Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Asamblea Anual de Cotec

Madrid, 22.06.2006

V

engo con mucho gusto a presidir un año más la Asamblea de Cotec, que nos permite reflexionar sobre la situación de la tecnología y la innovación en España.Mucho me alegra ver que, una vez más, habéis acudido a esta importante cita; contribuís con ello a resaltar la trascendencia que tiene para nuestro país el saber aprovechar las grandes oportunidades que el cambio tecnológico nos ofrece.Dependemos, y seguiremos dependiendo cada vez más, de la fuente de riqueza que la tecnología y la innovación representan. Es más, posiblemente sean la única fuente de riqueza que podamos hacer crecer en los próximos años. Para lograrlo, debemos ser capaces de suplir una serie de carencias, que podemos identificar al comparar nuestro tejido productivo con el de países tecnológicamente más avanzados.Estoy convencido de que podremos seguir avanzando y cosechar nuevos éxitos en este ámbito, que sean fiel reflejo del envidiable dinamismo y capacidad de modernización demostrados por España, gracias al marco de estabilidad y convivencia democrática que nos dimos hace casi treinta años.En efecto, nos llena de orgullo comprobar cómo, también en el campo tecnológico, España revela una singular capacidad de transformación que, aunque no resulta tan rápida como desearíamos, ofrece ya ejemplos que muestran la creciente vitalidad de nuestras empresas.Hemos podido comprobar que la I+D empresarial está creciendo a buen ritmo y de forma continuada.También vemos con satisfacción cómo nuestras empresas, en un número que ha desbordado todas las expectativas, han sido capaces de asumir el reto de desarrollar proyectos tecnológicos de una complejidad sin precedentes. Sólo fijándonos objetivos ambiciosos avanzaremos al ritmo más intenso que, como se viene insistiendo desde Cotec, España necesita.Y es precisamente la ambición de estos objetivos lo que reclama, cada vez con mayor firmeza, la colaboración entre dos colectivos tan distintos como el académico y el empresarial.Distintos, porque la comunidad científica debe anteponer el rigor a la urgencia, mientras que las empresas persiguen la primacía en ofrecer al mundo los resultados de su investigación.Distintos también, porque la comunidad científica debe perseguir ante todo la excelencia, sin supeditar los resultados a los medios disponibles, mientras que las empresas buscan ante todo la eficiencia, es decir, los mejores resultados con los mínimos medios.Pero, afortunadamente, pese a estas diferencias, empresarios y académicos también tienen muchos valores en común. Valores como el sentido de responsabilidad y la asunción de riesgos, que deben ser la base del gran valor común que representa la colaboración; un valor que la sociedad española puede percibir y debe asumir, porque sólo a través de la colaboración podremos alcanzar los ambiciosos objetivos que aquí se han planteado.Las empresas también deberán colaborar entre sí. Las grandes empresas, asumiendo su papel tractor de la tecnología de las medianas y pequeñas, y estas últimas aunando sus esfuerzos para compartir recursos básicos.Y esta colaboración deberá tener, además, una dimensión europea, pues nuestro mercado único -conseguido con tanto esfuerzo- es ahora solamente una parte del inmenso mercado mundial.Por esta razón, depositamos nuestra confianza en el gran potencial de Cotec Europa que, además de asegurar la colaboración entre las empresas portuguesas, italianas y españolas, está orientada a conseguir sinergias de ámbito europeo, surgidas de proyectos concebidos y definidos a partir de los intereses de nuestros tres países.Me consta que ante esta Asamblea de Cotec no es necesario defender el valor de la colaboración. Vuestros logros, que la sociedad española reconoce, son fruto de una colaboración creativa y desinteresada que, bien sabéis, tengo en muy alto aprecio.No puedo por menos que seguir ofreciendo a todos mi apoyo y colaboración en esta importante tarea que nos mueve y convoca, a fin de garantizar el mejor desarrollo futuro de España y el creciente bienestar de todos los españoles.Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+