestro Gobierno ha realizado para consolidar un buen clima de negocios en un marco de seguridad y confianza para las inversiones en vuestro país. Igualmente, el empresariado guatemalteco —hoy representado aquí por una ilustre delegación— contribuye con su dinamismo a fortalecer nuestras relaciones comerciales.

La estabilidad macroeconómica y las positivas perspectivas de los proyectos de infraestructura y desarrollo son elementos que, sin duda, estimularán el interés de los empresarios.

Señor Presidente, compartimos vuestra preocupación por la seguridad ciudadana como factor imprescindible para la prosperidad de nuestros pueblos y el afianzamiento de los valores democráticos y de convivencia.

España tiene un firme compromiso con Centroamérica para trabajar juntos en la lucha contra la delincuencia organizada, el tráfico de personas y la narcoactividad. La seguridad ciudadana es, sin duda, un reto común. Tenemos la obligación de combatir una lacra que afecta a todos y que necesita de la mayor colaboración para doblegarla.

Nuestro compromiso es también el de la Unión Europea que, a través del apoyo a la Estrategia de Seguridad en Centroamérica, pretende sumar esfuerzos para hacer frente conjuntamente a un desafío global.

Hace pocos meses celebramos en Cádiz la Vigésimo Segunda Cumbre Iberoamericana.

Al reconocer el interés y el acompañamiento de vuestro país durante todo el proceso que nos llevó a aquella cita, debemos felicitarnos porque hemos conseguido reforzar e impulsar un espacio de concertación y cooperación que refleja el vigor de la identidad y la cultura que nos hermanan.

Señor Presidente,

Vuestra visita es, en suma, testimonio de la firme voluntad que nos une en el objetivo de fortalecer nuestras relaciones en todos los ámbitos.

Desde ese espíritu de amistad y entendimiento, invito a todos, junto a la Reina y a los Príncipes de Asturias, a brindar por vuestra felicidad personal y la de vuestra esposa, por la amistad entre nuestras dos naciones y por la prosperidad del entrañable y querido pueblo de Guatemala.​

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+