Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la apertura de las XXV Jornadas sobre Colegios Mayores de España.

Universidad de Granada, 13.09.2002

C

on mi presencia en este acto académico de apertura de las vigesimoquintas Jornadas sobre Colegios Mayores quiero manifestar la importancia que me merecen estas instituciones seculares de la Universidad española y, en particular, su afán de actualizar constantemente el brillante pasado que les caracteriza, sintonizando con los retos que les plantea el presente.

Para conseguirlo os reunís todos los años en estas jornadas de trabajo, donde tenéis ocasión de reflexionar sobre las preguntas que la sociedad os formula y sobre el espíritu y modo con los que contestarlas.

La Universidad debe, desde luego, adaptarse a la modernidad científica e integrarla, y responder así adecuadamente a las necesidades de una formación de alto nivel. Pero tiene también, y quizá sobre todo, que proporcionar una cultura, un modo de entender la vida, que se prolongue y sea efectivo más allá de los años pasados en sus aulas.

Para esta vocación, los Colegios Mayores son y deben seguir siendo unos instrumentos particularmente útiles. Son un espacio físico y una comunidad social especialmente idóneos para practicar, mediante la convivencia, el aprendizaje de una serie de valores esenciales que, aunque ya se han mencionado, quisiera resaltar: el amor a la libertad, la trascendencia del saber, el repudio de la injusticia, la honradez intelectual, la sencillez y la consecuencia, la vocación de universalidad, el espíritu crítico, el respeto a los demás, la voluntad de servicio y la solidaridad auténtica, que nace de la justicia con quienes más la necesitan.

Creo yo que aprendemos para vivir. Así, los valores y los conocimientos adquiridos tienen que superar con nota el examen de la realidad, más difícil y complejo que el académico. En este sentido, el ámbito colegial tiene un valor específico, como lugar de encuentro de diferentes mentalidades y ensayo de convivencia que fomenta la iniciativa, la participación y la responsabilidad.

Una responsabilidad fundamentalmente social, que hay que cumplir con autenticidad y eficacia en sus dos capítulos esenciales: el de una exigente preparación profesional, y el de la configuración de una cultura cívica que para nosotros, felizmente, no puede ser otra que la democrática consagrada en nuestra Constitución.

La cultura de la dignidad de la persona humana, de la igualdad de oportunidades, del diálogo, de la diversidad y el lenguaje del entendimiento, que fundamentan y desarrollan un proyecto común de convivencia.

Os invito a profundizar durante estos días en estos contenidos, que estoy seguro saldrán a la luz en las ponencias y mesas redondas del programa de estas jornadas que más directamente os atañen, y a alumbrar y dar cuerpo en vuestras conclusiones a esta nueva misión de la Universidad española y sus Colegios Mayores.

Por vuestra condición universitaria, vosotros sois el espejo y el ejemplo en que se mira nuestra sociedad, y los dirigentes naturales de su futuro. De este honroso privilegio se deducen en los albores del siglo XXI profundas satisfacciones pero también obligaciones y responsabilidades muy concretas.

Se que sois dignos de asumirlas y cumplirlas. Por eso termino garantizándoos mi apoyo, como un Colegial más que os comprende y os acompaña en este recorrido, que no es sólo nuestro, sino de y para todos los españoles y su porvenir.

Y ahora, con mucho gusto y con la gratitud por haberme ofrecido la Presidencia de Honor, y por entregarme la Beca de Honor que me ofrecisteis hace 14 años, declaro inauguradas las XXV Jornadas sobre Colegios Mayores.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+