Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Universidad San Clemente de Ohrid.

Bulgaria(Sofía), 10.06.2003

S

eñor Ministro de Educación, Señor Rector, Señoras y Señores,

En esta Universidad de San Clemente de Ohrid, cuna de los estudios hispánicos en este país, quiero expresar mi reconocimiento y gratitud hacia Bulgaria y sus autoridades, por haber hecho posible que la preservación del gran legado cultural búlgaro haya podido acompasarse con una loable labor de difusión de la cultura española.

El papel de las aportaciones búlgaras a la construcción de esa riqueza cultural se remonta a la consolidación y difusión del nuevo alfabeto, que ha aglutinado las lenguas de una buena parte del continente europeo.

La contribución de San Cirilo y San Metodio, patrones de Europa, y la del propio San Clemente de Ohrid, quien da nombre a esta prestigiosa institución, son un legítimo motivo de orgullo para el pueblo búlgaro.

Sabemos que tenemos en Bulgaria un firme apoyo a la hora de difundir la cultura de quienes hablamos español.

De ahí el profundo tributo de gratitud que hoy queremos dedicar al hispanismo búlgaro. Un tributo que, estoy seguro, comparten con España cuantos integran la amplia comunidad hispanoparlante.

La Universidad de San Clemente de Ohrid ha sido, sin duda, clave en el creciente interés por la lengua española en Bulgaria. No en vano, en ella se han formado varias generaciones de profesores de español que día a día se han esforzado, con tanta eficacia como afecto, por extender nuestro idioma en todos los niveles del sistema educativo.

En Bulgaria nuestra lengua ha encontrado un terreno abonado para su enseñanza e investigación. Contando con el precioso esfuerzo de las autoridades educativas búlgaras y del colectivo de hispanistas, se han concluido acuerdos culturales y lingüísticos de singular trascendencia.

Son de subrayar los compromisos que aseguran la presencia de profesorado español en un número creciente de institutos bilingües, a los que las instituciones españolas han venido apoyando de forma activa.

Al mismo tiempo, las Universidades y centros educativos búlgaros han promovido la formación de lingüistas, filólogos, científicos, traductores e intérpretes de gran competencia y prestigio, que han resultado claves en el desarrollo de los vínculos, no sólo académicos, sino de todo orden entre nuestros dos países.

Nos satisface comprobar que crece la participación búlgara en los programas de becas y en la utilización de ayudas que ofrece España. Una tendencia que enriquece el diálogo académico bilateral y que contribuye a reforzar la presencia de Bulgaria y España en el ámbito de la cooperación universitaria europea.

Esta Universidad alberga además las instalaciones del Aula Cervantes, dependiente del Instituto del mismo nombre.

Mención aparte merece una de las líneas de estudio más sobresalientes del trabajo en la Cátedra de Estudios Ibero-románicos de esta Universidad.

Me refiero a los estudios sefardíes, que contribuyen a mantener un valioso legado histórico, cuyas raíces hispánicas han sido secularmente conservadas por las comunidades sefardíes en Bulgaria.

Acogemos con gran interés el proyecto de crear un programa "master en filología sefardí" en el departamento de estudios ibero-románicos. Este proyecto ayudará a la conservación y divulgación del acervo cultural y lingüístico judeo-español y fortalecerá los lazos de unión entre España y las comunidades sefardíes de Bulgaria.

Señor Ministro, Señor Rector,

El español es una lengua de gran pujanza no sólo en Europa sino en todo el mundo. Nuestro idioma es parte de una realidad más amplia que hoy comparten más de cuatrocientos millones de personas.

Es nuestro propósito que la actividad de la política cultural española se intensifique cada vez más en Bulgaria. El interés de tantos hispanistas, y de todos aquellos que desean acercarse a la cultura española, así lo exige.

No me cabe duda de que la colaboración entre las instituciones búlgaras y los representantes de España en Bulgaria va a seguir siendo clave en el desarrollo de nuevas iniciativas en el campo cultural.

Con nuestra presencia hoy aquí, la Reina y yo sólo deseamos agradecer de corazón la importante labor realizada, de tanta trascendencia para la amistad hispano-búlgara, y alentar el desarrollo de este fructífero diálogo de cara al futuro.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+