Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la diplomacia española al clausurar el curso de la Escuela Diplomática

Madrid, 15.12.1993

O

tro año más nos alegra volver a la Escuela Diplomática para entregar los despachos a la XLVII Promoción de Secretarios de Embajada a los que damos, junto a sus familiares, nuestra más cordial enhorabuena.

El curso que ahora finaliza constituye la última etapa en la formación teórica de los futuros diplomáticos.

En estas aulas, las sucesivas promociones han profundizado sus conocimientos en las tres áreas que conforman el bagaje fundamental de los profesionales de las relaciones internacionales.

El conjunto de materias históricas, económicas y jurídicas que la Escuela Diplomática imparte, nos permitirán a buen seguro alcanzar una rápida familiarización y un mejor conocimiento de la compleja realidad del mundo en que vivimos.

Pero, la intensa preparación académica que habéis recibido, debe completarse con la labor que comenzáis en estos días, una labor que exigirá un nuevo esfuerzo, el de la participación sin reservas y el entusiasmo en la generosidad.

A la hora de iniciar el desarrollo de vuestra vocación, quiero recordaros que la biografía de los servidores del Estado sólo se corona por el trabajo bien hecho y por la aportación al progreso de la sociedad.

Si estas consideraciones son el punto de partida de vuestra vida profesional, podremos, una vez más, sentirnos satisfechos y seguros de que la juventud que representáis tiene la hondura y energía suficientes para, desde el amor a España, continuar trabajando con el espíritu de entrega y dedicación que siempre han caracterizado a la Carrera Diplomática.

Os animo, por tanto, a que la decisión que habéis mostrado al elegir esta profesión y vuestra tenacidad al poner los medios para llegar a conseguir los despachos que acabáis de recibir las pongáis igualmente al servicio de nuestro país y de la comunidad internacional.

Al felicitaros nuevamente por el inicio de esta nueva etapa, quiero desearos toda clase de éxitos y aciertos en el ejercicio de vuestra profesión.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+