Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al Mundo de la Cultura en el CLXXV Aniversario de la Fundación del Museo del Prado

Madrid, 01.12.1994

A

la Reina y a mí nos produce una gran satisfacción encontrarnos hoy aquí en el Museo del Prado, rodeados de unos tesoros cuyo origen se hunde en las lejanas raíces de nuestra historia.

El Museo del Prado es ya de forma inamovible una de nuestras más importantes instituciones culturales y una de las que, por su significación y belleza, los españoles nos sentimos más responsables y también más orgullosos.

En los últimos años hemos venido asistiendo con regularidad a acontecimientos y manifestaciones diversas que aquí han tenido lugar: apertura de salas renovadas que han ido constituyendo, paso a paso, el conjunto de una modernización general del Prado; exposiciones que han valorado con rigor aspectos de la historia del arte y de la pintura, y, sobre todo, hemos visto la restauración de muchas obras, lo que constituye una de las tareas fundamentales del Museo en la conservación de nuestro rico patrimonio.

En el marco de la celebración de los primeros ciento setenta y cinco años del Prado, nos satisface asistir a la nueva instalación de la galería principal del Museo, su sala más noble y el eje central de sus colecciones, dedicada a la pintura española que llena ahora, de nuevo, la noble y monumental arquitectura concebida en el siglo XVIII por otro de nuestros grandes artistas, el arquitecto Juan de Villanueva.

Las obras de arte que nuestros antepasados los Reyes de España fueron adquiriendo a lo largo de los siglos como testimonio de su amor a las artes y como símbolo visible del deseo de engrandecimiento de España, fueron cedidas a la nación en el siglo xix, pasando entonces los mejores tesoros de las colecciones reales al Museo del Prado. Es ahora emocionante para nosotros saber que aquellas tres mil pinturas y las esculturas y otros numerosos objetos artísticos que formaron inicialmente el Museo, se han triplicado en nuestros días.

Las obras aquí expuestas han venido cumpliendo la función para la que fueron destinadas y han servido en el curso de estos ciento setenta y cinco años para el deleite, el conocimiento y el fomento de las artes. Aquella idea inicial que tomó cuerpo el 19 de noviembre de 1819, cuando el Museo del Prado abrió por primera vez sus puertas al público, es ahora y podemos decirlo con orgullo y satisfacción, una de las más bellas realidades con las que cuenta España.

El Museo del Prado seguirá cumpliendo años y renovándose a sí mismo con el esfuerzo y la colaboración de todos. Deseamos a esta noble institución que se afiance en el camino que emprendió un día, un camino en el que siempre tendrá el apoyo más entusiasta de la Corona.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+