Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Intervención de Su Majestad el Rey en el Foro de Inversiones Hispano-Chileno

Santiago de Chile, 15.01.2004

E

s para mí un motivo de especial satisfacción poder compartir con el Señor Presidente de la República el acto de clausura de este Foro de Inversiones Hispano-Chileno, coincidiendo con mi Visita de Estado a este querido país.

La celebración de este Foro pone de relieve la coincidente voluntad de ambos países de explorar y aprovechar el nuevo potencial que ofrecen nuestras relaciones bilaterales.

Hoy Chile y España son dos Naciones hermanas, unidas por múltiples lazos históricos, culturales y humanos, pero son también dos países modernos y dinámicos, especialmente activos en la escena internacional, ligados por nuevos y múltiples lazos, proyectos e intereses de carácter económico y comercial.

En los últimos años he podido visitar este entrañable y gran país en tres ocasiones y ser así testigo de la extraordinaria evolución experimentada por Chile, así como por nuestras relaciones económicas y comerciales, especialmente en materia de inversión.

Y hoy me resulta particularmente grato comprobar que Chile suscita un creciente interés entre las empresas españolas. La participación de cerca de ochenta empresas en este Foro así lo atestigua, al tiempo que pone de relieve la dimensión de la inversión procedente de España en este país.

Este flujo inversor debe entenderse como reflejo de la alta valoración y decidida apuesta de los empresarios españoles hacia la trayectoria económica de Chile en los últimos años.

Un país que ha sabido afrontar de forma decidida el reto derivado de la globalización de los mercados mundiales, gracias a la combinación de una intensa apertura económica y comercial con una rigurosa política económica de control del déficit público y del crecimiento de los precios.

En este contexto, destaca por su importancia, el Acuerdo de Asociación Chile-Unión Europea, alcanzado durante la última Presidencia española de la Unión Europea. Representa un verdadero hito para el futuro desarrollo de nuestras relaciones.

También son dignos de elogio los Acuerdos de libre comercio alcanzados recientemente con los Estados Unidos, con los países de la Asociación Europea de Libre Comercio y con Corea del Sur.

Chile ha logrado situarse así en una excelente posición para aprovechar plenamente las ventajas de la liberalización comercial en beneficio de su propia prosperidad económica.

A estos factores se añade la acertada labor legislativa que Chile ha llevado a cabo para promover la inversión extranjera, mejorar sus infraestructuras, tecnologías de la comunicación y de la información, y la inversión en capacitación y en políticas sociales.

Chile se ha convertido en un país competitivo en el contexto internacional y que presenta indudables atractivos en sí mismo y como plataforma para comerciar o invertir en terceros países.

España, muy especialmente a partir de su integración en la Unión Europea, ha sido capaz de realizar un enorme esfuerzo de adaptación hasta convertirse en un país especialmente moderno y dinámico, que ha logrado su plena integración en el mercado único europeo y la creciente apertura e internacionalización de su economía.

Nuestro país ha llevado a cabo una rigurosa política de control del crecimiento de los precios y del déficit público, y ha logrado intensificar el proceso de reformas estructurales.

Gracias a dicho proceso de integración y a una firme disciplina macroeconómica, España pudo incorporarse desde el primer momento en la moneda única europea, el Euro, manteniendo un crecimiento económico superior al promedio de la zona euro e impulsando el proceso de convergencia real de nuestra economía.

Como producto de estas transformaciones, se ha producido un crecimiento espectacular del comercio exterior que hoy ya representa el 61% de nuestro Producto Interior Bruto.

Esta evolución ha ido acompañada de un fuerte crecimiento de la inversión española en el exterior. En esos años se produjo la importante expansión de la inversión de las empresas españolas en Iberoamérica, muchas de ellas en Chile.

De este modo, hoy España está presente en múltiples sectores productivos tales como el energético, el de las telecomunicaciones, el sanitario, o el de las infraestructuras.

Las empresas chilenas, con capital proveniente total o parcialmente de España, están fuertemente comprometidas con la modernización y el desarrollo sostenible de este país.

A las inversiones españolas de empresas de gran tamaño, se han sumado de forma progresiva en los últimos años las transferencias de tecnología y las alianzas estratégicas entre las pequeñas y medianas empresas, que conforman el grueso del tejido empresarial de nuestros dos países.

España es hoy también en el plano económico un socio valioso, un aliado estratégico y un puente especialmente útil hacia el resto del mercado de la Unión Europea y el de los países mediterráneos.

Estoy convencido que la celebración de este Foro de Inversiones ha favorecido el establecimiento de nuevos contactos empresariales. Esperamos que puedan pronto traducirse en nuevas alianzas y acuerdos beneficiosos para ambas partes ampliando de este modo a nuevos horizontes la estrecha cooperación hispano-chilena.

Chile y España sólo pueden salir beneficiadas de una cooperación empresarial reforzada.

Concluyo mis palabras para agradecer esta iniciativa a los organismos chilenos y españoles que han colaborado en la organización de este Foro. Una gratitud que dirijo, en particular, a la Corporación de Fomento de la Producción, así como al Instituto Español de Comercio Exterior de España y al Consejo Superior de Cámaras que ha prestado su valiosa colaboración.

Muchas gracias

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+