Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto Conmemorativo del Centenario de la Caixa

Barcelona, 16.04.2004

M

e alegra mucho poderles acompañar junto a mi hermana la Infanta Cristina en este día tan emblemático para presidir este acto y celebrar con todos ustedes el primer centenario de "la Caixa".

Una institución cuyo proyecto original está singularmente vinculado a Cataluña, y que en la actualidad desempeña un destacado y relevante papel en la vida de muchos españoles, vinculados a ella por la confianza en su imagen corporativa y en su gestión.

Por ello, antes de nada, como heredero de la Corona y como ciudadano quiero felicitar a "la Caixa" por su extraordinaria trayectoria como entidad financiera a lo largo de estos 100 años, y como símbolo y ejemplo de una economía social de mercado que todavía sigue siendo uno de los motores esenciales de la modernización de España.

Nacida como Caja de Pensiones para la Vejez, y al incorporar a sus Estatutos, un año después, la captación de ahorro como elemento indispensable de su actividad, "la Caixa" se dotó desde sus orígenes de los medios necesarios para incorporar a las clases populares al proyecto de renovación nacional iniciado en el siglo XIX, facilitándoles los recursos y servicios necesarios para incrementar su bienestar y garantizar su porvenir.

La Barcelona del Modernismo, caracterizada por su vitalidad cultural y su pujanza empresarial, se vio así enriquecida y completada por un proyecto cuyo planteamiento e intención facilitó su arraigo y atrajo los apoyos necesarios para asegurar su viabilidad.

Fue precisamente la calidad de este propósito la que atrajo la atención del Rey Don Alfonso XIII, que avaló el proyecto de su creación con un donativo que se incorporó a su capital fundacional. Fue él quién presidió el acto de su inauguración. Por su parte, la Caja de Pensiones para la Vejez correspondió a su apoyo con su nombramiento como Presidente Honorario de la misma.

El acierto de esta iniciativa se vio pronto avalado por el éxito, al alcanzar, a los quince años de su fundación, un puesto destacado en el conjunto del sistema financiero español.

Un éxito que se ha mantenido a lo largo del tiempo gracias a dos rasgos distintivos de vuestra entidad: una gestión altamente profesionalizada y un fuerte espíritu innovador, cifrado en la búsqueda de fórmulas e instrumentos adecuados para abordar nuevas situaciones y afianzar el cumplimiento de sus fines fundacionales.

A la actividad de "la Caixa", y del conjunto de las Cajas de Ahorros, debemos en gran medida que España cuente hoy con un sistema financiero solvente y competitivo, parte esencial de la transformación radical de nuestra economía y sociedad en el último siglo, y palanca decisiva de nuestro progreso colectivo.

No sólo el material, sino también el de una mayor calidad de vida y unas perspectivas más amplias. En este aspecto, ha sido esencial el papel de su Obra Social, máximo exponente de los estrechos vínculos que unen a las Cajas de Ahorros con la sociedad.

Pues al nutrirse de los beneficios obtenidos de sus actividades financieras, y revertirlos en favor de la colectividad que ha ayudado a generarlos, las Cajas se han convertido en precursoras del concepto de empresa socialmente responsable, tan de actualidad  en nuestros días.

El contingut de l'Obra Social de "la Caixa" s'ha anat adaptant al decurs de la societat tot deixant percel.les que havia assumit l'Estat al llarg dels anys, i obrint  noves vies d'activitats més adeqüades a les noves necessitats i demandes socials.

Per això, en la darrera dècada l'Obra Social de "la Caixa" ha dedicat una atenció especial a la investigació i la prevenció de malalties -com ara la sida, el càncer o l'Alzheimer- que afecten a les societats més avançades. També ha ampliat el seu camp d'acció social a través de programes dirigits a la integració de col.lectius marginats, com els inmigrants i els discapacitats, o amb programes  de cooperació internacional per a ajudar els països en vies de desenvolupament.

Però "la Caixa"  ha sabut  també, i amb un alt grau de sensibilitat, implicar la seva pròpia activitat financera en objectius clarament socials. I així va passar durant els anys cinqüanta I seixanta, en  què va desenvolupar una important activitat inmobiliària en moments en què Espanya encara s'estava recuperant dels efectes de la post-guerra. I ho ha tornat a fer en l'actualitat, amb iniciatives com ara els projectes d'habitatges per a joves i jubilats, microcrèdits I finançament de projectes de joves empresaris. Aquesta implicació ha estat una  constant creixent a la història de "la Caixa".

Finalment, un segle després de la seva constitució, "la Caixa" és la primera Caixa d'Estalvis d'Espanya i una de les primeres a Europa, havent desenvolupat amés un grup financer que ocupa un lloc prominent dins el sistema financer espanyol.

Per tot això, en complir els seus primers cent anys de vida, "la Caixa" s'enorgulleix justament de la tasca realitzada, i reb el reconeixement general que mereix el seu esforç, i que, amb molt de gust, li manifestem en aquesta ocasió tant significativa.

La meva presència ací continua l'antiga relació de la Corona amb "la Caixa", per a celebrar la maduresa d'aquell projecte, recordar a tots aquells que s'han esforçat al llarg d'un segle en mantenir-lo i millorar-lo, i fer-vos arribar els meus millors desitjos per al futur de la vostra entitat.

Moltes gràcies.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+