Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Brindis de Su Majestad el Rey en la cena ofrecida con motivo de la Reunión Anual del Patronato del Instituto Cervantes

Madrid(Palacio de El Pardo), 15.10.2002

S

eñores Embajadores, Señores Patronos, Señoras y Señores: Con especial satisfacción me reúno con ustedes, como cada año, en torno a la figura de Don Miguel de Cervantes Saavedra, cuyo nombre lleva este Instituto que hoy celebra la reunión de su Patronato.

Deseo aquí recordar, con este motivo, a uno de sus miembros, Don Camilo José Cela, Marqués de Iria Flavia. Su personalidad, que desbordaba genio e ingenio, así como su obra, galardonada con el Premio Nobel y el Premio Cervantes, dejan un vacío en el Instituto y en el mundo de las letras que será difícil olvidar.

Mi más cordial bienvenida a los Embajadores de la Comunidad Iberoamericana de Naciones, representantes no sólo de sus respectivos Estados, sino también del capital intelectual que se expresa en español, y que es el mayor activo que poseemos.

A ustedes les encomiendo transmitir mi afectuoso saludo a los ciudadanos iberoamericanos que residen en España.

La alquimia que transforma el español en un activo cultural, científico o económico de gran calado precisa cada vez más de la existencia de sólidos apoyos empresariales orientados a la tarea de difundirlo y valorarlo.

En este sentido, apelo a los sectores privados de Hispanoamérica y de España a perseverar en los esfuerzos que permitan que el mundo hispanohablante, de cuatrocientos millones de seres humanos, tenga un potencial y papel específico, acorde con su dimensión, en el escenario de la globalización.

No olvidemos que la del español es actualmente la más importante frontera cultural en movimiento de todo el planeta, y que no en vano su expansión está logrando, por ejemplo, que los Estados Unidos constituyan ya el cuarto país de habla hispana en el mundo.

Desde los poderes públicos, se ha venido convocando en los últimos años a todas las fuerzas implicadas en la tarea de construir el futuro de nuestro idioma.

En esta línea destacaré la iniciativa de los Congresos de Lengua Española, y la presentación en el Congreso de Valladolid de la vigésimo segunda edición del Diccionario de la Real Academia Española, cuyo rasgo más conspicuo es el de triplicar el número de voces americanas admitidas hasta ahora.

Quiero agradecer muy especialmente su esfuerzo y dedicación a las veinte Academias de América, que han participado en el nuevo diccionario de referencia del español.

La enseñanza clave en la vida y la obra de Cervantes es que la libertad es la característica esencial de la dignidad humana. Es el mismo espíritu que preside la actividad del Instituto Cervantes en el mundo al difundir nuestros valores comunes de tolerancia, respeto a la diversidad cultural y entendimiento entre nuestros pueblos.

 

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+