Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad la Reina en el acto de entrega de la Bandera al Mando de Operaciones Especiales

Alicante, 14.04.2004

Es para mí un honor presidir este solemne acto en el que hago entrega de la Bandera Nacional al Mando de Operaciones Especiales.

Como Madrina de esta entrega, quiero transmitir mi más cordial felicitación a todos los componentes del Mando de Operaciones Especiales, a la que uno la de S.M. el Rey, quien me pide os traslade su saludo más entrañable y afectuoso, así como su ánimo y estímulo para un ejemplar cumplimiento de las misiones que tenéis asignadas.

Mi reconocimiento y agradecimiento también para el pueblo de Alicante y su Ayuntamiento, aquí representado por el Alcalde y los miembros de la Corporación Municipal, por la generosa donación de la Bandera que hoy entregamos, que pone de manifiesto la entrañable identificación de esta noble ciudad de Alicante con sus Fuerzas Armadas.

Vuestro esfuerzo y trabajo diario, unido al de cuantos os han precedido en el paso por estas Unidades, ha merecido el reconocimiento general de la sociedad. Hoy podéis sentiros orgullosos de lo alcanzado y necesariamente comprometidos con un futuro de paz y seguridad para nuestra Patria.

La concesión al Mando de Operaciones Especiales del derecho al uso de la Enseña Nacional en su modalidad de Bandera, que simbolizamos en este acto, debe ser para todos vosotros un motivo de orgullo y alegría, al tiempo que de gran responsabilidad.

Vuestras tradicionales virtudes de ejemplaridad, sacrificio, iniciativa, audacia y compañerismo son valores que debéis fomentar y acrecentar en vuestro quehacer cotidiano, como garantía de éxito en el cumplimiento de las complejas y exigentes misiones que tenéis encomendadas.

Vuestra boina verde se ha convertido ya en un símbolo de prestigio y eficacia. Vuestro esfuerzo y trabajo diario, unido al de cuantos os han precedido en el paso por estas Unidades, ha merecido el reconocimiento general de la sociedad. Hoy podéis sentiros orgullosos de lo alcanzado y necesariamente comprometidos con un futuro de paz y seguridad para nuestra Patria.

Como Madrina de esta Bandera que os entrego, expreso mi compromiso permanente de afecto con esta Unidad, al tiempo que os pido sepáis honrarla siempre con vuestro exigente cumplimiento del deber para beneficio de nuestra sociedad.

 

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+