Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a los participantes en la Conferencia Anual de la Cámara de Comercio Internacional

Barcelona, 28.05.1986

C

elebro mucho la decisión tomada por la Cámara de Comercio Internacional de elegir España para celebrar su VII Conferencia, que me permite asistir a esta sesión de apertura y dirigir a todos los asistentes un saludo muy afectuoso.

Para nuestro país, 1986 es un año de especial significación en lo que concierne a su apertura hacia el exterior y a la clarificación y afianzamiento de sus posiciones en la escena internacional. Un hito importante en el arduo proceso de inserción de nuestra economía en un marco de relaciones comerciales más transparentes y libres. Esto exige un gran esfuerzo cotidiano por parte de cada uno de los agentes económicos para hacer frente a las condiciones de competencia creciente en el mundo de las empresas. Del éxito obtenido en este aspecto dependen la paz y el bienestar social futuros.

Es de resaltar que las Cámaras de Comercio, que celebran su Primer Centenario en España, han asumido un papel importante en esta internacionalización de la economía española, y con sus contactos y presencia en los organismos internacionales de Cámaras, son un gran instrumento para facilitar el acceso de nuestras empresas a todos los mercados. Constituyen, al mismo tiempo, a escala nacional, un forum importante de consulta e información, siempre en aras de la defensa de los intereses económicos generales.

La Cámara de Comercio Internacional, fundada en 1919, tiene como pilares fundamentales de su actividad la causa del mercado libre y de la libertad de empresa, y no podemos olvidar que su gestión y sus servicios están orientados a apoyar al mundo empresarial en su labor de fomentar el desarrollo económico internacional.

El hecho de que en ella estén representados los legítimos intereses de los empresarios de cincuenta y ocho países ante los distintos gobiernos y ante las organizaciones internacionales y el ser órgano consultivo en el ámbito de las Naciones Unidas, nos da idea de la importancia de este organismo que hoy se reúne en Barcelona.

Y el tema elegido para centrar los debates de esta VII Conferencia es símbolo de la trascendente labor de la Cámara de Comercio Internacional.Esclarecer las prioridades internacionales de las empresas para la próxima década es una tarea difícil, en la que habrá que tener en cuenta no sólo las razonables expectativas del beneficio económico y la mayor rentabilidad de las inversiones, sino los grandes problemas que azotan a nuestras sociedades, tales como el paro o las situaciones endémicas de subdesarrollo en que se encuentran sumidas grandes áreas del planeta.

Asumir el reto de la próxima década teniendo en cuenta todas esas variables es lo que más honra a los empresarios y lo que les califica como motor esencial e imprescindible para el desarrollo y la mejora del bienestar de todos.

La respuesta es difícilmente concebible sin una mayor cooperación internacional que, liberalizando el comercio mundial, dé lugar a una mejor y más eficaz utilización de los recursos, promueva los necesarios flujos de capitales entre estados y tenga muy en cuenta los problemas del tercer mundo, cuyo desarrollo futuro no es sólo una cuestión de justicia sino un elemento esencial para el mantenimiento del equilibro y la paz mundial.

Todos estos temas van a ser abordados en las distintas sesiones y la autoridad de las personalidades del mundo económico que van a participar en esta Conferencia y el acervo y el prestigio de las instituciones que la patrocinan serán la mejor garantía del éxito de los resultados.

Un éxito que muy sinceramente les deseo al declarar inaugurada la VII Conferencia Anual de la Cámara de Comercio Internacional.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+