Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la entrega de los Premios "Rey Jaime I" 2003

Valencia, 25.11.2003

U

na vez más, vengo con mucho gusto a presidir la entrega de los Premios "Rey Jaime I", y a reiterar con este motivo a las instituciones y a la sociedad valencianas, encabezadas por la Generalitat, el Ayuntamiento de Valencia y la Fundación de Estudios Avanzados, el reconocimiento que merecen por su estrecha vinculación a estos galardones.

Unos sentimientos que hago extensivos a la Fundación Premios "Rey Jaime I", por el acierto con que gestiona estas distinciones, y el nivel cada vez más alto que han alcanzado.

Celebramos hoy el ejemplo y mérito de investigadores muy destacados en sus respectivas especialidades. Mi felicitación más cordial a los profesores Carlos Martínez Alonso, Pedro Schwartz Girón, Antonio Bayés de Luna, Miguel Delibes y Castro, y Eugenio Coronado Miralles, por sus importantes aportaciones a la biotecnología, el pensamiento y la política económica, la cirugía del corazón, la biología de la conservación y las tecnologías electrónicas.

Al hilo de sus lecciones, recordamos el número creciente de vocaciones científicas que contribuyen con su trabajo al progreso del conocimiento en nuestra patria, y al incremento de la calidad de vida de nuestros conciudadanos.

Y nos alegramos de que entre ellas haya un elenco de jóvenes muy preparados, que garantizan la continuidad de esta tarea.

Pero lo que da a este acto un significado específico es que propone un ejemplo de cooperación entre el sector público y la iniciativa privada, que promueven la potenciación de nuestra actividad investigadora como un compromiso colectivo y una prioridad irrenunciable.

No es casual que esta llamada de atención se haga en esta tierra, cuando se cumplen años de la epopeya que dirigió en 1803 un hijo de esta Comunidad Valenciana, el doctor Francisco Javier Balmis.

Me refiero a la Real Expedición filantrópica de la vacuna de la viruela, que por expreso deseo del Rey Carlos IV llevó este remedio a Sudamérica y Asia, y con la que en palabras del ilustre médico mejicano don Ignacio Chávez, España escribió una de las páginas más limpias, más humanas y de más auténtica civilización de la historia.

Termino animándoos a que los objetivos que esta ocasión nos propone continúen informando el trabajo de la Fundación que otorga estos Premios, y sigan siendo una referencia ineludible de la gran empresa nacional del fomento y reconocimiento de la investigación y los investigadores españoles.

Declaro abierta la convocatoria de los Premios "Rey Jaime I" 2004.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+