Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto conmemorativo del V Centenario del descubrimiento del Océnao Pacífico

Panamá, 03.10.2012

Quiero transmitirles en primer lugar la satisfacción que sentimos la Princesa y yo al acompañarles en este acto tan importante para Panamá, que también lo es para España y para nuestra común historia. Con él comienzan las conmemoraciones del 500 aniversario del Descubrimiento del Mar del Sur por el español Vasco Núñez de Balboa; que fue el primer europeo en divisar el Océano Pacífico y el primero también en fundar una ciudad permanente en tierras continentales americanas, la de Santa María la Antigua del Darién.

Permítanme, antes de continuar mis palabras, hacer una referencia al extraordinario lugar en el que nos encontramos. Es éste un entorno bañado por las inmensas aguas del Pacífico en la Cinta Costera, junto a la Bahía de Panamá, frente a la Avenida Balboa —principal arteria de esta capital—, y próximos al monumento dedicado al descubridor erigido por el escultor valenciano Mariano Benlliure y por Miguel Blau, que fue donado en 1921 por mi bisabuelo el Rey Alfonso XIII al gobierno del presidente Belisario Porras. Sin duda es éste el lugar propicio para subrayar que la histórica figura de Núñez de Balboa, ligada en sus orígenes a las tierras extremeñas de España, adquiere una indudable dimensión panameña.

Y es justo este reconocimiento de la doble identidad española y panameña del descubridor, pues los panameños han sabido ensalzar, con la altura y la grandeza que corresponde, su figura y el hito histórico del descubrimiento de lo que entonces se llamó el Mar del Sur, a menudo considerado como uno de los hechos históricos más trascendentes por las consecuencias de toda índole que de él se derivaron. Quiero por ello expresar el mayor reconocimiento al Señor Presidente de la República, al haber creado una Comisión Nacional específica para la conmemoración de aquella efeméride que liga a nuestras naciones, así como felicitar a la Honorable Primera Dama por haber contribuido a impulsar tan decididamente esta iniciativa. Un proyecto ambicioso que, con toda seguridad, puede contar con el total apoyo y la colaboración de España.

Hoy activamos el reloj que marcará a partir de ahora los días, las horas y los minutos que quedan hasta el 25 de septiembre de 2013, el día en el que se cumplirán los 500 años. La fecha del aniversario coincidirá con la celebración de la XXIII Cumbre Iberoamérica y de la celebración del Sexto Congreso de la Lengua Española. Panamá será el próximo año la autentica capital de Iberoamérica, una Comunidad de naciones unidas por lenguas y culturas comunes, con un gran pasado, con un presente dinámico y con un futuro prometedor.

Panamá será el próximo año la autentica capital de Iberoamérica, una Comunidad de naciones unidas por lenguas y culturas comunes, con un gran pasado, con un presente dinámico y con un futuro prometedor. Como en otras ocasiones España les acompañará con mucho gusto en estos momentos significativos de su historia

Como en otras ocasiones España les acompañará con mucho gusto en estos momentos significativos de su historia. Nuestro país estará presente en las actividades culturales, académicas, científicas y sociales que se desarrollen, como exposiciones, seminarios, conferencias o publicaciones. La Ruta Quetzal ha confirmado ya su visita a Panamá en 2013, al igual que el Buque Escuela de la Armada Española Juan Sebastián Elcano, por citar solo dos ejemplos de las actividades en las que tenemos previsto participar.

Señor Presidente, Señora Primera Dama,

Panamá y España tienen una larga historia en común, como lo fue este descubrimiento que hoy empezamos a conmemorar, una hazaña lograda por panameños y por españoles, por Vasco Núñez de Balboa y por el indígena Panquiaco.

Este descubrimiento ha sido considerado como el embrión de lo que siglos después sería la nación panameña. Un país que, afirmado como enclave estratégico en el proceso de la globalización, se abrió al mayor océano de la Tierra hace quinientos años, estableció el primer ferrocarril transístmico en el siglo XIX, concluyó el Canal a principios del XX y, en un próximo futuro, lo ampliará creando también nuevas infraestructuras que convertirán a Panamá en uno de los principales centros logísticos del hemisferio.

Reciban nuestra enhorabuena anticipada por este aniversario, con nuestro deseo de que el Quinto Centenario sea un tiempo propicio para el encuentro y la fraternidad renovada entre panameños y españoles.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Viajes Oficiales

Viaje Oficial a la República de Panamá
Viaje Oficial a la República de Panamá. Los Príncipes, con el Presidente Martinelli y su esposa2.10.2012/4.10.2012