Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a los parlamentarios de la Comunidad Foral de Navarra

Olite, 09.02.1988

S

eñor Presidente del Gobierno de Navarra, señor Presidente del Parlamento, dignísimas autoridades, considero una feliz circunstancia el que sea en esta ciudad de Olite, tan rica en tradiciones como en grandeza por su fuerte personalidad y por su amor a la patria, donde pueda dirigirme a vosotros, durante este viaje que tanto deseábamos y que encierra para la Reina y para mí una singular importancia.

Navarra, su Comunidad Foral, cuyos intereses representáis, vive un momento trascendente en su historia porque ha asumido con profunda responsabilidad, como es habitual en sus hombres e instituciones, las libertades, los derechos y las obligaciones de la democracia.

A lo largo de estos años habéis realizado un gran esfuerzo para contribuir a la construcción de la España moderna, elaborando leyes que favorecen, para todos los ciudadanos, el progreso de una tierra que ha sido siempre avanzada en la historia de España.

Este esfuerzo de modernidad está inspirado por una doble voluntad: la de no renunciar a la propia identidad y la de recoger las posibilidades de un desarrollo socioeconómico dentro de la Constitución.Os felicito por el ejemplo de tenacidad que habéis demostrado en este empeño.

Sé que Navarra es una región plural. Y no sólo políticamente como lo es toda realidad democrática.Es plural también porque habéis sabido mantener las diversas tradiciones culturales o lingüísticas como legado de vuestra historia milenaria.

Realizar el proyecto autonómico respetando los principios de solidaridad y armonía, tanto con el Estado como con las demás comunidades, no es tarea sencilla.

España es variada y a veces polémica en sus características y en sus intereses.

Pero está unida.

Los signos han confirmado la fecundidad de esa unión. Pero también los móviles particulares son propicios a la tentación de caer en egoísmos y equivocaciones.

La posibilidad de que la gran familia española sufriera por la desviación, unas veces ingenua y otras manipulada de sus miembros, es un hecho felizmente superado.

Y en esa superación, el Parlamento Foral ha dado ejemplo de libertad, de prudencia, de respeto a las supremas normas constitucionales y a la soberanía indivisible de España.

La voluntad del pueblo navarro es conservar sus particularidades, pero respetando al mismo tiempo su centenaria identificación con la unidad nacional. La ley orgánica de reintegración y amejoramiento del régimen foral, permite garantizar las competencias propias conservando la dinámica y el valor de la unidad constitucional.

Ese esfuerzo se debe a vosotros.

Estoy convencido de que el protagonismo de la comunidad Navarra ha de dar grandes frutos hacia el futuro, porque, elegidos por el pueblo, realizáis vuestra labor, con plena responsabilidad, en instituciones que unen y articulan el pasado y el presente.

España necesita a Navarra, señores parlamentarios, tal como es, tal como la quieren los navarros: libre, próspera y sobre todo, solidaria con el resto de los pueblos de España.

Os corresponde desde las distintas instancias políticas que representáis trabajar con prudencia, celo y constancia por esa gran Navarra que ha rendido en el pasado de España servicios imperecederos a la nación y que en el futuro seguirá siendo ejemplo de vitalidad, de patriotismo, de justicia y de lealtad.

Os deseo los mayores éxitos en esa labor.

La Corona se identifica y vive con todos los pueblos de España en la voluntad de construir un futuro en el que cada región se sienta fiel a sí misma y a la patria común.

En este sueño que se realiza cada día os pido, como Rey, una vigilia constante y entusiasta.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+