Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a los participantes en la V Conferencia Ministerial Eureka

Madrid, 15.09.1987

S

eñoras y señores Ministros, señoras y señores Delegados, al darles la bienvenida a España, quisiera expresarles mi satisfacción como español y como europeo, porque hoy nos encontremos reunidos aquí con motivo de esta V Conferencia Eureka.

Eureka es un signo más de la voluntad de los europeos de que este viejo continente siga siendo una potencia económica, tecnológica y científica de primer orden. También es una muestra de la conciencia, cada vez más arraigada en nuestros pueblos, de que ello sólo es posible mediante la cooperación entre los países europeos, animada por un decidido aliento político.

Eureka está demostrando, además, ser un instrumento eficaz y original para impulsar, simultáneamente, la integración europea en el ámbito tecnológico y empresarial, y el desarrollo de nuestras economías.

Eureka ha tenido un fuerte impacto sobre empresarios e investigadores europeos. La prueba está en el importante número de empresas y centros de investigación de diferentes países que se han asociado para llevar a cabo proyectos de alta tecnología, difícilmente abordables por una sola empresa y para un solo mercado.

Como consecuencia de ello, se están aportando muchos medios humanos y financieros en común para desarrollar áreas tecnológicas que con un horizonte exclusivamente nacional tal vez se habrían abandonado.

Esta forma de colaborar va tejiendo una red de relaciones industriales estables, que garantizará el que Europa pueda sentar las bases para enfrentarse con éxito a la revolución tecnológica.

Cada una de las naciones que integran nuestro continente tiene la legítima vocación de estar en la primera línea del progreso técnico y de participar del desarrollo económico resultante. Pero todos los europeos debemos ser conscientes de que el éxito ha de ser de todos, o probablemente no lo sería de ninguno.

La iniciativa Eureka ha venido así a complementar otras iniciativas comunitarias y europeas en el campo de las nuevas tecnologías. Todas ellas constituirán el motor del crecimiento de la economía europea, que debe servirnos para ir erradicando del suelo europeo el paro y las desigualdades sociales y regionales, así como garantizarnos el florecimiento científico y cultural de Europa en un marco de una mayor integración política.

La voz de Europa en el mundo ha de ser, de manera cada vez más acentuada, la de la razón y la del equilibrio, sustentada en una cultura común arraigada en sus pueblos. Para ello, es necesario que Europa supere las barreras que aún existen y que la presencia europea en el ámbito científico y tecnológico internacional tenga cada vez más fuerza.

Me permito animarles, señoras y señores Ministros, a proseguir en el camino ya emprendido. Ideas como el Proyecto Eureka, llevadas a la práctica de forma tan eficaz y armoniosa, constituyen la mejor prueba de la existencia de esta voluntad integradora.

Confiemos en que esta V Conferencia Eureka marque un hito destacado en este proyecto, alumbrando nuevas iniciativas y aunando nuevas voluntades e intereses de cooperación.

Deseamos que su estancia en nuestro país sea muy grata, en la seguridad de que la labor que desarrollen en este día ha de ser sumamente fructífera para el Proyecto Eureka y para el futuro de Europa.

Queda inaugurada la V Conferencia Ministerial de Eureka.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+