Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Asamblea Anual de COTEC

Madrid, 13.06.2002

U

n año más esta Asamblea Anual de Cotec nos permite analizar la realidad tecnológica, nos invita a reflexionar sobre nuestras posibilidades y nuestros retos, y, representa, sobre todo, una nueva oportunidad para reafirmar nuestro compromiso con la modernización de la economía y la sociedad españolas mediante la innovación tecnológica y la creatividad, que vosotros en alto grado representáis

Sabéis que sigo con atención vuestros trabajos, consciente de la enorme importancia de la tarea que empresarios, representantes de la política científica y tecnológica, universitarios e investigadores, estáis llevando a cabo para consolidar nuestro proceso de convergencia tecnológica en el espacio europeo. Vuestra presencia, año tras año, en este acto es un signo de gran valor, que nos demuestra no sólo la vigencia de las ideas que en su día nos llevaron a promover Cotec, sino su creciente influencia en todos los ámbitos de la sociedad

No quiero dejar de resaltar la importancia para Cotec de tener en su Patronato a todas las Comunidades Autónomas del país, a través de los organismos creados para acercar los procesos de cambio tecnológico a los agentes sociales. El diálogo entre estos organismos y los representantes al más alto nivel de un sector significativo del conjunto empresarial responde, de forma ejemplar, a la necesaria complementariedad entre las iniciativas públicas y privadas, que es una de las pautas que define el carácter de nuestro tiempo, y, en nuestro caso, un apoyo imprescindible para el buen funcionamiento del sistema español de innovación

Debemos felicitarnos de las iniciativas de Cotec Italia y Cotec Portugal, dos países cercanos a nosotros por sus características tecnológicas y culturales, con los cuales podremos aportar a la idea común europea la visión y las particularidades de los países del Sur de Europa, y potenciar así la diversidad creativa que es patrimonio de la cultura de nuestro continente

Es un motivo de satisfacción, y sobre todo un poderoso estímulo para todos los que hoy estamos en este acto, comprobar en los datos del Informe Cotec que las industrias españolas se están adaptando al cambio, en sectores tan dinámicos como los de las tecnologías de la información y los de las biotecnologías, y también en los sectores más tradicionales de la industria y de los servicios

Todos muestran que el sistema español de innovación sigue un prometedor proceso de progresión, confirmado por los más recientes indicadores de la Comisión de la Unión Europea. También es alentador observar que España ya empieza a formar parte del reducido grupo de los países que, en el mundo, están en vanguardia de la gran transformación de la sociedad industrial

Este es el camino que debemos seguir, y aún con mayor empeño en unos momentos en los que se pueden percibir ciertas dudas sobre las posibilidades y el alcance de las nuevas tecnologías. No debemos olvidar que ha sido siempre en las circunstancias difíciles cuando han surgido nuevas ideas, y nuevos descubrimientos capaces de abrir nuevos horizontes en el panorama social, económico y cultural

En esta coyuntura os animo a perseverar en vuestro compromiso con la innovación tecnológica, aprovechando las lecciones de las experiencias pasadas. Es ahora el momento de preparar el futuro, de apostar por él, y de vislumbrar las oportunidades que sólo serán nuestras si estamos preparados para salir a su encuentro

Necesitamos para ello vuestra dedicación firme y decidida; necesitamos investigadores preparados e ilusionados por la creación científica y tecnológica, y por el desarrollo social e intelectual; necesitamos el apoyo y la comprensión de la sociedad por los valores de la innovación

Y, por último, necesitamos cultivar y favorecer el desarrollo natural de esas virtudes empresariales de carácter permanente, que son el verdadero motor de la prosperidad de las naciones: la creatividad, el trabajo bien hecho, la asunción de los compromisos personales y morales, la inteligencia, el diálogo, la constancia, y la capacidad para asumir el riesgo de la innovación

Sólo así se dará el caldo de cultivo necesario para aprovechar la riqueza de la mente humana, que es el gran capital de nuestro tiempo y que crece, se concentra y se multiplica cuando encuentra tierra abonada para afirmarse y echar raíces

Permitidme que exprese mi optimismo sobre ese futuro, al contemplar el camino recorrido por Cotec desde sus inicios. Contamos con ese activo indispensable que es el generoso compromiso de todos sus Patronos, y la participación directa de más de un centenar de expertos que representan la realidad viva de las empresas, y de las iniciativas públicas más significativas del país, en el ámbito tecnológico

Gracias a todos por vuestro trabajo entusiasta y continuado, y por la perseverancia en vuestro empeño, que es la mejor garantía para avanzar con paso firme hacia el logro de nuestros objetivos. Os invito, una vez más, a materializarlo en el desarrollo gradual y equilibrado de nuestra economía, al servicio siempre del bienestar de todos los españoles

Muchas gracias y mucho ánimo.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+