Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del encuentro empresarial hispano-húngaro

Hungría(Budapest), 09.09.2004

S

eñores Secretarios de Estado,Señores Presidentes de la Cámara de Comercio de Hungría y del Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España,Señoras y Señores,

Permítanme que en primer lugar agradezca y felicite, en las personas de sus respectivos Presidentes, a la Cámara de Comercio de Hungría y al Consejo Superior de Cámaras de Comercio de España, por la iniciativa de organizar este Encuentro Empresarial hispano-húngaro coincidiendo con mi primera Visita oficial a Hungría.

Una Visita cuyo objetivo esencial es contribuir a estrechar los lazos de amistad que unen a España con Hungría y estimular su desarrollo en todos los ámbitos, promoviendo los contactos y la cooperación entre las Administraciones y también entre los agentes económicos, sociales y culturales de dos países amigos que, desde hace escasamente cuatro meses, comparten el marco de la integración europea.

De ahí la importancia que para la Princesa y para mí reviste estar hoy con todos ustedes, acercarnos a la realidad económica y empresarial de nuestras relaciones bilaterales, y poder prestar todo el aliento y respaldo que merecen los proyectos que ya están en marcha, los que puedan estar diseñándose o planeándose, e incluso aquellos que puedan surgir en el curso del Encuentro que ahora comienza.

A este respecto, creo de justicia agradecer el generoso apoyo y sincera colaboración de las personalidades húngaras que hoy nos acompañan para su organización y buen desarrollo.

Como ustedes saben, España ha estado, por múltiples razones, ausente de Europa Central durante muchos años y hasta hace poco tiempo. De ahí la especial importancia que revisten estos encuentros entre empresarios y agentes económicos húngaros y españoles para el mejor conocimiento de nuestras respectivas realidades y para estimular las múltiples oportunidades de negocio, intercambios comerciales, inversiones y de cooperación o asociación en beneficio de ambas partes, que encierra nuestra relación bilateral.

La última ampliación de la Unión Europea abre una nueva etapa sin precedentes en las relaciones entre Hungría y España. Se trata de un importante salto cualitativo que nos convierte en socios que se desenvuelven, junto a los demás Estados Miembros, en un mismo terreno de juego, con unas mismas reglas y con unas mismas oportunidades. La ampliación se presenta así para España como una oportunidad y un desafío que debe incentivar nuestro interés en un mercado, como el húngaro, que ocupa un lugar destacado por su tamaño, nivel de desarrollo y marco empresarial y por su situación geográfica, en el mismo centro de la Europa ampliada.

Cada país de la ampliación tiene para España su propia dimensión en cuanto a oportunidades de negocio y requiere una estrategia específica de colaboración y presencia económicas. Nuestra experiencia de integración en la Unión Europea nos demuestra que hay oportunidades para todos. Húngaros y españoles debemos saber aprovecharlas con fe en nosotros mismos, voluntad e inteligencia, mayor conocimiento mutuo y mucho trabajo en común; respetando y apreciando nuestras idiosincrasias y aprendiendo de la experiencia colectiva distinta que nuestras sociedades han vivido.

Ya estamos avanzando por esa vía en el plano comercial. Hungría presenta los índices más altos de crecimiento del comercio bilateral de los países de la región y el tercero de los países OCDE. Unos datos que invitan al optimismo y que permiten contemplar a este país como uno de los mercados de la zona más interesantes para las empresas españolas.

También debemos ser optimistas respecto al desarrollo del turismo, un ámbito en el que los intercambios en ambos sentidos también resultan cada vez más prometedores.

Sin embargo, no podemos ser tan autocomplacientes en el terreno de la inversión y de la cooperación Interempresaria que son vías para que, tanto la presencia económica de España en Hungría como la de Hungría en España, se consoliden de cara al futuro.

No debemos desconocer, por lo demás, las oportunidades que ofrecen los múltiples proyectos de desarrollo que están siendo y van a ser financiados con fondos europeos, y en los que la participación española debería poder incrementarse.

Les animo por tanto a avanzar en estos vectores estratégicos de entendimiento, fomentando la colaboración entre las empresas de ambos países y definiendo estrategias de futuro.

La Princesa se une a mí para desearles mucho éxito a todos ustedes en su afán de mejorar la cooperación empresarial entre España y Hungría en los diversos sectores a los que representan. Y al despedirnos me cabe el honor de declarar inaugurado este Encuentro Empresarial hispano-húngaro.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+