Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al Primer Ministro de Israel Isaac Rabin

Israel(Jerusalén), 09.11.1993

S

eñor Primer Ministro, la Reina y yo queremos agradeceros muy sinceramente este almuerzo que nos ofrecéis con vuestra distinguida esposa, así como la presencia de las personalidades que hoy nos acompañan. Deseo también expresaros nuestro reconocimiento por la hospitalidad y cortesía que nos habéis dispensado.

En un momento como éste en el que el mundo observa con enorme interés los históricos cambios que se están produciendo en Oriente Medio, considero que es de toda justicia rendir tributo a vuestra excelencia y al Ministro de Asuntos Exteriores, señor Peres, por haber tenido la visión de crear esta oportunidad histórica de alcanzar una paz justa y razonable que ponga fin a un conflicto que se ha prolongado demasiado tiempo y que ha costado ya cinco guerras y muchos miles de vidas.

Gracias a vuestro coraje, inteligencia y tenacidad, la paz puede llegar a esta región e israelíes y palestinos, árabes y judíos pueden dejar de ser enemigos para iniciar una andadura de buena vecindad.

La historia y vuestro pueblo os agradecerá intensamente ese papel que habéis decidido jugar.Señor Primer Ministro, el futuro parece más cercano, aunque el camino que resta por recorrer puede presentar aún difíciles obstáculos, sangre y lágrimas. Pero no debe haber lugar para la desesperanza. La paz y la vida deben estar siempre por encima de la guerra y la muerte.La determinación, el valor y el realismo del que han dado prueba todos los dirigentes que han sabido dar este paso histórico, son garantía de que Oriente Medio se encuentra en el umbral de una nueva era.

España apoya todos los esfuerzos que tienden a sustituir la confrontación por la negociación y es firme partidaria de promover la solidaridad, la confianza mutua y el respeto a los derechos de todos los hombres y pueblos. Y desde su dimensión mediterránea, su compromiso en favor de este proceso seguirá manifestándose en sus diferentes niveles.

Mi país desea firmemente que el proceso de paz se consolide y se construya un Oriente Medio en el que prevalezcan la estabilidad, la cooperación y el desarrollo económico.

En ese espíritu invito a todos los presentes a brindar por la paz y hago los más fervientes votos por la ventura personal de Vuestra Excelencia y la de vuestra distinguida esposa, por la prosperidad y bienestar del pueblo de Israel y por la continuidad en el acercamiento entre nuestros dos países.

Lejayim, salud.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+